El Circuito Navideño se ha convertido en una frustración para algunos zacatecanos

El Circuito Navideño se ha convertido en una frustración para algunos zacatecanos
Para quienes están dispuestos a pasar un trago amargo, les espera un espectáculo de luces parecido al del centro, dos túneles en los cuales “los monstruos salvan la Navidad” ■ fotos: scarlett llamas


■ La iniciativa es parte de las actividades del Festival de Navidad de Gobierno y el IZC

■ Se debe esperar entre 45 y 60 minutos para entrar al recorrido de máximo 10 minutos

■ Algunos automovilistas logran cortar la fila y meterse; tránsitos, omisos a las quejas

 

En un intento por mantener vivo el espíritu navideño y dar alegría a las personas, con un giro distinto a causa de la pandemia, Gobierno del Estado y el Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) avanzaron con la iniciativa del Festival de Navidad, en el que se creó el Circuito Navideño “En Busca de Santa”.

La dinámica es sencilla, las personas llegan en coche, hacen su recorrido, toman fotos, disfrutan y salen. La imagen que se pinta es feliz y simple; la realidad tiene un poco de eso, pero también un poco de lo opuesto.

Lo feo: con filas kilométricas para acceder a las atracciones, la emoción empieza a bajar, en algunos casos, incluso, se convierte en frustración. El tráfico es peor que en el Centro Histórico, otro foco de atracción.

La molestia se agudiza debido a las personas que, en vez de respetar la muy larga fila, intentan, y en la mayoría de las ocasiones, logran colarse cortando distancia. Los oficiales de tránsito que vigilan el lugar se mantienen en sus posiciones de trabajo, haciendo caso omiso a las faltas y a los pitidos de los demás automovilistas.

Debido a la dinámica, en la que se prohíbe bajarse del auto, tampoco es conveniente asistir con la vejiga a medio llenar, pues es probable que suceda un accidente antes de llegar a la exposición principal. Después de entre 45 y 60 minutos de espera, es posible entrar al recorrido de máximo 10 minutos.

Lo bonito: para quienes están dispuestos a pasar este trago amargo, les espera un espectáculo de luces parecido al que decora el centro de la ciudad, dos túneles en los cuales “los monstruos salvan la Navidad”. Hay botargas, música y personajes robotizados de la época y de películas populares.

La realidad: no todas las personas pueden disfrutar del festival montado por las autoridades; además de aquellos que están limitados por no tener un auto y las personas que están más preocupadas por algún familiar o por su salud que por ver lo que preparó gobierno esta Navidad, están las personas que no pueden dejar de trabajar para llevar algún sustento a su casa.

Aunque dentro de las instalaciones no hay ningún tipo de venta, en la entrada al estacionamiento del Palacio de Convenciones, tres familias distintas se dedican a vender papas, cacahuates, semillas y chicles a los visitantes; se acercan a los automóviles a ofrecer sus productos, exponiéndose a las inclemencias del tiempo, a algún posible contagio y a no vender.

La pandemia cambió la realidad en muchos sentidos, y el Festival Navideño es una muestra más de eso. Se puede acudir al recinto hasta el 6 de enero en un horario de las 18 a las 22 horas, con excepción de los días 24 y 31 de diciembre.

Ante la realidad de que no toda la ciudadanía cuenta con un coche, el IZC promueve como alternativa al público que visite el Centro Histórico, que además cuenta con más cosas que ofrecer, como el comercio.

Cabe señalar que se convocó a todas las dependencias de gobierno a que participaran con un vehículo oficial por si hubiera visitantes sin automóvil o que asistieran en motocicleta o bicicleta, aunque en sí la actividad está destinada principalmente a personas con automóviles.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ