Humor y Pandemia: Hasta un cierto punto

Humor y Pandemia: Hasta un cierto punto
La imagen protagonizada por un gato, una de las figuras preferidas del humor Covid, por su expresividad, nos permite visualizar su expresión de terror cuando se ha literalmente asfixiado a causa de la tos (unos de los síntomas del Coronavirus), por su risa frente a los memes ■ FOTO: CORTESÍA

■ “El humor en tiempos del Corona: 40 imágenes para una cuarentena”

 

El humor puede ser un factor de resiliencia, pero con ciertas condiciones. A menudo es difícil, en el momento de un traumatismo, poner distancia con el dolor. Del mismo modo, la sonrisa y la risa tienen también límites cuando estas se aplican a temas que afectan las sensibilidades individuales.

Se trata de la teoría de la “violación benigna” defendida por los autores de The humor code (Peter MacGraw, Joel Warner, 2014). Estos consideran que es necesario un plazo de tiempo para poder reírse de un evento traumático, el pico del humor se produce según ellos 36 días después de su advenimiento.

El Coronavirus ha cambiado un poco la situación. La intensidad de la producción humorística y la inmediatez de su circulación han sorprendido a más de un observador. En realidad, la mundialización de su flujo ha tapado disparidades importantes. No todo el mundo se ha reído al mismo tiempo de las mismas cosas. Las personas se han visto afectadas de manera diversa y el tiempo de la pandemia no ha sido sincrónico en todos sitios.

Asimismo, ciertos temas sensibles han sido poco (o nada) tratados: los equipos sanitarios, el dolor, la muerte, las personas mayores, la angustia social y económica…

La capacidad de los internautas para reírse de sí mismos se ha apoderado de la cuestión de los límites de la risa utilizando sobre todo a los animales o a los personajes de las películas de animación.

Es el caso de la imagen escogida para hoy, protagonizada por un gato, una de las figuras preferidas del humor Covid, por su expresividad. El encuadre en un primer plano nos permite visualizar su expresión de terror, y el comentario en primera persona nos aporta la clave. Su risa frente a los memes se ha literalmente asfixiado a causa de la tos, uno de los síntomas de la enfermedad.

Desde que esta última se mete en nuestra vivencia, tiene por efecto dejarnos helados volviéndonos momentáneamente insensibles a la risa. El humor visual de la expresión congelada del gato, trasladada al contexto de la pandemia, está igualmente vinculada al principio de animalización que funciona aquí como un eufemismo.

La cabeza de este felino potencialmente infectado, espejo de nuestro pavor, manifiesta elocuentemente los límites del humor.

Mañana: Humor y Pandemia: El por qué del cómo.

*Catedrática de Artes Visuales en la Universidad Sorbona
** Traducción del francés por Jordi Macarro: Humour et pandémie: jusqu’à un certain point

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ