Las redes, una alternativa contra el Covid y despilfarro

Las redes, una alternativa contra el Covid y despilfarro

El virus del COVID-19 ha venido a modificar todo tipo de relación humana desde hace casi un año, el cambio ha sido gradual que casi no lo hemos resentido, sin embargo, las relaciones humanas dentro de la sociedad se han transformado por completo, desde las relaciones de amistad y familiares hasta las relaciones laborales y la vida en sociedad.

Antes resultaba común saludar y abrazar a los seres queridos, amigos y compañeros de trabajo, saludar de mano o sostener contacto físico con todas las personas con las que interactuamos diariamente, sin embargo, esto se ha ido modificando, quizás al grado de que difícilmente regresemos a ese tipo de interacción entre personas, los niños han dejado las escuelas para aprender en casa a través de un monitor y muchos empleados han estado trabajando desde casa.

A pesar de que poco a poco hemos ido volviendo a la supuesta normalidad, ésta normalidad nunca volverá a ser la misma de antes, sino que poco a poco se modificaron las relaciones de convivencia en sociedad, aunque las personas comienzan a salir a realizar una vida normal, el uso del cubrebocas, gel antibacterial y otros cuidados como mantener la sana distancia, seguirán siendo parte de la vida normal, pues una gran mayoría ha modificado su comportamiento y se ha ido acostumbrando a éstas medidas para evitar el contagio y la propagación del virus.

Ahora, si bien muchas relaciones dentro de la sociedad se han ido modificando de acuerdo a las medidas preventivas, otras no han buscado otra opción para desarrollarse y evitar el contagio, o más bien para evitar aglomeraciones, nos referimos al ámbito político, es de los pocos ámbitos que poco han hecho para evitar el contagio entre la población y esto se debe a diversas cuestiones.

Si bien, las redes sociales han jugado un papel importante para la vida democrática del país, hemos señalado en otros espacios y columnas, el papel que éstas han tenido en el triunfo de la cuarta transformación, en la difusión de campañas negras, desinformación o también para incluso permitir a los excluidos por los grandes medios, tener un espacio para comunicarse e interactuar con el pueblo, sin embargo, aún no logran consolidarse como la principal opción entre la clase política para conectar con el electorado.

Los partidos políticos destinan miles de millones de pesos para las campañas políticas durante los procesos electorales, para el 2021 los partidos políticos recibirán un financiamiento de más de siete mil millones de pesos, cantidad realmente exagerada cuando existen prioridades como el sector salud, el educativo o la falta de oportunidades, no toda ésta cantidad es destinada a campañas políticas, pues es repartido para diversas actividades, aún así, resulta una falta de compromiso social que el INE determinara tal cantidad.

Del recurso destinado a campañas políticas, una gran cantidad se distribuye al pago de medios de comunicación, columnistas, comunicadores y periodistas, situación completamente conocida por todos aquellos que se desenvuelven en el ámbito político, los ciudadanos podrán percatarse de este gasto realizado por parte de la clase política cuando en pleno proceso electoral, comienzan a incrementar las columnas de opinión en favor o en contra de políticos y que fácilmente cambia la opinión respecto de los mismos, o que simplemente algunos personajes comienzan a aparecer continuamente en dichos medios.

El acarreo y la aglomeración de personas continúa siendo una practica recurrida, si bien es necesario sostener la comunicación personal con el ciudadano, pueden existir otros métodos para ello, las redes sociales pueden y deben ser una herramienta para sostener la comunicación directa con el electorado, una forma de poner las propuestas frente a los mismos y una forma de evitar el contagio de otras personas al sostener reuniones donde difícilmente puede asegurarse que el ciudadano respetará las medidas preventivas.

Otro mecanismo para evitar el contagio durante la jornada electoral, debe ser el voto electrónico que evitaría que las personas salgan a votar a las calles y que exista la posibilidad de un contagio masivo, sin embargo, la autoridad electoral pareciera no estar preparada para ello, al mismo tiempo de que carece de credibilidad ante el electorado sobre la transparencia y un funcionamiento honesto del mismo.

Las redes sociales y el internet, deben jugar un papel fundamental para que por el quehacer político se propague el virus, así mismo para evitar el despilfarro de miles de millones de pesos en campañas que pueden desarrollarse en la web. Esperamos que nuestra clase política comience la transición hacia la misma.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ