En evocación a Madero, AMLO pide elecciones libres, sin fraude

En evocación a Madero, AMLO pide elecciones libres, sin fraude
En Gómez Palacio, Durango, el presidente Andrés Manuel López Obrador supervisó la terminación de una de las obras hospitalarias inconclusas del gobierno anterior, se trata de un nosocomio de especialidades que estuvo cuatro años sin ser acabado. Foto Presidencia

San Pedro de las Colonias, Coah., En la evocación democrática de Francisco I. Madero, el presidente Andrés Manuel López Obrador se decantó contra la permanencia en el poder de un solo partido o de un solo hombre que devenga en dictadura. Llamó a dejar en libertad de votar a la población, sin cooptación y sin compra de votos.

“Que haya democracia, que se garanticen elecciones limpias y libres, y que dejemos esa rémora, el fraude electoral. Creo que se va a dar una muy buena lección en los próximos comicios, porque hay una acuerdo ya con todos los gobernadores”, repuso.

En Coahuila y Durango se extiende, ominosa, la crisis de agua potable. La semidesértica región de La Laguna es ejemplo del descuido gubernamental que durante décadas se conformó con la salida fácil: perforar pozos.

Ayer, el mandatario ordenó el comienzo de una compleja obra hidráulica que al concluir 2023 garantizará el suministro hídrico a 5 millones de personas en ambos estados, con un escenario de vida útil para los próximos 40 años. El río Nazas será el proveedor para clausurar 160 pozos en los que hoy se distribuyen torrentes contaminados con arsénico y flúor.

Objetividad

El periplo del tabasqueño dio inicio en el lado de Torreón. En el estacionamiento de las oficinas locales del Servicio de Administración Tributaria, lejos de la prensa que, dividida en un corral de vallas de acero apenas le alcanzaba a ver, allí escuchó el amplio desglose de la obra hidráulica.

En su alocución, argumentó la necesidad de implantar tecnología para la racionalización –y evitar el desperdicio–, lo que su gobierno ya impulsa, pues “hay que producir lo mismo con menos”.

Además de encontrase con los gobernadores de Durango y Coahuila, José Rosas Aispuro y Miguel Ángel Riquelme Solís, respectivamente –que a lo ojos de todos llegaron en lujosas, millonarias y pesadas camionetas blindadas–, saludó a Eduardo Tricio, el dueño de la lechera Lala.

Opositor abierto al Presidente de la República, uno de los patrocinadores de la campaña negra con la frase “AMLO un peligro para México” del publicista Morris en 2006, Tricio fue también uno de los cinco empresarios que en 2018 le solicitaron al candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, que declinara a favor del panista Ricardo Anaya, y el resultado es conocido.

Pero, sobre todo, Tricio es ejemplo de cómo en México los empresarios se constituyeron –durante los gobiernos del PRI y del PAN– en un grupo beneficiario del uso de las aguas nacionales. El dueño de Lala usó, para mantener sus –de por sí contaminantes– granjas lecheras, un porcentaje de la corriente de agua del Río Nazas.

Por tal razón, hace meses el presidente López Obrador convenció de retornar parte de los millones demetros cúbicos que había asegurado de la corriente del río. Así, la “contribución” de Tricio y otros empresarios ganaderos y lecheros es de 55 millones de metros cúbicos, suficientes para alimentar el proyecto de infraestructura que levantará en los dos próximos años el gobierno lopezobradorista, con un costo inicial de 11 mil millones de pesos.

Minutos después, en la misma zona urbana, llegó al hospital general de Gómez Palacio, la obra que tardó en concluirse, nada más, seis años, desde que en septiembre de 2015, Enrique Peña Nieto y el entonces gobernador Jorge Herrera Caldera, colocaron su primera piedra.

En menos de año y medio, la administración, por conducto del Instituto de Salud para el Bienestar, invirtió casi mil millones de pesos para concluir la obra que durante cuatro años fue un elefante blanco. El mandatario también manifestó su preocupación por la previsible tercera ola de contagios de Covid-19, aunque garantizó que habrá vacunación universal y gratuita.

Así, recorrió en privado, la nueva instalación hospitalaria y compartió: “Es un hospital de especialidades con equipo moderno. Se contratarán muy buenos especialistas; que se tengan las instalaciones de la infraestructura, camas suficientes y un acelerador lineal para atender enfermos de cáncer”.

Pasado el mediodía, la tercera parada fue San Pedro de las Colonias, el lugar donde creció Francisco I. Madero y donde escribió La sucesión presidencial, y convocó a iniciar su movimiento de insurrección contra el dictador Porfirio Díaz.

En el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos del histórico pueblo –del que quedan para la memoria, las fotografías de las primeras concentraciones maderistas– López Obrador prodigó el reconocimiento a aquel. Y lo hizo justo cuando el lunes próximo comienza la veda electoral:

“Ha sido el Presidente de México con más vocación democrática que hemos tenido. Nadie como él. Además coincide (recordarlo) en la víspera de una elección. Hizo un llamado a que se respete el voto de los ciudadanos, que no haya fraude electoral que se destierre esa práctica, que haya elecciones limpias y libres que los ciudadanos puedan elegir con voto secreto directo a sus autoridades y sus representantes.

La democracia es indispensable, indicó, porque “si domina un solo partido, si hay sólo un hombre fuerte, existe una dictadura. Por eso yo hago un llamado para que entonces cuidemos que las elecciones sean limpias, sean libres.”

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ