La nueva etapa legislativa de la 4T

La nueva etapa legislativa de la 4T

Cuando recién triunfo electoralmente el movimiento de La Cuarta Transformación, distintos analistas políticos, columnistas, académicos y en general distintos personajes de la vida política y social, advertían que el proceso de transformación en el que se encauzaría nuestro país, llevaría su tiempo, su proceso y que sería por etapas, sobre todo en el tema legislativo.

En cuanto al tema de las grandes reformas legales que México necesita para consolidar una real y autentica transformación, se ha dicho que se aprobarían en 2 etapas; la primera, sería en los primeros 3 años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la segunda, durante la última mitad de su gobierno. Esto quiere decir que en lo que respecta a los diputados federales, serían entonces, 2 distintas legislaturas las encargadas de impulsar todas las iniciativas que el Presidente necesita para sentar las bases de la 4T.

La presentación de la iniciativa de la Reforma Eléctrica, por su importancia, por su trascendencia internacional y por su aspecto nacionalista, representa, en mi opinión, el inicio formal de la segunda etapa de las grandes reformas que tiene preparadas el Presidente Andrés Manuel, para completar su estrategia de cimentación de La Cuarta Transformación.

Se dice, que para calmar los nervios de todos aquellos sectores importantes como el empresarial, minero, petrolero, financiero, etc., que le tenían (o tienen) un miedo injustificado al proceso de transformación que comenzaría en México a partir del gobierno Obradorista, el Presidente se comprometió a que durante los primeros 3 años de su gobierno, no impulsaría reformas a la ley en temas “delicados” como el energético, el fiscal y probablemente el político; es decir, que no llegaría tumbando las principales reformas estructurales de Enrique Peña Nieto, sino que sería hasta después de 3 años de gobierno cuando pisaría esos callos; con excepción de la mal llamada Reforma Educativa del sexenio anterior, la cual sí fue eliminada de inmediato. Como ya pasaron los primeros 3 años de gobierno, la segunda etapa de reformas importantes para la 4T está en marcha; la propuesta de Reforma Eléctrica presentada esta semana por el Presidente Andrés Manuel, es prueba de ello, pues es el anuncio claro, de que la Reforma Energética de Peña Nieto va para atrás y México tendrá de nueva cuenta soberanía en temas energéticos.

El simple transcurso del tiempo no es el único indicativo de que la 4T ha iniciado su segunda etapa de grandes reformas, no estamos hablando de simples modificaciones a la ley, no se trata de reformas simples donde se quita un texto para poner otro prácticamente igual; nos estamos refiriendo a que en estos últimos 3 años de gobierno, vendrán importantes reformas constitucionales en temas donde hay grupos muy poderosos involucrados, no solo de nuestro país, sino las elites mundiales también verían tocados sus intereses; es por ello que los niveles de aprobación del Presidente, el cumplimiento de sus compromisos en otras áreas o sectores y la falta de credibilidad moral y política de la oposición también son un factor importante para el éxito de la Reforma Eléctrica y las demás que vengan en estos próximos 3 años.

En temas energéticos, gracias a la Reforma Energética de Peña, en nuestro país ya se experimentó con la visión neoliberal; esa visión que le apuesta a que el capital privado se haga cargo de las energías en nuestro país; una visión, que nos prometió precios más bajos en cuanto electricidad, gas y gasolina; una visión que intentó convertir a PEMEX y a la CFE en simples espectadores y testigos de la explotación energética en nuestro país. Pues bien, ya pasaron varios años de la tan mencionada Reforma Energética peñista; ahora tocará darle la oportunidad a una visión más nacionalista en temas energéticos, una visión en la que aún no se han terminado la gallina de los huevos de oro. No es un tema sencillo de abordar ni para el gobierno, ni para la oposición, será un tema trascendental y será la punta de lanza de las siguientes reformas como la hacendaria que sin duda causará polémica.

Esta segunda etapa de reformas de la 4T, presenta un escenario político un poco peligroso. En la cámara de diputados, Andrés Manuel ya no cuenta con la misma mayoría que en la pasada legislatura; el bloque de legisladores de la coalición “Juntos Haremos Historia” aun no es de lealtad “calada”, debido a factores como el desaseo en la selección de candidaturas dentro de morena y la tan cuestionada alianza con el Partido Verde, dan motivos suficientes para sospechar que puede haber probabilidades de que no todos los votos sean 100% pro 4T o que salga caro obtener la mayoría que se espera. Además, aun y cuando todos los legisladores del bloque oficialista jalaran parejo, no se completa la mayoría calificada necesaria para lograr reformar la Constitución Política. Aun y con lo anteriormente dicho, AMLO es un experto de la política y sabrá obtener la mayoría necesaria para aprobar las reformas que terminarán de sentar las bases de la 4T.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ