Infraestructura verde

Infraestructura verde

Las crisis generan oportunidades, las cuales en el caso mexicano a raíz de la pandemia por COVID – 19, han sido desperdiciadas al no lograrse implementar estrategias para mejores prácticas de prevención y contención sanitaria. En materia económica las autoridades han realizado esfuerzos poco significativos y según datos publicados por CNN Expansión, se ha invertido poco más del uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en medidas para reactivar la economía, en comparación con Brasil se destinó casi el 5% del PIB para ampliar programas de asistencia y otras formas de apoyo a familias y negocios. Más allá de frenar la caída de la economía, el gasto público debe seguir atendiendo otras crisis como la ambiental y el cambio climático, donde algunos países como Corea del Sur y Canadá están interviniendo a través de sus paquetes de rescate. La semana pasada en el texto titulado Conservar la naturaleza para impulsar la economía, publicado en este diario, se presentaron las ventajas de invertir en la conservación y restauración de la naturaleza para obtener los beneficios derivados de un triple dividendo que consiste en ganancias económicas y generación de empleo; ahorros por la prevención de desastres naturales y; beneficios sociales y ambientales, sobre todo en materia de salud y control de contaminantes.

Las soluciones basadas en la naturaleza se vinculan al concepto de infraestructura verde, la cual de acuerdo con el documento Implementación de Infraestructura Verde como Estrategia para la Mitigación y Adaptación al Cambio Climático en Ciudades Mexicanas, publicado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el sexenio pasado, se considera un sistema donde interactúan las esferas humana y ambiental, considerando la última como un soporte principal para la calidad de vida y el desarrollo humano, al proporcionar diversos servicios ambientales. La infraestructura verde se caracteriza por una conexión espacial que no se limita al valor paisajístico sino a la prestación de servicios ecosistémicos; también es multifuncional para permitir la integración de las funciones de los asentamientos urbanos a través de los servicios ambientales y sus beneficios; además la infraestructura verde es diversa y se puede componer de varios espacios naturales como ríos y bosques, así como de espacios urbanos como zanjas camellones y muros; por último, este tipo de infraestructura es multiescalar y es indispensable que se asocie a una dinámica territorial amplia. La infraestructura verde a su vez tiene ejes temáticos como el agua y las acciones enfocadas a contribuir la disminución del colapso en los sistemas de drenaje y de provisión de agua potable; la movilidad sustentable a través de corredores de infraestructura verde; los espacios públicos y su diseño, accesibilidad y calidad; y la biodiversidad como medio para la restauración de ecosistemas fragmentados por el paisaje urbano, ayudando así a mantener las funciones ecológicas originales y sus servicios ambientales.

En el caso de México existen ciertas limitaciones para evaluar los impactos del triple dividendo generado por la infraestructura verde. En materia de empleo, El Financiero refirió que México cuenta con potencial de generar este tipo de empleos los cuales tienen un efecto multiplicador por su vinculación al desarrollo local, no obstante, estos crecen muy lentamente y abarcan menos del 5 por ciento de la fuerza laboral. De acuerdo con datos de Semarnat, en el 2015 de los 51 millones 568 mil 819 empleos contabilizados, solo 774 mil 358 los cuales equivalen al 1.50% del total, eran verdes. Esta es una proporción muy baja, por lo que considerando los impactos sociales y económicos de la pandemia, un incremento en este tipo de puestos trabajo podría contribuir a una recuperación más sostenible. Un caso que ilustra algunos ejes del triple dividendo es el Plan Municipal de Infraestructura Verde de Mérida, el cual valora de forma cuantitativa los servicios ambientales del arbolado urbano en ese municipio. En su Estudio de Arbolado en Parques cuyo objetivo es el mejoramiento de la calidad de los árboles en estos espacios, se refiere que los servicios ambientales vinculados a la cobertura arbórea son el carbono fijo en madera, capacidad de secuestro de carbono, reducción de contaminantes y reducción de escorrentía, cuyo valor total se estima en casi 25 millones de pesos. Los primeros dos elementos están vinculados al cambio climático y contribuyen a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero responsables del cambio climático; mientras la eliminación de contaminantes como dióxido de nitrógeno y azufre previene daños a la salud de la población; en tanto la reducción de escurrimientos evita encharcamientos y contaminación de otros cuerpos de agua.

Hace un par de semanas el gobierno federal anunció 32 proyectos de infraestructura a iniciarse este mismo año por un monto de 259 mil millones de pesos, de los cuales se dice que dos mil millones se destinarán a agua y medio ambiente en infraestructura tradicional como abastecimiento de agua y manejo de residuos. En este aspecto es importante señalar que el monto asignado en materia medio ambiental es el menor de todos los rubros, lo que es un reflejo de las prioridades de este gobierno al cual parece que poco le interesa innovar en materia económica para lograr una mejor recuperación de la crisis.

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ