De Maestros y Aprendices

De Maestros y Aprendices

En la entrega anterior, dedicada a esos seres extraordinarios que se dedican a la buena obra universal que significa la enseñanza. De hecho, la enseñanza ha existido toda la vida, cuando obligados por las circunstancias, padres y madres debieron asegurarse de que las crías mostraran el repertorio necesario para colaborar con el clan en la defensa de los depredadores. En esta forma, se siguió pensando para siempre, casi, que la importancia estriba en lo que las gentes que saben, hacen para seguir manteniendo la espiral infinita del conocimiento y propiciar, entre muchas otras cosas que a la gente se le quite lo atarantada.

De ahí que los padres o hermanos mayores sean los responsables de llevar el conocimiento acumulado hacia la población emergente, en un cuadro de comunicación interno que es y ha sido el núcleo familiar. Por cuestiones obvias, se generan y se mantienen líneas de autoridad que determinan que la comunicación y la información se presenten, también por razones obvias, como un flujo que se vierte en un solo sentido al tiempo que se fortalecen los usos y costumbres del ejercicio de la autoridad y a la larga, del dominio de los que más saben sobre los que saben menos. Y en la mayoría de las ocasiones, el acceso a la enseñanza se vuelve un factor discriminativo en las estructuras de las familias y los clanes.

Cuando la necesidad de hacer colectiva la enseñanza se vuelve obvia en los afanes de supervivencia del modelo organizativo y se vuelve necesidad pública, aparecen las diferentes ofertas para la instrucción, pero se hereda a las escuelas las dos características que sobresalen en los orígenes del fenómeno de transmisión y adquisición de conocimientos, el autoritarismo y la centralización de la información, lo que convierte al enseñante en la figura central.

Debido a este fenómeno se ha hipercapitalizado el ejercicio de la enseñanza, se siguen investigando infinidad de modelos que se empeñan en los esfuerzos de hacer llegar al aprendiz los conocimientos que se trata de que prevalezcan. Por desgracia, el modelo autoritario genera formas de interacción no siempre propicias para un aprendizaje si no vitalicio, al menos duradero. Se sigue pensando que mientras más se invierta en tecnología y parafernalia para la enseñanza, se podrá a aspirar a mejores resultados. Pero es sentir de este escribiente, que el modelo no solo ha mostrado ser inefectivo, sino que sus pobres resultados mantienen al país entre los más poco letrados y bien informados en el mundo.

La idea es que ya se cambie el objeto del modelo educativo. En lugar de seguir insistiendo en el empoderamiento de la autoridad que es el profesor y su entorno de enseñante, se debiera intentar el fortalecimiento de modelos que tengan que ver con el aprendizaje colectivo, donde de plano, lo importante sea que tanto aprenden más y mejor un mayor número de alumnos, en lugar de solo unos cuantos, como ocurre actualmente. Deben fortalecerse modelos que tengan que ver con la masificación de la enseñanza con tintes de excelencia, y esta solo podrá alcanzarse, o decirse que se ha alcanzado hasta que la mayor parte de la población estudiantil demuestre no solo que es capaz de aprender una mayor cantidad de temas y habilidades, sino que lo haga en entornos amigables en la búsqueda y logro de un conocimiento útil y para siempre.

Para aspirar a estos logros deben fortalecerse las habilidades de los maestros para diseñar escenarios y secuencias propicias para el aprendizaje colectivo adaptativo y que se enseñe a los estudiantes hábitos de estudio efectivos. Cuando el maestro se preocupe más por el aprendizaje de sus alumnos que la demostración de sus propias habilidades personales y el que estudia se dedique a aprender a gran escala y con objetivos bien definidos, entonces se le podrá lavar la cara a este tan manchado oficio de la educación pública.

Entonces podremos revertir el deterioro de la cultura en nuestro país.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ