La Legislatura 64: retos y pendientes

La Legislatura 64: retos y pendientes

Sin duda el reto caliente e inmediato es resolver el caso del Issstezac. Las absurdas amenazas de algunos miembros de la legislatura 63 en el sentido de ‘desaparecer el fondo’ quedaran en la anécdota para ponerse a trabajar una ley que realmente se enfile a la solución del problema. Para lo cual, implicará que se empapen de los estudios ya realizados, generan los foros de participación sobre la base de que esta ley en particular deberá salir con humo blanco de un genuino parlamento abierto. Y no sólo la incidencia de los derechohabientes deberá estar garantizada en el espacio legislativo, también en el órgano colegiado de gobierno del Issstezac se deberá ampliar para que todos los implicados estén contemplados. La solución será legítima o no será.

A la Legislatura 64 le toca un Ejecutivo del mismo color de la mayoría parlamentaria. Luego entonces, no tendrán pretextos para no generar los cambios que Zacatecas necesita para detonar el desarrollo de la entidad. El Gobierno Federal, el Ejecutivo estatal son del mismo color partidario, y la mayoría de la Legislatura están en ese tono. En este contexto, la meta más inmediata es la aprobación de la ley de ingresos para el estado de Zacatecas en el marco del paquete económico ya presentado (ayer) en la Cámara De Diputados federal por parte del nuevo secretario de Hacienda. Por lo pronto se observa que el presupuesto para Zacatecas estaría muy apretado, con algunos faltantes importantes. En este caso, el Ejecutivo estatal deberá coordinar el trabajo de legisladores federales para mejorar el escenario en México la partida para Zacatecas y los legisladores estatales para armonizar la Ley de Ingresos local.

Otra de las funciones de la Legislatura es la rendición de cuentas: revisar las cuentas y evaluar el desempeño del gobierno estatal. Hasta el momento no se ha logrado mejorar esa práctica en las legislaturas anteriores. Los formatos de informe de labores y las famosas glosas, no pasa de ser una simulación o un teatro del absurdo. Un reto esencial será que eso pueda modificarse para que la retroalimentación de la acción de los programas del gobierno mejore. Sin embargo, la composición de la cámara no da esperanza para que eso ocurra.

Como la Legislatura 63 estuvo entre un grupo de diputados bajo los intereses del ejecutivo (hasta poco antes de su terminación) y un grupo de Morena poco audaz y torpe, quedaron muchos temas en la congeladora. Una iniciativa importante que fue congelada fue la Ley para la Incidencia ciudadana, que establece los mecanismos de cómo la sociedad organizada puede intervenir en todo el ciclo de la política pública, desde los procesos de diagnóstico, diseñar los programas y participar en la implementación de los mismos. De lograr aprobar algo así, el salto sería importante. También la nueva iniciativa sobre prevención del delito y, lo dijimos ayer, la ley para armonizar la despenalización del aborto. Es la Legislatura que termina en el 2024, año de votaciones federales definitivas, por tanto con responsabilidad de lograr cosas importantes en los 3 años que vienen. Pero (otra vez): la composición de la cámara no da esperanzas. Veremos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ