Alumnos de preparatoria esperan con ansias el regreso a clases presenciales

Alumnos de preparatoria esperan con ansias el regreso a clases presenciales
Bernardo Saldaña espera que las instituciones educativas se preparen lo mejor posible para hacer el regreso a clases lo más seguro para todos ■ FOTO: SCARLETT LLAMAS

■ Afirma Bernardo Saldaña que con esta modalidad se evitan problemas de índole tecnológica

■ Las sesiones en línea me han hecho valorar la experiencia de ir a clases físicamente: Báez

 

Este lunes, la Máxima Casa de Estudios del estado dio inicio al semestre agosto-diciembre del año en curso, esto mientras lleva una semana transcurrida de clases en el sector privado y el regreso a clases en niveles básicos del sector público se encuentra a la vuelta de la esquina.

Con base en lo anterior, La Jornada Zacatecas se dio a la tarea de conocer el sentir estudiantil ante la realidad que se vive y la posibilidad de reintegrarse a clases híbridas y presenciales, sobre todo en el nivel medio superior.

Sobre esto, Bernardo Saldaña, de preparatoria, señaló que se trata de una “situación preocupante y triste no sólo por las personas que han fallecido, sino también por las personas que no les importa o no creen en esta pandemia”, esto debido a que, desde su perspectiva, “a pesar de que las personas se vacunen todo va a seguir igual, porque nadie se cuida y los que se cuidan son juzgados”.

Sin importar este contexto, Bernardo aseguró que sí desea regresar a clases presenciales, pues “las personas diariamente se exponen, ya que están cansadas de estar encerradas”, y en este caso sería con un fin educativo más que recreativo; aunado a esto, Saldaña espera que las instituciones educativas se preparen lo mejor posible para hacer el regreso lo más seguro para todos.

Otra de las ventajas que ve Bernardo sobre el regreso a la modalidad presencial es que se evitan problemas de índole tecnológica; en las clases en línea “se pierde mucho tiempo por cualquier tipo de problema, ya sea de conexión o cualquier otra cosa, lo cual acorta por mucho las clases y las vuelve más pesadas, por esos tiempos muertos, también no te inspira asistir porque a pesar de que veas a tus amigos y compañeros, no interaccionas con ellos”, lamentó.

Por su parte, Mariano Román coincidió en que se trata de una situación delicada, pues estar en la escuela, de acuerdo con su experiencia, se trata de también aprender por medio de la socialización, por lo que, la experiencia pandémica “fue un golpe duro” en los aspectos educativos y hasta en lo social, dijo.

Debido a esto, Mariano también desea volver a las clases presenciales y, señaló, “creo que ya tenemos todo listo para el regreso, el único inconveniente sería la gente que sigue saliendo y no nos permite que el semáforo baje”, castigo.

A lo expuesto por sus compañeros, Thelma Báez agregó que esta situación “ha afectado a todos y cada uno de nosotros de alguna u otra manera, siendo una problemática completamente imprevista”, que ha requerido el esfuerzo de todos para adaptarse a ella y seguir adelante.

Bajo esta premisa de “seguir adelante”, Thelma, como el resto de los entrevistados, espera ansiosa el regreso presencial a clases, pues detalló que, “haber estado asistiendo a clases virtuales ya por casi 3 semestres me ha hecho valorar y reflexionar la experiencia que era ir a clases presencialmente, convivir con mis compañeros y maestros, y tener actividades extracurriculares”.

Sin embargo, reconoció que regresar representaría un nuevo reto, “volver a acostumbrarse a asistir a las clases presencialmente después de tanto tiempo sin hacerlo”, además de lograr “nivelar los conocimientos adquiridos, ya que sí hay una gran diferencia entre el aprendizaje remoto y el presencial”, afirmó.

Por último, Francisco Javier Martínez resaltó que la pandemia ha sido “una etapa muy desgastante e incierta; han sido meses llenos de muchos cambios y adaptación que me han llegado a abrumar mucho. Ver y escuchar malas noticias todos los días ha sido algo muy fuerte y desmotivante”, dijo.

Por lo que, “definitivamente” cree que es momento de regresar a las aulas; “creo que después de más de un año y medio tomando clases en línea, es momento de regresar presencialmente a clases; ha sido un año y medio muy duro para nosotros como jóvenes estudiantes, pues hemos sido de los sectores más olvidados en esta pandemia”, sostuvo.

Además argumentó que, si las demás actividades, como ir a centros comerciales, salir a reuniones, ir de viaje, etc., se ha permitido de manera paulatina, “también regresar a clases debería de ser una actividad a la que gradualmente deberíamos de estar regresando”, pues considera que los beneficios son mayores a los riesgos, “y si todos ponemos de nuestra parte siguiendo las medidas, podemos hacer un regreso exitoso”, afirmó.

Sobre su experiencia con las clases virtuales, Francisco destacó tres problemas que identificó: “primero que nada, un mayor índice de distracción, pues al estar solos en nuestras casas con todo a la mano, con cualquier cosa que tengamos, nos podemos desconcentrar”.

La segunda afectación es la falta de interacción que no logramos hacer con nuestros compañeros y maestros, pues en un entorno digital no generamos la confianza con ellos a diferencia de en persona; y la tercera, y yo creo que la más importante, es la salud mental: definitivamente estar 6 horas frente a una computadora, más las horas de tareas y proyectos, sin tener ninguna interacción humana es muy desgastante y deprimente”, precisó.

De manera general, entonces, los preparatorianos se muestran ansiosos por regresar a las aulas, tanto por la educación, como por la parte social y de salud mental.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ