Sociedad y Gobierno exhibidos por el COVID

Sociedad y Gobierno exhibidos por el COVID

Ayer caía en cuenta de los ejemplos que ponen a México como uno de los países que más aporta muertos a la estadística mundial, incluso comparado con países igual o mas poblados. Japón, por ejemplo, con la misma población, registra solo 1 mil casos, por mas de 40 mil que reporta México. También por encima de China o de la India, que son inmensamente mas poblados que nuestro país y de ahí nació la inquietud por saber porque pasa esto.

Hay que abordar el tema partiendo de dos condiciones. La primera es el comportamiento de la sociedad y la segunda, el comportamiento de las autoridades. Creo, para nuestra mala suerte que en ambos casos ha habido tremenda negligencia a la hora de actuar frente a la pandemia. Me explico:

La sociedad mexicana no de ahora, pero sí con mas enjundia, es una sociedad rebelde producto de su propia constitución y mestizaje, contestaría de nacimiento y desafiante por convicción. Hace siglos cuando a los habitantes originales de estas tierras se les impuso una fe y un gobierno por medio las armas y a costa de vidas y derramamiento de sangre y con la mezcla de españoles exconvictos y victimarios, descendientes de otra mezcla entre moros y occidentales, dio paso a una sociedad resentida que gusta de desafiar a la autoridad porque no la siente legítimamente constituida y a la cual obedece más por obligación que por ver en ella un instrumento del Estado para el desarrollo nacional. Claro, al menos que se sea de la oligarquía y a sus intereses convenga no decir ni pío para conservar los fueros. Como ejemplo, los afortunados que somos o hemos sido parte de las administraciones públicas, en las cuales el que ya pertenece, quiere seguir perteneciendo y el que no pertenece quiere llegar a pertenecer, pero en tanto, la crítica es un acto reiterativo de retorica “popular”: “si lo recomienda el gobierno, entonces no es bueno para la gente”.

Dicho lo anterior, no es sorprendente que la gente no haga caso a las recomendaciones del Gobierno a efecto de mitigar el contagio del virus. Existe, repito, una enorme negligencia por parte de los ciudadanos respecto de cuidarse y cuidar a los demás. Y es tan ilógico y a su vez irónico que hacemos a un lado el constante desafío social a las indicaciones del gobierno para dar paso al desprecio de la vida misma del mexicano, y es imposible no recordar “caminos de Guanajuato” de José Alfredo Jiménez cuando dice “la vida no vale nada”, ilustrando a la perfección, o más bien contribuyendo a la vigencia del Laberinto de la Soledad de Octavio Paz para retratar de cuerpo entero la idiosincrasia del mexicano.

Pero ¿qué fue primero, el huevo o la gallina?
Quien tenga buena memoria podrá coincidir en que allá por el mes de febrero y todo marzo, el gobierno federal desestimo la gravedad y consecuencia del virus y cayeron en un relajamiento y en contradicciones tan absurdas, que cuento quisieron corregir y ponerle seriedad al asunto, ya era demasiado tarde, la gente ya había deslegitimado el mortal virus y su prevención y hoy todo eso se traduce en miles de muertos producto de la negligencia de la gente y del gobierno. Negligencia no solo es actuar mal preterintencionalmente, sino dejar de hacer lo que te toca para evitar que se presente el resultado conocido y producto de esas malas decisiones.

Hoy de mucho no sirve buscar culpables en un país en donde el futbol no ha detenido su actividad y la televisión transmite como los jugadores se rozan en el campo de juego sin mayores consecuencias y dando un pésimo ejemplo de que las cosas no están tan mal. Todavía hoy existen los incrédulos de la existencia del virus, y con ellos pareciera que se detiene el tiempo y que la edad media no ha finalizado y que las brujas y los dragones son parte del complot mundial para perjudicar a algunos desgraciados.

El confinamiento ha durado tanto que hemos visto el ascenso y el descenso de la popularidad del nuevo ídolo de oropel de la 4T. El famoso Doctor Hugo López Gatell ha pasado de ser una celebridad popular y positiva, en un país habido de figuras y liderazgos reales, a ser un político más en una responsabilidad científica y de salud pública. Me imagino a Gatell en el Senado de la República o en la Cámara baja, incluso votaría por él, pero es necesario que alguien mas le ayude en la tarea que actualmente desempeña y que es por mucho, más importante que cualquier espacio político, por que en este se juegan vidas, muchas vidas, tantas como mas de 50mil en pocos días.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ