El espionaje en el gobierno de Peña Nieto no es noticia nueva: Del Real

El espionaje en el gobierno de Peña Nieto no es noticia nueva: Del Real

Señala que es una oportunidad para promover la consulta ciudadana de próximo primero de agosto

 

“El espionaje en el gobierno de Peña Nieto no es noticia nueva, pero sí una oportunidad para promover el ‘sí’ en la próxima consulta ciudadana”, comentó Gilberto del Real, militante e iniciador de Morena en el estado.

En cuanto al espionaje que sufrió el actual presidente de la República, el morenista aseguró que Andrés Manuel López Obrador sabía que era vigilado, sin embargo, esa información, de haber sido relevante, la hubieran hecho pública durante las campañas electorales de 2018.

“Todo mundo sabía en aquellos días de Peña Nieto que había esa compañía (la israelí NSO, a cargo de Pegasus)”, aseguró Del Real, por lo que, el resurgir de esta noticia “es un elemento más que tendrán al alcance la ciudadanía para la consulta del primero de agosto”, sostuvo, que en el caso de la administración de López Obrador “hay amplia materia para proceder en la persecución de esos delitos, porque se reúne todo de una parte, se trató de actividades absolutamente ilegales; por otra parte se destinaron cantidades importantísimas del erario para fondear esa actividad ilegal”, señaló.

En cuanto a la postura del presidente cuando estaba en curso el Proyecto Pegasus, aseguró que AMLO “sabía que estaba siendo vigilado legalmente, él sabía que estaba siendo grabado ilegalmente; él sabía que estaban buscando cualquier desliz para dar el zarpazo durante los circos previos a la campaña y en la campaña, y eso pudiera haber tenido utilidad si algo hubiera detectado”, precisó, pero no fue así.

Como lo reportó La Jornada Nacional, cientos de políticos, reporteros, activistas de derechos humanos, sindicalistas y ejecutivos de 50 países, incluido México, fueron objetivos de espionaje por gobiernos que usaron el software Pegasus, de la empresa israelí NSO, entre ellos dos periodistas de La Jornada, según el Proyecto Pegasus, una investigación internacional conducida por 17 medios de comunicación.

Los aproximadamente mil números identificados hasta ahora incluyen los de más de 600 políticos y funcionarios (jefes de Estado, diplomáticos, integrantes de gabinetes y más), 189 periodistas, 65 ejecutivos empresariales y 85 activistas de derechos humanos. Son sólo una parte de una lista de unos 50 mil números que se supone corresponden a “personas de interés” de los clientes de NSO desde 2016 y a la que tuvo acceso Amnistía Internacional (AI) y Forbidden Stories (una ONG en París), que impulsaron la pesquisa.

Los números de teléfonos celulares posiblemente intervenidos en la lista filtrada se ubican en 45 países de cuatro continentes, pero la mayoría están concentrados en sólo 10 naciones donde existen prácticas de espionaje sobre sus ciudadanos y cuyos gobiernos son clientes de la empresa israelí NSO, que desarrolla y licencia el software.

México encabeza esa lista con más de 15 mil números, reportó The Guardian, uno de los integrantes del consorcio de medios del Proyecto Pegasus. De hecho, México fue el primer cliente internacional de NSO en 2011, reportó el Washington Post, otro miembro del proyecto.

Las identidades de los cientos de usuarios detectados serán reveladas a lo largo de los próximos días por los medios que forman parte del Proyecto Pegasus. Este domingo sólo se inició la serie con la divulgación de los nombres de reporteros en esa lista en varios países.

Entre los periodistas en México, 25 en total, que aparecen en la lista se identificaron los números de celular de Josetxo Zaldua Lasa, coordinador general de Edición, y de Luis Hernández Navarro, coordinador de Opinión de La Jornada.

Por su parte, NSO negó tener responsabilidad sobre el uso de su software por sus clientes –los que identifica como 60 agencias de inteligencia, militares y de seguridad pública en 40 países– y declaró que las conclusiones de la investigación son “exageradas”, reportó el Washington Post. La empresa insiste que el propósito de su software es vigilar a criminales y terroristas.

Los otros países que están entre los que más usaron a Pegasus, además de México, son Azerbaiyán, Bahrein, Hungría, India, Kazajistán, Marruecos, Ruanda, Arabia Saudita (el software fue empleado contra las dos mujeres más cercanas al columnista Jamal Khashoggi, quien fue asesinado por sicarios sauditas) y los Emiratos Árabes.

Pegasus funciona con el envío a un teléfono inteligente de un software que se instala cuando un usuario acepta una invitación disfrazada. Al infectar el teléfono, captura todas las funciones e información (contacto, ubicaciones, llamadas) dentro de ese teléfono e incluso puede grabar desde las cámaras y micrófono de ese teléfono a control remoto.

Por ahora, el Proyecto Pegasus –conformado por más de 80 periodistas y coordinado por Forbidden Stories y AI– ha logrado realizar investigaciones forenses sobre 37 teléfonos celulares para confirmar el uso de Pegasus y evaluar lo que se sabe sobre el alcance del software de espionaje.

No existen normas ni reglas internacionales sobre el uso de programas de espionaje de grado militar como Pegasus, y por tanto se supone que existen acuerdos secretos entre empresas como NSO y los gobiernos que la contratan, reporta el Washington Post.

Edward Snowden, el filtrador de la Agencia de Seguridad Nacional que denunció la existencia de programas masivos de vigilancia ciudadana hoy refugiado en Rusia, consideró que “esta revelación (sobre Pegasus) será la nota del año”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ