La descarga. De la serie “Hombres trabajando”

La descarga. De la serie “Hombres trabajando”

La Gualdra 472 / Río de palabras

 

Di media vuelta y comencé a caminar, lentamente, avanzando hacia el túnel y dejando detrás al nuevo líder del escuadrón que habíamos sido y que poco a poco se había ido dispersando.

Cualquiera diría: “una fría descarga estremeció el aire calmo de la noche apenas estrellada…”. Pero yo no soy “cualquiera”, y estaba ahí. Para mí, la descarga fue un tibio adormecimiento en la parte superior del costado izquierdo de la espalda; exacto, tibio y silencioso… y la noche una llovizna de brasas minúsculas envolviendo mi cuerpo unos instantes, exactamente los que tardó el frío en extinguirlos.

Ahora el viento me atravesaba como una espada de hielo. Yo solo percibía el sonido de mi respiración, cada vez más suave, y el piso helado debajo de la barbilla y de las palmas abiertas de mis manos, y una especie de bruma espesa que comenzaba a alejarme, arrebatándome de mí.

Me vi desde un ángulo inaudito, sin asombro ni gozo ni tristeza; ni siquiera serena o fríamente. Solo veía un cuerpo que reposaba, cada vez más profundamente, hasta desaparecer.

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ