Educar para el futuro

Educar para el futuro

La educación de calidad, es el cuarto objetivo dentro de los 17 objetivos del desarrollo sostenible (ODS), mejor conocidos como la “Agenda 2030”, una hoja de ruta para lograr un desarrollo sostenible a nivel mundial. La educación de calidad se considera como una piedra angular del desarrollo sostenible ya que es a través de ella que se pueden cimentar los demás propósitos. Por educación de calidad la UNESCO, señala que es aquella que garantice una educación inclusiva, equitativa y promueva las oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos y todas. Es un hecho que la educación contribuye a reducir las desigualdades y a lograr la igualdad de género. Las y los maestros, por lo tanto, son actores claves en la lucha contra la desigualdad en nuestro país y en el mundo.

De acuerdo con INEGI hasta finales de 2020, México contaba con 1.2 millones de maestras y maestros en la educación básica: 878 mil son mujeres (69.9%) y 378 mil, hombres (30.1%). Este dato nos indica que la educación en México, es una profesión que está altamente feminizada, y que por lo tanto requiere integrar de una trasnversalización de género para atacar sus retos. Sabemos, por ejemplo, que a pesar de que el gremio es mayoritariamente femenino, sus líderes sindicales han sido en su mayoría hombres. Esto puede indicar que, de la misma forma que en todos los demás sectores, las mujeres en la profesión docente tienden a estar en la base del sector, cerca del alumnado, y no alcanzan posiciones de toma de decisión.

Sabemos además que las y los maestros en México en general se distribuyen de la siguiente manera: por cada 100 personas ocupadas que imparten clase en la educación básica, 51 lo hacen en primaria, 25 en secundaria, 20 en preescolar, dos en enseñanza especial y los restantes son alfabetizadores o se dedican a la enseñanza bilingüe. Este dato es de gran relevancia porque destaca que, en la educación básica, que es obligatoria en nuestro país, se presenta una carencia de personal docente para la enseñanza especial. En múltiples ocasiones he señalado la necesidad de fortalecer este sector, y el asignar mayores plazas y políticas educativas para ellas y ellos, sería una manera importante de reducir la desigualdad e impulsar el desarrollo en nuestras comunidades. Por otra parte 86.0% laboran en pequeños establecimientos, 6.8% en medianos y 4.7% en grandes establecimientos. En cuanto al tipo de la unidad económica, 99 de cada 100 imparten clases en instituciones (de las cuales 85.8% son públicas y 14.2% privadas); el restante lo hace de manera informal.

A pesar de este importante papel, las y los maestros en México han denunciado que realizan su labor en condiciones precarias. El Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco) ha señalado que la carrera de docente para educación básica se encuentra entre las peores pagadas con un salario promedio de 8 mil pesos mensuales. Esta situación es más grave en niveles como el de secundaria ya que al personal educativo se le paga por hora. La labor de enseñanza ciertamente requiere de una re-estructuración para poder ofrecer sueldos más competitivos y que reflejen la labor tan importante que se realiza. De la misma manera, debemos invertir en la infraestructura educativa para que las escuelas tengan mejores condiciones de enseñanza.

A esto debemos aunarle, el cambio monumental que trajo la pandemia a la profesión. Obligo a las y los profesores a adaptarse, de manera rápida, a un nuevo sistema digital, que presento enormes retos para el gremio debido a la brecha tecnológica. No sólo fueron las y los alumnos quienes tuvieron que adaptarse a un salón de clase digital, si no profesores y profesoras quienes tuvieron que aprender técnicas de pedagogía digital. Aun así, tuvimos grandes ejemplos de profesores y profesoras que lo dieron todo para seguir enseñando, de la mejor manera, como lo han hecho por años. Si bien la apuesta es por volver a las clases presenciales, debe seguir capacitándose e invirtiendo en el sistema digital de clases.

Afortunadamente, este mayo, nos ha traído la gran noticia de que las y los profesores de México, en todos los niveles, serán vacunados. Es una gran noticia, y un gran paso para “retornar a la normalidad”. Esta normalidad, no obstante, deberá de ser una donde se incremente el apoyo a las y los maestros de México. El regreso a clases permitirá seguir trabajando por lograr una educación de calidad, igualitaria e interseccional que nos permita seguir formando un México más justo y próspero.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ