Vencer el abstencionismo: el reto de la jornada electoral en la UAZ

Vencer el abstencionismo: el reto de la jornada electoral en la UAZ

La decisión de los universitarios de organizar unas elecciones con el mecanismo de voto electrónico está resultando retador y opera bajo un halo de incertidumbre. El primer problema fue contar con un sistema de emisión de voto electrónico, y un proceso de registro poco común en la sociedad mexicana. Este sistema da una llave que es la encargada de que el voto sea secreto según los diseñadores. En este sentido ha habido algunas fallas en el diseño de la votación: muy poco tiempo y sin apoyos didácticos adecuados.

Ante una experiencia nueva se necesita más tiempo para que las personas naveguen en sistemas desconocidos y cada vez se vayan sumando todos a hacerlo. Ahora, la votación será en pocas horas y de un mecanismo que nadie conoce: debieron dar más tiempo y un tutorial para que los electores lo hagan sin errores. El estado de incertidumbre provocará la omisión de la acción o incremento de la abstención que, de ser alta, marcará de forma importante al próximo rector o rectora de la UAZ.

Otro reto aparece donde existen candidatos únicos (como 14 unidades académicas) la votación tenderá a ser baja, sobre todo de los estudiantes, porque todos saben que bastarán unos pocos votos para definir el resultado. En estos casos el incentivo de la competencia es nulo, lo que también se observa en la poca competencia por la Rectoría: la diferencia entre las dos planillas que compiten es muy asimétrica.

La planilla de ‘Vanguardia’ lleva candidatos a director y consejeros en la totalidad de las unidades académicas, lo cual, por efecto de arrastre, llevarán un fuerte caudal de votos a la planilla de Ibarra Reyes. La opción competidora que encabeza Teresa Villegas, no alcanzó a formar una coalición de candidatos a las direcciones lo que podría llevarle pocos votos corporativos. Así las cosas, es posible que el resultado no dé sorpresas en la asimétrica contienda y Vanguardia obtenga la victoria. Sin embargo, en política la forma es fondo y la legitimidad de una Rectoría reside, en parte, en la participación y credibilidad del proceso electoral cosa que se ve complicada de obtener por la baja participación que se vislumbra, más las dudas que no pudo resolver sobre el combate al acoso a alumnas, la impunidad que se vive en torno a la Estafa Maestra y su negativa al debate electoral.

Así las cosas, para Vanguardia es importante vencer al abstencionismo y contar con los votos suficientes que legitimen su victoria. Es un reto importante porque hay muchos motivos que inhiben la participación: la falta de competencia, el sistema electrónico que genera entendibles dudas, el poco tiempo y el estado de aislamiento de los actores. Desde este espacio deseamos una jornada electoral pacífica, apegada a derecho y participativa.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ