Un triunfo colectivo

Un triunfo colectivo

La Gualdra 461 / Opinión

 

 

Es una situación bastante peculiar alcanzar el medio siglo de vida en este terrible 2020, sobre todo al contemplar cuántos parientes, amigos, exparejas y compañeros de trabajo han fallecido bajo el flagelo del COVID–19, fatal microorganismo que, al parecer, iniciaba su asalto contra la humanidad hace un año. Y si a lo anterior le agregamos el clima de incertidumbre social, económica y política que estamos atravesando en nuestro país, tal parece que resta muy poco espacio para contemplar con esperanza el 2021 que ya se atisba en el horizonte.

Sin embargo, junto con el más que heroico desempeño de los trabajadores del sector salud en todo el mundo, quienes han llegado al grado de sacrificar su vida en las primeras líneas de combate a la actual pandemia, debemos reconocer cómo, mientras las vacunas contra el coronavirus se abren camino hacia los brazos ansiosos de la población mundial, la ciencia ha logrado lo casi imposible, al producir varias inmunizaciones para el COVID–19 menos de un año después de que el genoma del virus fuera secuenciado. No debemos pasar por alto que estamos ante una hazaña histórica, la cual ha sido todo un camino tortuoso para la comunidad científica de nuestro planeta, como bien señala Ed Yong en The Atlantic:

 

En el otoño de 2019, exactamente cero científicos estaban estudiando el COVID–19, porque ninguno sabía que la enfermedad existía. Pero, a finales de marzo de 2020, este patógeno se había extendido a más de 170 países, enfermando a más de 750,000 personas, y desencadenando el mayor giro sobre su eje en la historia de la ciencia moderna. Miles de investigadores dejaron de lado los ‘rompecabezas’ intelectuales que habían consumido su curiosidad y, en su lugar, comenzaron a trabajar en la pandemia. En solo unos meses, la ciencia se convirtió en algo completamente COVID–izado.[i]

 

Estamos ante todo un triunfo de la inteligencia colectiva, con miles de artículos científicos inundando las revistas académicas y los servidores donde tales textos aguardan la revisión por parte de sus pares, una situación que resulta inédita en la historia de la ciencia médica y de las nuevas disciplinas que han llegado a incidir en la salud pública. En este sentido, los trabajos que ya se habían dedicado a la tecnología del ARNm,[ii] que equivale a una “plataforma” para el desarrollo de diferentes tipos de vacunas para diversas enfermedades, resultaron ser proféticos.

Por supuesto que esta historia no ha sido totalmente positiva: expertos en otros campos se apresuraron a publicar algunos trabajos cuestionables, además del auge de las teorías de la conspiración que le piden a la gente no vacunarse porque les será “implantado” algún chip de “control mental” que les convertirá en esclavos de Bill Gates (¡).[iii] Pese a todo, junto con este triunfo, y el miedo e incertidumbre ante los efectos del coronavirus en la humanidad, la ciencia contemporánea puede sacar importantes lecciones de la situación actual, sobre todo en los países donde se le sigue apoyando, lo cual, lamentablemente, ya no es el caso de México.[iv]

 

 

[i] https://www.theatlantic.com/magazine/archive/2021/01/science-covid-19-manhattan-project/617262/

[ii] https://www.xataka.com/medicina-y-salud/vacunas-arnm-tienen-exito-estaremos-uno-grandes-hitos-historia-ciencia

[iii] https://www.efe.com/efe/espana/efeverifica/es-imposible-implantar-un-chip-en-la-vacuna-contra-covid-19-para-controlar-a-poblacion/50001435-4288160

[iv] https://observatorio.tec.mx/edu-news/crisis-investigacion-conacyt

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_461_

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ