10.8 C
Zacatecas
jueves, 22 febrero, 2024
spot_img

■ La mala imagen del personaje se debe al cine de Hollywood, “historiadores de quinta” y la derecha

“A Villa lo asesinaron con balas, letras, discursos y mentiras; lo estamos reviviendo en este momento”

■ Quienes le llaman violador ignoran que en la División del Norte este acto estaba condenado con la muerte

■ Su estrategia fue estudiada por el sub Marcos e instituciones de Francia, Finlandia y República Dominicana

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRO ORTEGA NERI •

“Villa es cualquier cosa, menos políticamente correcto”, dijo tajantemente el escritor Paco Ignacio Taibo II, al preguntarle sobre la figura de El Centauro del Norte en una época en la que impera lo políticamente correcto y la cultura de la cancelación, impulsada muchas veces por la visión conservadora del personaje. La respuesta la dijo en el marco de la conferencia de prensa, que ofreció en el Museo Manuel Felguérez, en compañía de los otros dos estudiosos de Francisco Villa: Pedro Salmerón y Jesús Vargas, con quienes ha emprendido la gira de conferencias denominada “Ruta Villa vive, la patria sigue” para conmemorar el centenario luctuoso del revolucionario. 

- Publicidad -

“Villa no es políticamente correcto, no lo era. Entre otras, porque lo políticamente correcto es un invento del Siglo 21, un invento muy pendejo, pero es una fabricación. Entonces es cierto, estamos en un momento de confrontación ideológica, política, entre la imagen popular del villismo y la del conservadurismo, están desatados. No les gusta Villa y algunos ideólogos del conservadurismo son muy militantes. En estos últimos meses ha habido dos editoriales de Aguilar Camín; dos de Pascal del Río, y en el Reforma, el ideólogo de la derecha Fray Bartolomé ha dedicado tres editoriales diciendo que Villa qué feo, qué asqueroso, violador, y alimentan la leyenda negra”. 

Pero la leyenda negra no es nueva, aseguró el director del Fondo de Cultura Económica (FCE), sino que nace con la muerte de Pancho Villa y con la victoria del obregonismo y el callismo, pero se ha alimentado a lo largo de los años y lo sorprendente, dijo, es que es poco sostenible. “La leyenda negra se ha alimentado de basura pura y se reproduce”, aseveró, visión a la que ha contribuido el cine de Hollywood e “historiadores de quinta”. 

La derecha conservadora
jamás menciona que
la contrainsurgencia
arrasa pueblos y hay
violaciones registradas

Por su parte, Pedro Salmerón Sanginés señaló que esta leyenda negra es “profundamente hipócrita” y “de una doble cara abrumadora”, pues quienes le llaman a Villa violador ignoran que en la División del Norte la violación estaba condenada con la muerte. Lo que sí es real, precisó el historiador, es que Villa mandó fusilar mujeres cuando éstas se asumían como combatientes. Pero la derecha conservadora jamás menciona que la contrainsurgencia, la de Huerta y Carranza, arrasa pueblos y hay violaciones masivas que sí están registradas. “No se habla de la violencia contrainsurgente, sólo de la insurgente”. 

“La derecha es hipócrita y tiene un doble rasero para juzgar la historia y no es la violencia villista lo que odian, es Villa, es la Revolución, el origen popular. Eso es lo que odian, pero lo disfrazan y le ponen esta máscara hipócrita”, aseveró. 

Asimismo, el autor de La cabeza de Villa aprovechó para refutar que les digan a ellos que son historiadores oficialistas, pues todo lo que han publicado sobre el revolucionario fue antes de 2018 cuando eran oposición y su posición sigue siendo la misma, dijo, no ha cambiado. “Una vez más, mienten con todos los dientes”. 

Por su parte, Jesús Vargas Valdés señaló que no es la preocupación, de quienes conforman esta ruta, borrar del imaginario social a quienes denostan a Villa o quienes lo odian. La tarea que se fijaron, desde que se anunció que 2023 sería nombrado el Año de Villa, fue provocar mejor conocimiento sobre la figura de El Centauro del Norte y no enfrentar, incluso, a quienes usan los medios para atacar a Andrés Manuel López Obrador por haberle dedicado el año al revolucionario. 

“¿Cómo no lo vas a querer, chingada madre?”

Con el auditorio del Museo de Arte Abstracto “Manuel Felguérez” abarrotado, Paco Ignacio Taibo II dejó claro, desde un principio, que el acercamiento a Francisco Villa se da desde tres posturas distintas: desde la simpatía y la vinculación emocional; desde el odio furioso, la calumnia y el miedo, y finalmente, con absoluto desconocimiento, pero parte de la labor de este año, dedicado a su memoria, es contar quién fue el General de la División del Norte. 

Villa impulsó la
educación mediante
la fundación de casi
una escuela por día

Partiendo de una semblanza atípica, y basándose principalmente en la parte anecdotaria de su monumental biografía, Taibo II desmintió que la estrategia militar de Villa haya sido estudiada por el militar nazi Rommel y por Mao Tse Tung, pero sí por el subcomandante Marcos y en instituciones militares de Francia, Finlandia y República Dominicana. 

Asimismo, el escritor destacó el impulso de Villa a la educación mediante la fundación de casi una escuela por día durante el poco tiempo que fue gobernador de Chihuahua; del desprecio por el dinero cuando Carranza le dio un millón de pesos y comenzó a repartirlo para distintas causas, lo que desconcertó a la burocracia carrancista de origen porfiriano; de que nunca se quitaba el sombrero y quiso comprar un submarino a la milicia rusa, pero mejor gastó el dinero en municiones. 

“Cómo no vas a ser cautivado por un personaje que funda escuelas, bebe malteadas de fresa, que es un genio militar. ¿Cómo no vas a quererlo, chingada madre? Tienes un personaje dotado de una justicia natural, vinculado a la mentalidad de los pobres por delante, primero los desposeídos; que además quiso comprar un submarino, ¿qué más quieres?”, concluyó.  

En Zacatecas, el momento más brillante del villismo

Para Jesús Vargas Valdés, autor del libro Villa bandolero, estar en Zacatecas fue recordar que en esta ciudad tuvo lugar “el momento más brillante del villismo en la historia de la Revolución”, refiriéndose a la Toma de Zacatecas del 23 de junio de 1914. Para este historiador, el momento cumbre de la División del Norte fue aquí porque, después de esa batalla, se resolvió la caída de la dictadura de Victoriano Huerta. 

Vargas Valdés realizó un recorrido por los momentos más importantes del caudillo revolucionario: desde su nacimiento el 5 de junio de 1878; su bandolerismo, de 1894 a 1910; la conversión al gran revolucionario que será determinante en la caída de Huerta, y su lucha contra la dictadura de 1916 a 1920, periodo en el cual incluso planeó secuestrar a Venustiano Carranza, hasta su muerte el 20 de julio de 1923, luego de una vida pacífica como jefe de una colonia militar, como siempre había sido su deseo. 

“Sostengo que el 20 de julio es asesinado por las balas dirigidas desde Palacio Nacional. Se le asesina con balas y con letras y con discursos, con mentiras. Se le asesina de la historia durante 50 años y lo estamos reviviendo en este momento”. 

“¿Villa violador? Es una patraña”

Finalmente, Pedro Salmerón Sanginés, discrepando de su antecesor, señaló que la Toma de Zacatecas no debe verse como la mejor batalla de Villa y la División del Norte, pues enfrentaron a un ejército federal moralmente vencido. Más bien, consideró la Toma como un “alarde propagandístico y de fuerza” para la siguiente guerra de los revolucionarios. 

Por otro lado, aprovechó para refutar lo que la derecha “rastrera y mentirosa” ha tomado para acusar a Villa de asesino de mujeres y violador. “Saben qué tipo de acusaciones nos pueden calar”. No obstante, reconoció que el revolucionario sí mandó fusilar mujeres cuando se asumían como combatientes, pero lo más “esperpéntico” de la derecha es cuando aseguran que las quemaba vivas, como sí lo hizo Iturbide y los franceses, en tanto que el ejército Carrancista fusiló a esposas de soldados.

En el caso de la acusación de violador, el historiador recordó la entrevista que Pancho Villa sostuvo con el periodista John Reed, a quien el revolucionario le preguntó si conocía un testigo o testimonio de una mujer que él haya violado, obteniendo una negativa como respuesta. “Es una patraña… En la División del Norte la violación estaba castigada con la pena de muerte”, concluyó. 

La ruta continuó este viernes en Durango, por la tarde, para dar paso, este 22 de julio, en Torreón, por la mañana, y Parral, por la tarde; en tanto, el domingo 23 de julio se trasladarán a la capital de Chihuahua, y el domingo 24 culminarán con dos presentaciones en Ciudad Juárez. 

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img