Los externos de Morena

Los externos de Morena

Existe un fuerte reclamo en todo el país, no solo de morenistas, sino de la ciudadanía en general, por el supuesto arribo descarado y oportunista a morena de distintos actores con pasados políticos impresentables; es decir, de políticos le han quedado mal a la ciudadanía en más de una ocasión y que en su momento fueron férreos enemigos de López Obrador, ahora, al ver que la ciudadanía ya no cree en el viejo régimen político que ha prevalecido durante décadas en nuestro país, buscan la supervivencia política inmediata de la mano de morena; lo cual no se significa otra cosa más la búsqueda desesperada de seguir viviendo del erario público en el puesto que sea, en complicidad del partido o de X candidato (sobre todo lo segundo).

Es necesario tener en cuenta que es completamente normal el crecimiento desbordado y poco controlado que ha tenido el partido morena en los últimos meses y en los últimos días. El apoyo impresionante que se obtuvo de parte de la ciudadanía en el histórico 2018 y la popularidad que sigue y seguirá teniendo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, hacen que el partido gestor del movimiento de La Cuarta Trasformación, sea el más atractivo para quienes les interesa participar activamente en política. Algunos ven a morena convencidos de que es un medio idóneo para buscar un cambio profundo en la política y el gobierno, otros ven en morena como una agencia de colocación. El análisis de quien es quien corresponde a la ciudadanía, pero sobre todo a los dirigentes y militantes.

Una de las practicas más incongruentes de la política tradicional y que por la cual la sociedad más aborrece a la clase política, es el hecho que los actores políticos cambien de partido o de ideología política como cambiar de calcetines. El Hecho de las personas vayan buscando el “hueso” de partido en partido o que apoyen proyectos políticos por ambiciones personales, ha provocado que la ciudadanía tome con poca seriedad y se aleje de la política.

Hay que aclarar que a ninguna persona en pleno goce de sus derechos políticos se le puede negar su participación en cualquiera de los partidos políticos que existen en nuestro país, tanto nacionales como locales. Nuestra Carta Magna en su artículo 9 establece como derecho de las y los mexicanos el poder asociarse para tomar parte en los asuntos políticos del país; en el artículo 35 establece los derechos de la ciudadanía, es decir los derechos políticos de hombres y mujeres. Ninguno de los artículos anteriores limita a las personas a permanecer en un solo partido, al contrario, establece la libertad de creencias políticas, por lo que el “Chapulineo” no es un tema legal, pero sí moral.

Morena en sus estatutos establece la garantía para que ciudadanos y ciudadanas sin la afiliación partidaria puedan acceder a cargos de elección popular siendo candidatos del partido en mención. En el artículo 44 de los estatutos de morena se plantea que hasta el 50% de candidatos pueden ser externos al igual que el 33% de las plurinominales, texto muy atractivo para los que viven de uno u otro partido. Sin duda, vale la pena analizar que se quiso decir en el artículo 44 y en qué contexto.

Morena surge como movimiento político en el año del 2012, pero es hasta 2014 cuando obtiene su registro como partido político nacional. Lógicamente muchos de sus fundadores eran militantes del PRD y PT. La fila para ingresar a morena no estaba abarrotada como ahorita; para enfrentar los primeros procesos electorales, la búsqueda de candidaturas competitivas tenía que hacerse en la sociedad civil o de parte actores que recién dejaban otros partidos para sumarse a la construcción de morena; por ende, al ser un partido nuevo, se tenía que contemplar la integración de externos a la hora de abanderar candidaturas.

Va de externos a externos. Siempre se ha dicho que morena está al servicio del pueblo y no necesariamente el pueblo tiene que militar en morena o en algún partido político, es lógico que buenos perfiles que pueden ayudar a la transformación de nuestro país, son externos a morena; por ende, en 2018 se abrieron las puertas del partido a líderes de autodefensas, líderes sindicales, líderes de asociaciones civiles, de movimientos campesinos y obreros, en fin, buenos perfiles que sin ser de morena contribuyeron al triunfo histórico de aquel año.

Existe una enorme brecha de distancia entre los externos que se sumaron a morena en el proceso electoral del 2018 y los que se están sumando en el actual proceso con la mira bien puesta en los cargos y puestos. Hasta ahorita, los anuncios de adhesiones de exprianistas a proyectos políticos identificados con morena no han dado mayor impresión a la ciudadanía más que la del chapulineo y la de ser más de lo mismo. Actores políticos y dirigencias no pueden echar a saco roto las observaciones y reclamos que hace la ciudadanía si se quiere dar una autentica continuidad de la 4T en los próximos años. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ