Rumbo a la soberanía energética

Rumbo a la soberanía energética

Si el petróleo no fuera tan importante, no hubiera guerras por obtenerlo. Existen distintas fuentes de energía renovables y no renovables; los avances tecnológicos y las necesidades ambientales de nuestro planeta han hecho que la humanidad explore nuevas formas de obtener energía, energías limpias, energías amigables con el medio ambiente; energías “menos” costosas; sin embargo, aun y con todos los avances al respecto, el petróleo sigue siendo la fuente de energía mundial por excelencia. Todos los derivados del petróleo hacen que el planeta entero dependa de él, por muy “eco-friendly” que queramos ser. México tiene importantes reservas petroleras, por lo tanto, tiene mucho que explotar sobre el tema del petróleo.

Sorprendentemente, el viejo régimen, jamás pensó en apostarle a la explotación del crudo mexicano, a pesar de ser un país rico en ese recurso natural, quienes nos gobernaron, se dedicaron únicamente a hacer negocios personales con PEMEX, ahí están los más recientes acontecimientos (corrupción del caso odebrecht) que hasta llevaron a políticos a la cárcel. Nos juraban que se había terminado la gallina de los huevos de oro, que ya no era factible invertir en PEMEX, que como empresa mexicana no tenía la capacidad, ni la tecnología para operar conforme a los retos de que lo modernidad demandaba.

Esta semana el Gobierno de México que encabeza López Obrador, compro una refinería de petróleo en Houston, Texas; lo que significa un paso agigantado en cuestión de soberanía energética y aprovechamiento de petróleo que se encuentra en nuestro territorio nacional. Poco a poco nuestro país está dejando de vender naranjas para comprar jugo de naranjas; es decir, muy pronto dejaremos de vender petróleo, para comprar gasolina. México producirá la gasolina que consumirá; noticia muy alentadora, al menos que manejes un Tesla.

En los últimos días hemos visto que el precio de la gasolina se dispara a comparación de hace unos cuantos meses atrás; probablemente ahora tenemos el precio más elevado del año, al menos en Zacatecas así se percibe. Dentro de las explicaciones del ¿por qué sube el precio la gasolina?, encontramos la explicación de que se debe al alza del precio de comercialización internacional, hay algo de lógica en esto, puesto que, si en México la mayor parte de la gasolina que se consume, se tiene que comprar al extranjero, pues definitivamente le afecta que suba el precio del combustible a nivel mundial. Otra explicación sobre el alza de la gasolina es la figura que se conoce como la liberación de los precios del combustible, figura que fue introducida gracias a la Reforma Energética de Peña Nieto y que les da la libertad a las estaciones de servicio a fijar sus propios precios. Lógicamente que los empresarios gasolineros se ponen de acuerdo para fijar precios elevados y obtener mayores ganancias.

La Reforma energética de Peña, no solo liberó el precio de los combustibles permitiendo un alza incontrolable, sino que vulneró la soberanía nacional, al permitir que extranjeros se apropiaran completamente de la explotación petrolera, dejando a nuestro país como el chinito “nomas milando”. Fue una reforma prácticamente redactada por extranjeros, en beneficio de extranjeros; PEMEX se estaría convirtiendo en un simple espectador del aprovechamiento de las grandes reservas petroleras de nuestro país. Se puso de pretexto el supuesto atraso tecnológico de PEMEX, su falta de conocimiento sobre las nuevas formas de extracción del crudo, se llegó a decir incluso, que México ya no tenía reservas petroleras, en fin, se intentó convencer a los mexicanos que era urgente la intervención de empresas privadas extranjeras para aprovechar lo que quedaba del petróleo en nuestro país. Fue una reforma entreguista y totalmente neoliberal; una enajenación descarada como en los tiempos del Porfiriato.

Actualmente sabemos que México tiene importantes reservas petroleras, que PEMEX es una empresa de talla internacional y que el petróleo y sus derivados seguirán siendo indispensables para la humanidad por un buen periodo de tiempo más. Es imposible pensar que la adquisición de una nueva refinería no va traducirse en resultados positivos para las y los mexicanos. Nuestro país es el cuarto mayor mercado de gasolina a nivel mundial. México consume (gasolina y diésel) en un día, lo que Colombia, Chile, Ecuador y Perú consumen juntos en el mismo día. Diariamente, consumimos aproximadamente 124 millones de litros de gasolina, lo que equivale a 781 mil barriles. Somos un país que consume mucha más gasolina que la que produce, todo por no apostarle a las refinerías.

La nueva refinería “Deer Park” de Houston Texas, que compro el gobierno, producirá 340 mil barriles diarios de combustible. La de “Dos bocas” en Veracruz, que está por terminar de construirse, tendrá la misma capacidad de producción, tan solo en estas dos refinerías, se estará produciendo casi todo el combustible que se consume diariamente en México.

Al menos que sea uno de los pocos afortunados que tienen un carro eléctrico o hibrido en México; o que estés apunto de comprar un Tesla, la soberanía energética no es algo que te pueda llenar de gusto; pero si eres como la inmensa mayoría de los mexicanos, enhorabuena la soberanía energética.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ