Cuando alguien se postula: ¿quién y qué realmente se postula?

Cuando alguien se postula: ¿quién y qué realmente se postula?

Los candidatos a gobernador salen como hongos en época de lluvia: cada semana se destapa uno nuevo. Una primera pregunta es sobre los rasgos ideológicos de los mismos. Cuando hablamos de ‘ideología’ no nos referimos (en primer lugar) a las ideas que tengan acerca de la política. Ese concepto indica que hay ciertas ideas que nacen o tienen su origen en la posición social específica en la cual se encuentra el sujeto en cuestión: la posición social genera una visión de la realidad, la cual (posteriormente) se convierte en un sistema de narrativas e ideas sobre lo social. La noción de ‘ideología’ refiere a la localización dentro del escenario de intereses sociales específicos. En un discurso muy esquemático de clases, un hijo de empresarios defiende esos intereses con la idea de “los empresarios crean empleos y son la locomotora de progreso”, y un hijo de obreros, dirá, “el trabajo es el que hace la riqueza”. Y así, su visión del desarrollo económico del país estará en ‘ideologías opuestas’. Como podemos ver, tener una ideología no son meras ideas.

La pregunta pues, adquiere otro sentido, ¿qué ideología representan los candidatos a la gubernatura?, se traduce en, ¿a qué sectores sociales sirve?, y mejor: ¿con qué grupos y organizaciones tiene sembrados sus compromisos? Así, el discurso es una forma de justificar compromisos y objetivos prácticos. Y la lucha política es el antagonismo de intereses, no de ideas. Estas últimas tienen sólo la función de justificación pública de aquellos. Y los intereses son concretos. Por ejemplo, cuando la coordinación de Morena en el Senado detiene la iniciativa de pago de impuestos a las herencias, lo hace creando lazos de acuerdo mutuo con aquellos que se verían afectados. Esos ‘lazos de amistad’ conforman alianzas de interés político. Es justo la pregunta que debemos hacernos sobre los candidatos a la gubernatura: al postularse fulanito, ¿quién y qué realmente se postula?

También, claro está, intervienen otros elementos de la postulación, como el equipo que tienen dichos candidatos: ¿son ilustrados expertos en problemas públicos o mercenarios políticos llenos de mañas? ¿Tienen agenda de temas prioritarios? De ser así, ¿cuáles? ¿Cómo evaluamos su trayectoria? Si ha tenido puesto en la administración pública, ¿cuál ha sido su desempeño y cuáles sus resultados? Si ha sido legislador, ¿qué iniciativas defendió y qué proyectos gestionó? Hay muchas preguntas para ponderar o sopesar racionalmente a los políticos que pretenden llegar a la gubernatura del estado. Pero también hay elecciones basadas en factores emocionales; por ejemplo, una parte importante de la población quedó prendida de la marca ‘Morena’ porque la asocia a renovación y honestidad (ahora en crisis), y justo por eso se convirtió en una locomotora electoral que caciques pragmáticos, lejanos a esos valores, se aprovechan de eso para encabezar la candidatura de esa marca política. Esa franja de la población tiene fe en la marca, no hace preguntas inquisitivas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ