26.4 C
Zacatecas
lunes, 22 abril, 2024
spot_img

■ Esa instancia no está a la altura para resolver desafíos como los de Gaza y Ucrania, recalca en la cita del G-20

En «parálisis», el Consejo de Seguridad de la ONU: Brasil

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Río de Janeiro. Las divisiones sobre las guerras en Gaza y Ucrania marcaron ayer la reunión de cancilleres del Grupo de los 20 (G-20) en esta ciudad, en la cual Brasil criticó duramente la parálisis del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para resolver ambos conflictos.

- Publicidad -

La cita, la primera de alto nivel de este foro internacional, que este año preside Brasil, tiene lugar en plena controversia por las declaraciones del presidente del gigante sudamericano, Luiz Inácio Lula da Silva, quien acusó a Israel de cometer genocidio en la franja de Gaza durante su guerra contra Hamas desde el pasado 7 de octubre. Se da también cuando el conflicto entre Rusia y Ucrania entra hoy en su tercer año.

Las instituciones multilaterales no están debidamente equipadas para lidiar con los desafíos actuales, como demuestra la inaceptable parálisis del Consejo de Seguridad sobre Ucrania y Gaza, acusó el canciller brasileño, Mauro Vieira, ante sus pares al abrir el encuentro. Ese estado de inacción implica directamente la pérdida de vidas inocentes, denunció.

Lula instó a una profunda reformulación de los organismos multilaterales de gobernanza mundial, en especial del Consejo de Seguridad, que ha fracasado reiteradas veces en alcanzar acuerdos sobre las guerras en Gaza y Ucrania debido a los vetos de Estados Unidos y Rusia, dos de sus cinco miembros permanentes y con derecho a aplicar esta medida. También lo ha pedido para la ONU, la Organización Mundial de Comercio y los bancos multilaterales, con la intención de impulsar una mayor representación de los países en desarrollo.

Estados Unidos vetó hace unos días una resolución en el Consejo de Seguridad que pedía el alto el fuego inmediato en el enclave palestino.

Brasil está profundamente preocupado por la situación internacional actual, en relación con la paz y la seguridad, comentó Vieira, y mencionó la proliferación de conflictos en todo el mundo, no sólo en Ucrania y la franja de Gaza, sino en más de 170 lugares, de acuerdo con algunos estudios.

Destacó que se gastan más de 2 billones de dólares al año en presupuestos militares a escala internacional y que la mayor parte de ese dinero se debería destinar a los programas de ayuda al desarrollo.

Si las desigualdades y el cambio climático representan amenazas existenciales, no puedo evitar sentir que carecemos de acciones concretas en estos temas, subrayó Vieira, y añadió: éstas son las guerras que debemos pelear en 2024.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, comentó que los países del G-20 deberían atraer a grandes asociaciones de integración del sur global para que participen plenamente en el trabajo del grupo.

El año pasado, en la cumbre de líderes en Nueva Delhi, acordamos que el fortalecimiento de las instituciones globales debería realizarse por medio del aumento de la voz de los países en desarrollo. La Unión Africana se ha unido a nuestras filas. Creo que no debemos detenernos ahí y necesitamos hacer que las principales estructuras de integración de otras regiones del sur global participen con equidad en nuestro trabajo, sostuvo Lavrov en la sesión plenaria.

Horas antes de iniciar la cumbre, durante una reunión con Lula, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, expresó su desacuerdo con las declaraciones del brasileño sobre el genocidio en Gaza, informó un alto funcionario del Departamento de Estado.

El presidente sudamericano comentó el domingo pasado a reporteros en la cumbre de la Unión Africana que se realizó en Etiopía que lo que está ocurriendo en la franja y al pueblo palestino no se ha visto en ningún otro momento de la historia. En realidad, sí, cuando Hitler decidió matar a los judíos.

La comparación indignó a Israel, que declaró al mandatario izquierdista persona non grata. En respuesta, Brasil convocó al embajador israelí y llamó a consultas al suyo en Tel Aviv.

También abordaron las gestiones para facilitar la liberación de todos los rehenes, aumentar la ayuda humanitaria y mejorar las protecciones para los civiles palestinos.

Sobre el conflicto ruso-ucranio, Blinken aseguró que Washington no ve las condiciones para una mediación diplomática, detalló la fuente.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -