OCEZ y el Coro deben profesionalizarse y dejar los filtros dinásticos: Encina Arroyo

OCEZ y el Coro deben profesionalizarse y dejar los filtros dinásticos: Encina Arroyo
El clarinetista y docente investigador, César Encina Arroyo, dio su opinión respecto al conflicto que enfrentan la Orquesta de Cámara y el Coro del Estado ■ foto: cortesía flavio becerra

■ “Los directivos necesitan voltear a ver lo que pasa, en ver cómo se maneja una orquesta”

■ Debe existir una carta constitutiva de fundación o creación, que sea legal ante un notario

 

“La Orquesta de Cámara y el Coro del Estado de Zacatecas necesitan desarrollarse hacia una afinidad institucional, profesional y social, pero sobre todo, dejar atrás los filtros dinásticos. Los directivos necesitan voltear a ver lo que pasa, ya no digo en otros países, sino en otros estados, en ver cómo se maneja una orquesta, porque están tan encerrados que piensan que las cosas funcionan de esta manera y no es así”, consideró el clarinetista y docente investigador, César Encina Arroyo, con respecto a la situación por la que atraviesan ambas agrupaciones.

Para el músico, la sociedad zacatecana ha asumido como cierto lo que se ha desprendido del conflicto en el que se han visto envueltas ambas agrupaciones, derivado de su cambio de adscripción y la interrupción del pago de las becas de los integrantes. Pero lo que se debe manifestar con “transparencia y responsabilidad ética”, es desmitificar lo que los directivos continúan vendiendo, dijo, porque no es la orquesta que más ha innovado ni es pionera ni la única y mejor del estado, y mucho menos reconocida a nivel nacional.

Además, considera que su nivel técnico no merece tampoco ninguna comparación con otras, y que la dinámica y la estructura de trabajo, la cual se homologa con las mejores del país, “está muy lejos de acercarse a la verdad”, pero esto nadie lo dice, asegura, pues todo se centra en detalles cuantitativos y cualitativos. “Me parece que es muy grave dejar que se siga permitiendo esta línea de discurso sin el sustento crítico”, asevera.

Para el docente investigador de la Unidad Académica de Artes (UAA), el conflicto que se suscitó arrojó varias cuestiones en torno a cómo se estructura una orquesta sinfónica profesional, cuál es la logística de un órgano de estas características, el proceso para conformarlo presupuestalmente y los requisitos legales y laborales que deben contemplar desde su inicio.

Esto debido a que, de acuerdo con una entrevista realizada al director de la Banda Sinfónica del Estado de Zacatecas, Salvador García, y publicada en La Jornada Zacatecas el 27 de febrero de 2014, éste aseguraba que en Zacatecas no se convocaba para los proyectos debido a falta de presupuesto, pero que formó las agrupaciones por una indirecta del ex gobernador Miguel Alonso (https://ljz.mx/2014/02/27/los-ensambles-de-musica-han-surgido-sin-convocatorias-abiertas-por-la-escasez-de-recursos-salvador-garcia-y-ortega/).

En este sentido, Encina Arroyo considera que el proyecto de la orquesta y el coro ha funcionado con las mismas directrices de la Banda del Estado, refiriéndose con esto a que los músicos son becarios, es decir, alumnos con ciertas características pero que no estrictamente profesionales. De ahí que la personalidad de la orquesta esté bajo la sombra de la Banda, que a su parecer, también necesita buscar la profesionalización, pero sobre todo un desarrollo musical, ya que es una institución importante en el estado, patrimonio inmaterial y que forma parte de la identidad de los zacatecanos.

Por lo menos, señala el clarinetista, debe de haber una carta constitutiva de fundación o creación, que sea legal ante Notario Público, y que especifique si va a estar formado por un patronato o tendrá injerencia del Gobierno del Estado o bien con apoyo federal. Que se haga un acta en la que se especifiquen las características de la orquesta, la cantidad de músicos, los objetivos y su función social.

Y es que destacó que el problema actual es que no hay reconocimiento legal, que es lo que se busca por parte del Instituto Zacatecano de Cultura, para que los becarios tengan una base jurídica estable. Pero sobre todo, agregó, lo que se buscará es atender la vulnerabilidad laboral y jurídica de sus integrantes bajo los lineamientos del IZC.

Lo que se debe aprovechar, concluyó el clarinetista César Encina Arroyo, es que ya existe una orquesta y darle continuidad, y asegura que bajo los lineamientos de calidad del IZC podrá ser una buena residente de la institución, como ha sucedido con la Camerata del Estado, el Ensamble de Música Antigua y el Coro Ramón López Velarde.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ