Sin distingo partidista, políticos dejan sus responsabilidades en «manos de Dios”

Sin distingo partidista, políticos dejan sus responsabilidades en «manos de Dios”

México, DF. Cada vez más y sin distingo partidista, los políticos de distintas entidades quieren dejar sus responsabilidades en manos de Dios.

En Nuevo León, por separado, tres alcaldes entregaron simbólicamente las llaves de la ciudad a Jesucristo; lo mismo sucedió en Baja California, con el edil de Ensenada. El gobernador de Chihuahua consagró a su familia, gobierno y habitantes de la entidad al Sagrado Corazón de Jesús y la Virgen María. Al igual que el mandatario de Durango pidió hacer oración para que Dios trajera lluvias y así enfrentar la sequía.

El 8 de diciembre pasado, un mes después de haber tomado posesión como alcalde de Guadalupe, Nuevo León, el priísta César Garza arrancó la práctica de entregar las llaves de la ciudad y una placa a “Nuestro Señor Jesucristo”, además de abrir las puertas del “municipio a Dios como la Máxima Autoridad”.

El primer día del presente año, el panista del municipio de Juárez señaló que a través de muchas manifestaciones cotidianas, entre ellas el Himno Nacional, los mexicanos reconocen que el destino de la nación fue escrito por el dedo de Dios.

El mismo tipo de acto fue realizado el sábado pasado por la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, cuando también “entregó la ciudad a Jesucristo para que su reino de paz sea establecido”. Pero esta vez el acto desató la furia contra ella, tanto de los políticos del PRI, como de los asiduos a las redes sociales, quienes se pronunciaron por un auténtico Estado laico.

En agosto de 2012 el edil priísta de Ensenada, Baja California, Enrique Pelayo entregó la ciudad a Dios, en un acto de evangelistas. De acuerdo a un video que se puede consultar en Youtube en el link http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=xIgjAZV_uiI.

El 20 de abril de este año, el gobernador priísta César Duarte, participó en un evento convocado por la arquidiócesis de Chihuahua y las seis diócesis del estado, donde acudieron más de diez mil católicos.

En la ceremonia el gobernador expresó: “yo, César Duarte Jáquez por este medio me consagro a mi mismo, a mi familia, a mi servicio público en la sociedad, pido al sagrado corazón de Jesús que escuche y acepte mi consagración, que me ayude a la intercesión del inmaculado corazón de María, le entrego a Dios y a su divina voluntad todo lo que somos, todo lo que tenemos en el estado de Chihuahua.

Por su parte, el gobernador priísta de Durango, Jorge Herrera Caldera, solicitó el pasado 28 de mayo a los duranguenses que le pidan a Dios mandar lluvias a la entidad, la cual enfrenta situación crítica por la sequía, lo que impulsó a las autoridades estatales a solicitar apoyo extraordinario a las autoridades federales.

Asimismo en la entidad, los candidatos de los partidos Acción Nacional y del Trabajo recibieron el 6 de mayo la bendición papal por conducto del arzobispo del estado, Héctor González Martínez, porque aspirantes y dirigentes de ambos partidos firmaron un compromiso con la Iglesia católica para “proclamarse a favor de la vida y el bienestar social”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70