¿Se ha avanzado en la transformación económica del país?

¿Se ha avanzado en la transformación económica del país?

En el Informe Presidencial respecto al 2º. año de gobierno, se destacó como eje de su gestión el combate a la corrupción y la austeridad republicana. Se dijo que se ha avanzado “en nuestro objetivo de transformar a México”. Y uno pregunta ¿que transformación se logra al proseguir las políticas neoliberales de alta tasa de interés, estabilidad cambiaria, tratados de libre comercio y libre movilidad de capitales? Estas políticas nos han llevado al bajo crecimiento, alto desempleo, bajos salarios, creciente desigualdad del ingreso y de la riqueza e incremento de deuda, que se viene enfrentando desde los años ochenta hasta la fecha, e impiden hoy hacer frente a la pandemia y a la crisis económica que enfrentamos. El actual gobierno presentó en enero de 2019 una Iniciativa de Ley que se le da amplia libertad a las Afores para que inviertan los fondos de pensiones en los mercados de capitales internacionales, favoreciendo a las empresas financieras que manejan dichos recursos, y los rendimientos que obtienen no se traducen en beneficio de las pensiones que recibirán los trabajadores que ahí cotizan cuando se jubilen. Esos recursos que representan el 17% del PIB, no deben ser canalizados a los mercados de capitales, pues en cualquier caída de éstos se desvalorizan dichos recursos, y pierden los trabajadores. Esos fondos deben canalizarse al impulso del sector productivo y a la generación de empleo formal, para que haya mayor número de trabajadores cotizando en el sistema de pensiones y así asegurar las pensiones presentes y futuras, pero ello no pasa por la mente de los tomadores de decisiones.

El gobierno ha anunciado proyectos de inversión en infraestructura y en sectores estratégicos donde el sector privado participa con el 50%, lo que implica que continúa la privatización de dichos sectores. La infraestructura y los sectores estratégicos deben ser impulsados solo por el gobierno para disminuir los costos de transporte y de producción para impulsar la dinámica de acumulación y crecimiento de la economía. El sector privado debe invertir en el sector manufacturero y agrícola, y el gobierno debe ofrecer condiciones de rentabilidad y crecimiento en éstos para que crezca la inversión y el empleo en tales sectores. El problema es que las políticas neoliberales predominantes, no configuran niveles de rentabilidad en los sectores productivos y si en el sector bancario-financiero, por lo que no hay crecimiento de la inversión productiva, ni del empleo, ni crecimiento económico.

El Presidente reiteró en su discurso que “hemos podido cumplir los compromisos de no endeudar al país”. Hay que señalar que ello se inscribe en la teoría neoliberal, que defiende la austeridad fiscal, que está contra el déficit fiscal, debido a ello incrementa deuda, lo que se traduce en mayores impuestos y recortes presupuestales que terminan contrayendo la actividad económica. Pero tal planteamiento es equivocado. Ahí está la situación de los países de la Zona Euro, como de la economía del país, que por más que tratan de trabajar con equilibrio presupuestal, no logran reducir el déficit y el monto de la deuda, pues dicha política contrae la actividad económica y la propia recaudación tributaria. El gasto público deficitario y el aumento de la deuda no son malos si se dirigen a apoyar e incrementar la capacidad productiva y el empleo, lo que impulsa el nivel de ingreso de empresas e individuos y con ello la recaudación tributaria que permite pagar la deuda.

El Presidente dijo que “nos ha resultado muy útil desechar las recetas económicas aplicadas durante el periodo neoliberal, empezando por la estrategia de endeudar al pueblo para rescatar a los de arriba, como se hizo cuando el Fobaproa”. El problema es que las políticas neoliberales siguen vigentes y están aumentando la carera vencida, lo que originará inestabilidad bancaria, donde el gobierno tendrá por Ley, que rescatar a los depósitos bancarios, a través de mayor deuda pública. Así que es preferible que gaste ahora y emita deuda y que Banxico se la compre a baja tasa de interés, para frenar la crisis y la cartera vencida para evitar crisis bancaria.

La política de austeridad fiscal, está acentuando el cierre y quiebre de empresas y el desempleo y con ello está profundizando y alargando la crisis, por lo que no se dará lo dicho en dicho discurso que “con estrategias no convencionales nos han permitido ir saliendo poco a poco de la adversidad por el bien del pueblo y de nuestra nación”.

También señaló que “en los dos años que llevamos en el gobierno nuestra moneda no se ha depreciado” Es el mismo discurso de Fox, cuando dijo que la economía iba bien, pues teníamos peso fuerte y que la Bolsa de Valores crecía. Ello actúa a favor de los dueños del dinero, que no quieren que la moneda que controlan se devalué, y ello se consigue con altas tasas de interés y austeridad fiscal, que contraen la economía y aumentan el desempleo.

En su discurso, el Presidente resaltó la intervención de las remesas enviadas por los migrantes mexicanos en EEUU, pues se llegó a la suma de 40 mil millones de dólares. Pero no hay que vanagloriarse de ello, pues es resultado de la incapacidad de los gobiernos de generar empleos bien remunerados internamente, que obliga a que muchos emigren en búsqueda de mejores oportunidades de vida y trae consigo la separación de familias.

No hay transformación económica alguna. Seguimos con más de lo mismo y de ahí la crisis.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ