Despenalización del aborto: La Corte se vistió de pañuelo verde

Despenalización del aborto: La Corte se vistió de pañuelo verde

El Estado tenía poder sobre el cuerpo de las mujeres. Y como no hay distinción entre el cuerpo y su persona, pues las mujeres como tales estaban oprimidas por una legislación que criminaliza su libertad y su futuro. La libertad para que alguien que está sufriendo y quiera acabar de forma digna el sufrimiento con la muerte de sí, no puede ser asistido. Esto es, la agenda de temas sobre derechos sobre el cuerpo es variada, pero inicia sin duda alguna con el tema del derecho a la interrupción del embarazo. En otras palabras, con la liberación que significa la despenalización del aborto se inicia la carrera por todos los derechos sobre el cuerpo.

El hecho de que no haya emitido el criterio de la corte para no penalizar a las mujeres que interrumpan su embarazo en las condiciones señaladas, obliga a jueces a aplicar ese mismo criterio que, a la vez despenaliza esa práctica en otras partes distintas de Coahuila. El objetivo es que, formando jurisprudencia, toma fuerza de Ley.

Así las cosas, las Legislaturas estatales deberán adecuar su legislación en el tema; lo cual significa que a la 64 Legislatura le tocará discutir ese tema que ha sido vetado en el pasado cercano. Aunque ahora la discusión es especial, porque los órganos legislativos no tienen mucho margen para oponerse. ¿Cómo se comportarán los grupos mayoritarios en la Legislatura, especialmente el de Morena? En el pasado, una buena parte de esa fracción se opuso a los derechos del cuerpo, con los tradicionales argumentos conservadores. Muchos de los legisladores actuales son del mismo grupo político, ¿cambiarán su parecer o crearán alguna resistencia? Es evidente que el PAN hará lo propio: oponerse con el estribillo de ‘el derecho a la vida’ que confunde a un cigoto con una persona.

Un cigoto no es una persona y la ley permite interrumpir el embarazo antes de las 12 semanas, así que ni siquiera se trata de la extracción de un feto, sino de un embrión. Y un embrión no es un feto. Las fotografías de los antiabortistas donde aparecen extrayendo un feto de meses, no responde a la realidad, es un engaño para generar sentimientos en contra de la propuesta. Que, claro está, cada vez surte menos efecto.

No por la acción de los legisladores en acciones afirmativas por los derechos se van logrando avances, sino por efecto de los dictámenes de la Suprema Corte. Igual ocurrió con los matrimonios igualitarios. La idea de que la maternidad es y debe ser deseada va caminando. Y ningún avance en esta agenda es explicable sin la fuerza y determinación del movimiento feminista. En sentido estricto es un triunfo del movimiento del pañuelo verde. No es un regalo de los ministros, que hace unos años votaron lo mismo en contra. Ahora se gana debido en gran parte a los efectos concientizadores del movimiento social de las mujeres. Vivimos una verdadera revolución cultural en ese aspecto de la vida social: ha entrado en los hogares, las escuelas, las fábricas, medios de comunicación y, sin duda, en La Corte. Los valores se van pintando de verde.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ