Ryusuke Hamaguchi, en la competencia por el Oso de Oro

Ryusuke Hamaguchi, en la competencia por el Oso de Oro
Escena de Wheel of fortune and fantasy ■ FOTOS: CORTESÍA


■ Primer día de la 71 edición del Festival de Cine de Berlín

■ Presenta el filme Wheel of fortune and fantasy (Guzen to Sozo, título original)

 

Primer día de la 71 edición del Festival de Cine de Berlín, La Berlinale. Completamente en línea y sólo con acceso a prensa, distribuidores y programadores. El año pasado justo consiguió realizarse en presencial y ocho días más tarde Alemania y Francia se iban al confinamiento.

Para comenzar, y con las ventajas del online, hemos tenido la opción de visionar un film japonés (bien que aun en presencial entrar a estas proyecciones no es ningún problema, tenemos que priorizar las proyecciones que son, digamos, más comerciales y por tanto más solicitadas) de la Competencia por el Oso de Oro.

Wheel of fortune and fantasy de Ryusuke Hamaguchi es :

Un tríptico de triángulos amorosos,

Un trío de historias de texto

Un tercio de amores pasados contados en 40 minutos

De tercias de envidias, olvidos, recuerdos, recuperaciones, tabús y estigmas

Y de, otra vez insistimos, cine en diálogos y texturas.

Hamaguchi distribuyó sus historias en fragmentos pues de 40 minutos para contar tres historias: una de jóvenes amores engañados y que se reencuentran por la nueva ilusión de la mejor amiga de la chica infiel; la segunda, de un profesor de literatura que se protege de caer en tentaciones de sus alumnos hasta que por un error de mailes lo despiden; y por último, un reencuentro de generaciones de preparatoria, una chica que espera ver a la que fue su amor de juventud y que por miedo abandonó.

Las texturas:

– “Es como hacer el amor con palabras. Pero sin tener que decir palabras directas. Brutales. Sucias”, responde la chica a su mejor amiga.

– O es : “como encontrar el timbre de voz para recitar un fragmento de un cuento erótico… -al escucha mi voz, mi lectura, tiene que prometerme que se va a masturbar. Incluso puedo enviarle un mail con la lectura completa de su libro, pero me promete que se va a masturbar al menos una vez”, responde la alumna a su profesor, al darse cuenta que éste nunca la va a tocar pero que en la “organización de sus palabras” (su literatura) han encontrado la seducción.

– O es: “inventémonos, hagamos de cuenta que tú eres esa persona que yo creí encontraría en la fiesta: en que te diría que siempre te he extrañado y me he arrepentido de no tener el coraje de habernos defendido. De que ahora me asumo lesbiana”, es la propuesta que se hacen las dos chicas al darse cuenta que no son las que buscaban en esa fiesta pero que al inicio creyeron ser, pero el paso de los años las ha cambiado tanto que ni de la cara ni de los nombres son capaces de recordar. Tan solo las sensaciones.

Son, al final de cuentas, coincidencias. Uno de los temas favoritos de Hamaguchi, dice: “Describir coincidencias es una manera de mirar las rarezas como una esencia del mundo, en lugar de estar basado siempre en la realidad… al hacerlo así me doy cuenta de cómo esta historia se abre a distinto caminos”.

Ryusuke Hamaguchi no es un director desconocido en los festivales europeos, en 2018 con Asako I & II fue seleccionado a la Palma de Oro. Quizás, esta sea la buena.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ