Después de contraer la economía como secretario de Hacienda, lo premian como Gobernador de Banxico

Después de contraer la economía como secretario de Hacienda, lo premian como Gobernador de Banxico

El todavía secretario de Hacienda, a pesar de no contrarrestar la fuerte caída de la actividad económica de 8.2% en el 2020 y de 2.9% en el primer trimestre del 2021, lo premiarán con la gubernatura de Banxico. En una entrevista que le hizo el periódico El País de España (Jul. 4, 2021), reiteró que “con un plan contra la Covid [como el que instrumentaron] las economías avanzadas, hoy tendríamos que pagar 350,000 millones de pesos más”. Señaló que los países que pudieron trabajar con déficit publico y se endeudaron, fue porque pagaban tasas de interés de cero o negativas.

Para los neoclásicos como él, la política fiscal debe ceñirse a la austeridad fiscal y al no endeudamiento. Esto está equivocado, ya que la política fiscal debe mantener crecimiento económico y alto empleo, para lo cual debió contrarrestar la caída de exportaciones y del consumo e inversión privada que acontecieron en el 2020. Ello se puede realizar con la tasa de interés vigente, ya que, al incrementarse el gasto público a favor del combate a la pandemia, como para el desarrollo del sector productivo y del empleo, esos 300 mil millones de pesos que tanto asustan al secretario de Hacienda, no son problema, se van refinanciando permanentemente porque estarían en pesos y no representan una carga a las presentes y futuras generaciones. El mayor gasto público impulsaría la actividad económica y el empleo y por lo tanto las empresas y familias tendrían mayores ingresos para hacer frente al pago de sus obligaciones tributarias, por lo que la mayor deuda no significaría mayor carga a los contribuyentes, como dice la teoría económica convencional.

El que dejará la SHCP dijo que la austeridad fiscal y el no aumento de la deuda pública, “dibuja un horizonte de la recuperación”. Sin embargo, ello no acontecerá, pues la austeridad fiscal, aunado a las altas tasas de interés, contraen la actividad económica, lo que desestimula la inversión privada nacional y extranjera.

El futuro gobernador de Banxico, defiende que ésta institución tenga un mandato único de control de la inflación y no incorpore el objetivo de crecimiento económico. Dijo que “en América Latina, en los años ochenta en muchos países vimos inflaciones del 50% y hasta tres dígitos”, pero hay que decirle que esa alta inflación no fue porque los bancos centrales buscaran el crecimiento económico, sino fue por la crisis de deuda de 1982, que obligó a recurrir a fuertes devaluaciones y fuerte contracción de la economía para generar superávit de comercio exterior para poder cubrir el pago de la deuda. Y el que irá como gobernador de Banxico, señaló que el doble objetivo de crecimiento económico con baja inflación para un banco central, es contradictorio. Pero resulta que no lo es para Estados Unidos, para Japón, Australia y para muchos otros países.

Tal economista repite el mismo discurso de los que han dirigido Banxico, de que “uno de los elementos más importantes para alcanzar el crecimiento con equidad, es tener inflación baja”. El problema es que por más baja inflación que se tiene desde los años noventa, no ha habido crecimiento económico, ni equidad alguna. Quien se ha favorecido de dicho único mandato, ha sido el sector financiero, que está en contra de la inflación y la devaluación, pues pierden con ello. Los que menos tienen, sufren con inflación y sin inflación.

En dicha entrevista, el funcionario se congratuló de que las colocaciones de bonos han sido sobre-demandadas por cuatro y seis veces, pero no dijo que ello ha sido por las altas tasas de interés ofrecidas en dichos bonos, las cuales encarecen el costo de la deuda interna, lo que frena la inversión y el crecimiento económico e incrementan la cartera vencida. También festeja que el no endeudamiento ha sido reconocido por las calificadoras e inversionistas, lo que evidencia que ha venido trabajando para ser bien visto por ellos y no para encarar los problemas de desempleo, miseria y fuerte caída de la actividad económica. Ante la pregunta que le hizo el entrevistador de por qué el Presidente lo mandará como gobernador de Banxico, Herrera dejó entrever que “es para tranquilizar a los mercados, de que se está nombrando a alguien…técnicamente solvente, que entiende de finanzas…y del rol de la autonomía del banco central”. Es decir, que seguirá actuando a favor del sector financiero, a costa de continuar relegando los objetivos nacionales de empleo, crecimiento, soberanía y bienestar. Para el que será gobernador de Banxico, dijo que además del objetivo prioritario de la estabilidad de precios, es la inclusión financiera, ya que solo el 37% de los mexicanos tienen cuenta bancaria y que es arcaico hacer operaciones a través de dinero en efectivo. Quiere incluir a todos en el sistema bancario, para que la banca siga ganando a costa de los cuenta-habientes, y que además todos cuenten con seguro de vida ante los riesgos de sismicidad, lo que evidencia que es para favorecer a las compañías de seguros.

Al final de la entrevista, señala Arturo Herrera que ‘probablemente’, la “pérdida brutal de capacidad productiva…es uno de los grandes eslabones perdidos”. Al respecto hay que decirle que ello ha sido consecuencia de la política de austeridad fiscal y por la alta tasa de interés, y para abordar dicho problema, hay que dejar de lado dichas políticas. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ