La literatura infantil; la más difícil de todas para los escritores, señala Andrés Acosta

La literatura infantil; la más difícil de todas  para los escritores, señala Andrés Acosta

■ Este arte ha tenido muchas utilidades a través del tiempo y se ha vuelto más complejo, dice

■ El escritor pone énfasis en acercar a los más pequeños hacia la lectura desde el placer

Las historias dedicadas a los niños y jóvenes que proceden de la Edad Media, no eran para entretener o agradar sino una manera de advertencia con la que los padres a veces de modo terrible, enfrentaban a los hijos con el mundo para decirles: “es difícil, es duro”. La literatura, comenta Andrés Acosta, ha tenido muchas utilidades a través del tiempo y se ha vuelto cada vez más compleja.

El multipremiado narrador agrega que actualmente queda claro para los escritores, que existe una clara separación entre la educación y sus fines didácticos y la literatura. “Sirven a dos amos distintos pero en el fondo la literatura siempre encarna un fenómeno muy humano y dentro de éste están todos los peligros que corremos”.

Hacer literatura dirigida a niños y jóvenes, advierte para el caso de los temas que hoy pueden enfrentarlos a la difícil realidad del país, requiere un grado de especialización bastante alto y por tanto no es asunto de principiantes.

En general, este trabajo requiere el conocimiento profundo de los recursos literarios que a través de la historia de la literatura se han utilizado, pero además, debe depurarse lingüísticamente a tal grado que se acerque a la poesía.

“Las metáforas, los tropos, todos los sentidos que puede tener una palabra y también el uso muy cuidadoso de los términos precisos para definir algo, a diferencia de cuando escribimos para adultos”.

En este último caso, comenta, se puede tomar cualquier tema y punto de vista y ser incluso aburrido, farragoso, complejo o violento, y no hay problema porque el lector destinatario tiene ya un sentido crítico formado, pero no es así el caso de los niños y jóvenes. Desde su experiencia como narrador para públicos diversos, “la literatura infantil es la más difícil de todas”.

Andrés Acosta pone énfasis en el propósito de acercar a la experiencia de la lectura a los más pequeños desde el placer, lo que hace necesario descubrir qué temáticas les gustan. En su caso ha encontrado un punto común con sus lectores infantiles, en el terror, “las historias de vampiros y zombis les encantan y a mí también. Es una feliz coincidencia”.

Esta temática, agrega, ha sido poco explotada en México. “Creo que en la medida en que los escritores volteen a los públicos infantiles y juveniles podrán encontrar lectores en el sentido de que sus obras los atraigan y les llamen la atención”.

Eso es lo que ha hecho Andrés Acosta con El complejo de Faetón (SM Ediciones, 2006) y Subterráneos (SM Ediciones, 2012) cita dos de sus obras de su amplia producción, y a su más reciente novela presentada en el contexto de la 14 Feria Nacional del Libro Zacatecas 2014, Tristania (Ediciones El Naranjo, 2014).

Luego de una amplia trayectoria que ha cosechado numerosas distinciones sumó una más con el Premio Internacional Sor Juana Inés de la Cruz para su poemario infantil El libro de los fantasmas, que dirige a un público de entre seis a 12 años.

Si hacer narrativa para niños es difícil, la poesía eleva el grado de dificultad dice, además de que en su caso este género no ha sido trabajado. “Sí para mí fue muy ambicioso, una locura porque para empezar no escribo poesía”.

En congruencia con su propuesta de que la literatura infantil es producto de la depuración, sacó del cajón una novela de alrededor de 200 cuartillas y la convirtió en 60 textos brevísimos, a veces de entre dos a cuatro líneas y pocas sílabas, que conjuntamente con las ilustraciones de Irma Bastida y otros especialistas,  generaron la obra que aparecerá bajo el sello de Gobierno del Estado de México.

La escritura de la literatura infantil en México tiene ya varias décadas, comenta, pero recientemente se ha generado un boom que involucra a escritores, ilustradores, premios y editoriales. “Sí ha habido un destape y un desarrollo bastante feliz. Invito a que los padres acerquen a los niños a las librerías”, ocasionalmente dice, pueden adquirirse algunos libros, “en lugar de pagar en el cine dos o tres entradas”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70