¡Podemos lograr más incluyendo a los indígenas!

¡Podemos lograr más  incluyendo a los indígenas!

Los indígenas nuevamente a escena por los recursos del presupuesto para el año venidero. Tenerlos como objeto de curiosidad y figuras del folclor nacional y no como sujetos que se saben gobernar bajo sus propias costumbres y usos.

Los originarios de estas tierras, antes de la llegada de los españoles, conocen como nadie su realidad inhóspita y saben de los supinos que los esquilman una y otra vez.

Son desconfiados porque una y otra vez son engañados por funcionarios deshonestos y malvivientes del sistema.

No hay transparencia ni certeza en la aplicación del 80 por ciento del presupuesto destinado a pueblos y comunidades indígenas, ya que se maneja de forma transversal y discrecional, a través de diversas dependencias públicas federales.

El rubro del que sí hay certeza en cómo se han hecho los convenios y se sabe del destino del presupuesto etiquetado es el de los recursos que maneja la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), los cuales ascienden este año a 11 mil 600 millones de pesos.

El uso de la otra parte de los recursos es transversal, equivalente a casi 60 mil millones en el presente año, los cuales son manejados por diferentes secretarías de Estado y se convierten en un fondo tan discrecional, que muchos de los reportes enviados a los diputados son informes generales sin detalles, por lo que no se sabe efectivamente se beneficia a los pueblos autóctonos.

Un ejemplo, es el Programa Nacional de Becas para la Educación Superior (Pronabes), cuyos fondos se desconoce si fueron entregados a los jóvenes indígenas en apoyo a su economía, para que concluyan sus estudios de licenciatura.

Tampoco se sabe cuáles zonas prioritarias autóctonas se atienden, el número de municipios beneficiados y cuánto dinero se les ha entregado; “a la fecha la Comisión de Asuntos Indígenas no tiene esa información, pese a que hemos exhortado a la Sedesol, a la SEP, a la SCT y a todas las dependencias que manejan presupuesto para las comunidades originarias a proporcionarla”, ha denunciado la diputada Eufrosina Cruz.

Refirió también que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) tampoco ha entregado el informe sobre el manejo de los recursos, a pesar de atender los problemas del campo, tema tan sensible para los núcleos indígenas. “Se ha solicitado una reunión con el titular o con algún subsecretario, pero no han respondido”, lamenta.

La Comisión de Asuntos Indígenas de San Lázaro instaló un grupo de trabajo para dar seguimiento al anexo 10 del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) y verificar el uso de los casi 72 mil millones de pesos para esta población en el presente año.

Pese a enviar requerimientos y oficios solicitando información a estas dependencias no han respondido, mucho menos han querido atender a la misma legisladora federal de origen indígena. Además, la comisión ha presentado exhortos a estas dependencias sin que hayan transitado en la Junta de Coordinación Política (Jucopo), parece ser que no son temas importantes.

Atribuyo esta tendencia a la falta de sensibilidad y voluntad políticas, porque no se logran acuerdos y no se da seguimiento a los exhortos propuestos por la Comisión de Asuntos Indígenas.

“Es frustrante como comisión desconocer esa información básica, como cuántos indígenas son apoyados directamente; cuántos jóvenes gozan de una beca; los tramos carreteros que se han terminado o están pendientes”, se duele Eufrosina.

Se requiere tener certeza sobre la atención que reciben las organizaciones indígenas, para coadyuvar al combate a la pobreza y marginación, porque cada año seguimos con las mismas cifras, incluso se agravan y no avanzamos para resolver el problema.

Subrayo que no puede haber subejercicios en áreas tan sensibles como la atención a los pueblos y comunidades indígenas, porque es ahí donde está la mayor pobreza de México, están las carencias de agua, luz, drenaje, falta de educación y acceso a la justicia.

Cruzo los dedos para que el ejercicio del presupuesto 2015 orientado a los pueblos originarios por más de 82 mil millones de pesos, de los cuales arriba de 12 mil 129 los manejará la CDI, haya más compromiso, responsabilidad y transparencia.

Es lo que más urge, por ello espero -ahora si- que realmente los recursos manejados de manera transversal se entreguen a las comunidades indígenas y no los apliquen a otros rubros, ya que la responsabilidad es de todos los sectores con los mexicanos que padecen carencias. ■

 

[email protected]

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70