Cuauhtémoc Esparza Sánchez y los inicios de la investigación en la BUAZ (2/2)

Cuauhtémoc Esparza Sánchez y los inicios de la investigación en la BUAZ (2/2)

La investigación como actividad sustantiva de la Universidad Autónoma de Zacatecas tiene su origen en 1969 en el Departamento de Investigaciones Históricas y Geográficas (DIHG) que dirigía el Prof. Cuauhtémoc Esparza Sánchez, su intensa labor quedó registrada en los archivos de las diferentes Unidades Académicas que conforman la Máxima Casa de Estudios. Como parte de la actividad que se empezó a realizar está documentado que en el ciclo escolar 1972 – 1973 se relacionaron cronológicamente el Archivos General de la Universidad, el de Minas de Vetagrande y el del Hospital de San José, el último enviado al extranjero para su exposición.

Durante el mismo periodo se reeditó un estudio sobre el “Corrido Zacatecano”, investigación histórica a cargo del propio Esparza Sánchez. Se concluyó “La guía del Museo de Guadalupe”, la cual más que una guía era una síntesis histórica del que fuera el centro de evangelización y colonización del norte del país durante el siglo XVI. Se contemplaba la conclusión de dos guías más con temáticas zacatecanas. Se concluyó un estudio sobre “El Traje Regional Zacatecano” y se inicia un estudio sobre la minería y metalurgia de Zacatecas. Se continúa con la localización de manuscritos y bibliografía con la finalidad de elaborar un índice sobre libros y documentos de Zacatecas.

En el tercer Congreso Nacional de Historia de la Revolución Mexicana se presentaron dos trabajos: “El Corrido de la Revolución en Zacatecas” y “Los ideólogos Zacatecanos de la Revolución”. El material elaborado sobre la ciudad de Zacatecas fue utilizado por zacatecanos residentes en Ciudad Juárez y el Paso. Desde el DIHG se realiza la función de guía de grupos de excursionistas en la ciudad y en el interior del Estado. Se colabora con instituciones y académicos o investigadores nacionales y extranjeros en las diversas indagaciones que realizan sobre Zacatecas.

En el año de 1970 la Universidad fue visitada por el Dr. Pablo González Casanova rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), acompañado por un grupo de científicos con la intención de estudiar la posibilidad de establecer en colaboración con el Gobierno del Estado, un Instituto de Investigación que se encargara a nivel nacional del estudios de los recursos no renovables. Las condiciones en el estado resultaban favorables al proyecto. En una reunión celebrada en el despacho del Gobernador, con la presencia del mismo; el Ing. Diego Córdova, Director del Instituto de Geología de la UNAM y las autoridades de la UAZ se llegó al acuerdo de poner a consideración del H. Consejo Universitario, la aceptación del proyecto elaborado por la UNAM, el que sin lugar a dudas resultaba ante todo, benéfico para la institución zacatecana. Entre otras cosas el futuro Instituto de Investigación dependería tanto de la UNAM como de la UAZ, otorgándole a esta última la facultad de designar al director del Instituto, el secretario sería designado por la UNAM y fungiría como el enlace entre ambas instituciones.

Los ingenieros Carlos Arellano y Carlos Pérez se trasladaron a la Ciudad de México con el objetivo de recoger la propuesta formal por parte de la UNAM. La UAZ manifiesta su disposición para prestar la colaboración humana y material que se requiera siempre y cuando los aspectos económicos corran por parte de la UNAM o de su gestoría para obtener el financiamiento. El Gobierno del Estado y algunas instituciones particulares cómo la Unión de Pequeños Mineros y algunas otras empresas, ofrecen su colaboración económicamente para la concreción del proyecto. Como parte de las acciones en esta etapa se trasladan al Instituto de Geología de la UNAM los pasantes de Ingeniería de Minas: Federico Cepeda Muro, Rito Sustaita Arguijo y Víctor Navarro, así como el pasante de Ingeriría Química Roger Mancilla, quienes reciben la capacitación y adiestramiento para colaborar con los científicos que enviaría la UNAM para los trabajos de instalación. El Instituto iniciaría funciones en los primeros meses del siguiente año (1971). La propuesta es presentada al H. Consejo Universitario, resaltando el cúmulo de beneficios que traería para la casa de estudios.

Insipiente era la investigación a inicios de los años setenta en la UAZ. El estudio previo al  Simposio de Reforma de 1971 mostraban en sus resultados, que la Investigación (otra de las funciones sustantivas de la Universidad) era una actividad realizada por una minoría. Se partía de la premisa de que al no existir un Instituto de Investigación Científica, la investigación debería ser desarrollada por los alumnos y los profesores. La inferencia de que la investigación debía formar parte de la educación del alumno se daba por sentada. La investigación debía trascender lo que se estudiaba en las aulas para centrarse en el mundo en el que viviría el alumno y para el cual debería estar preparado eficientemente. Se buscaba que la investigación no fuera simplemente complementaria, que se debía realizar en todas las asignaturas, en  laboratorios, bibliotecas y en el mundo de la realidad. El objetivo era dejar de formar profesionistas de una “élite” cerrada, incapaces de servir a la sociedad a la que se debían. ■

*Docente Investigador de la Unidad Académica
de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT
*Docente Investigadora de la Unidad Académica Preparatoria.
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ