Dificultad para adaptarse a las clases virtuales

Dificultad para adaptarse a las clases virtuales

Toda la educación se reduce a estas
dos enseñanzas: aprender a soportar
la injusticia y aprender a sufrir desdichas:
Ferdinand Galiani

Desde que inició la pandemia ocasionada por el Covid-19, la drástica medida en el cambio de educación presencial a virtual, provocó toda una serie de reacciones en maestros, alumnos y padres de familia, sobre este respecto, me di a la tarea de interrogar a cuanto niño encontraba ya sea en la calle o en su seno familiar; la pregunta planteada iba en el sentido de cómo se sentían al tomar las clases por internet y televisión, las respuestas fueron muchas y muy variadas:

Me da igual dado que aprendo de las dos formas: asistiendo a clases o por internet.

Es muy aburrido tomar clases por televisión e internet, prefiero estar en el salón con mis compañeros y mi maestro

Hago las tareas aunque no les entienda, mi maestro me pone buena calificación

No entiendo lo que me piden pero mis papás me hacen las actividades

No entiendo y mis papás no me quieren ayudar.

Mi maestro se comunica mucho conmigo y me aclara lo que no entiendo

Mi maestro ni siquiera se comunica ni conmigo ni con mis papás

No entiendo nada y dejé de hacer las actividades

Estos y otros comentarios no menos importantes y casi todos desalentadores, son los que externan los alumnos, sin embargo, con mucho entusiasmo, el Secretario de Educación Pública lanza las campanas al vuelo al anunciar que el programa “Aprende en Casa II” será más exitoso que el “I”. Dice que ha afinado estrategias con los gobernadores de las diferentes entidades federativas –como si ellos entendieran sobre educación-, ¡y lo que les informa el señor Secretario!, que se incrementará o adicionará la televisión como medio educativo, algo que no se trabajó en el ciclo escolar 2019-2020 ¡Vaya manera de afinar estrategias! A los maestros los considera como espectadores prestos para operar contenidos, cual obreros que operan máquinas; con bombo y platillo anuncia también el secretario de educación la creación de un centro de Apoyo Pedagógico a Distancia, ¿cree usted que con 160 líneas telefónicas se apoyará a 30 millones de alumnos?

Ante semejante aberración por parte de las autoridades educativas federales y, quienes les sirven de comparsa, las estatales, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), única organización que históricamente se considera combativa, ha impulsado lo que le llaman “plan de clases alternativas”, mismo que se aplica en algunas entidades, particularmente del sur-sureste; esta organización advierte sobre los riesgos pedagógicos al imponer el modelo de educación virtual y las clases por radio y televisión. La idea es que todos los maestros continúen con el proceso de aprendizaje que ellos mismos han desarrollado mediante la búsqueda de alternativas para tener cercanía con sus alumnos, y, lo que puede ser mejor, que compartan con sus colegas estas alternativas, que no se centren solamente a lo que impone la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Los docentes son creativos, lo que se requiere es que las autoridades educativas los reconozcan como tal y no coarten sus iniciativas, si pensaran con ellos, la situación educativa será diferente, si se les permitiera que hicieran aportes al proceso educativo, los proyectos que se estructuraran serían de mayor relevancia. El daño que ha padecido la educación en México no ha sido de seis meses a la fecha, ha sido de décadas; llámese educación virtual o presencial, una gran cantidad de niños carecen de acceso a la educación, hoy, con la crisis sanitaria, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) asevera que una tercera parte de los niños en edad escolar de todo el mundo, no han tenido acceso a la educación a distancia durante el cierre de las escuelas (La Jornada, México. 26/08/20, p.2). dicho organismo internacional alertó además, que es probable que la situación empeore si la crisis continúa como hasta ahora.

En América Latina y el Caribe, varios millones de niños no han podido continuar correctamente con las clases durante esta pandemia, tal parece que en educación, se avanza un paso y se retroceden dos, ello debido a que la crisis sanitaria seguirá latente una vez que se regrese a clases presenciales, incluso, puede correrse el riesgo de que exista un rebrote dado que un porcentaje muy elevado de escuelas no cuenta con los servicios elementales como son agua, drenaje y sanitarios.

El Secretario de Educación Pública cree que sumar esfuerzos para sacar adelante la educación, significa pedir apoyo a otros organismos, mismos que, incluso, han sido instrumentos represores y destructores del sistema educativo –están en deuda con la sociedad-, me parece que el Secretario tiene una visión muy corta acerca de lo que implica la educación, asevera de una manera rotunda que las alternativas que se han tomado ante esta crisis sanitarias, garantizan el éxito educativo. Han hecho caso omiso a las recomendaciones de organizaciones internacionales, omiten poner a discusión pública los datos que hacen públicos estos organismos.

Todos estos fenómenos que hoy día suceden en el ámbito educativo, han sacado a la luz el que no existe realmente una democracia social, sino que es solamente de élites, no se han proyectado en las aulas acciones que fortalezcan el proceso democrático y de responsabilidad compartida, lo único que se quiere es ver a los alumnos como clientes puesto que han castrado a las instituciones educativas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ