La crisis que llegó y la construcción de un nuevo país

La crisis que llegó y la construcción de un nuevo país
En México, como lo hemos dicho, estamos frente a la amenaza del crecimiento de la pobreza hasta un 10% FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

La crisis sanitaria que vive el mundo está generando, a su vez, nuevas crisis. En México, como lo hemos dicho, estamos frente a la amenaza del crecimiento de la pobreza hasta un 10%. Incluso hay quien habla de que una eventual crisis alimentaria que provocaría a millones de mexicanos pobres en una pobreza irreversible, que podría traducirse en un gran movimiento social incontrolable en busca de la sobrevivencia.

La desaceleración económica y el aumento de la desigualdad social y la pobreza se combinan con la crisis de salud, la crisis económica producto del distanciamiento social energética y todo esto, con los problemas medio ambientales, la lucha por el agua y el territorio, la contaminación ambiental, la crisis de los combustibles fósiles y el cambio climático, nos puede colocar en el umbral del hambre.

En México, el número total de personas en situación de pobreza extrema por ingresos, es decir, que su ingreso es insuficiente para adquirir la canasta alimentaria puede incrementarse a 10.7 millones de personas.

Según la FAO, el principal desafío a corto plazo es garantizar el acceso a los alimentos de la población, especialmente para quienes han perdido su fuente de ingresos y la pandemia podrá impactar de forma especialmente severa a aquellos países que ya presentaban una condición de inseguridad alimentaria.

Nuestro país es incapaz de producir los alimentos que consume. En los últimos 20 años la dependencia alimentaria de México ha registrado un crecimiento sostenido, pasando de 10 en 1994 a 45% hoy.

Y es en este escenario que el Fondo Monetario Internacional (FMI), prevé que la economía mexicana puede sufrir la mayor contracción en 88 años. El organismo prevé que el producto interno bruto (PIB) de México caerá hasta el 10.5% por ciento, una reducción drástica frente a la caída prevista de 3.9% en abril.

El FMI encuentra que la pandemia aún se sigue propagando en las poblaciones de América, por lo que las medidas restrictivas seguirán deteriorando el panorama económico.

Así, la caída prevista sería la recesión más profunda en México desde 1932, cuando la economía se contrajo 14.8%. Será más grave que las crisis 1982, del decrecimiento de 6.3% en 1995 y de 5.3% de 2009.

El futuro inmediato se ve muy difícil, pero tenemos que trabajar para que nuestro país saque lo mejor que tiene, la fuerza de su gente, el impulso de un pueblo que ha sorteado los retos que la historia le ha impuesto.

Tenemos que trabajar por garantizar la vida, el empleo y la propiedad de los mexicanos, sobre todo de los que menos tienen, tenemos que reforzar el apoyo a los trabajadores del campo, que son el sector donde se asienta la pobreza y donde está la esperanza de la Soberanía Alimentaria; tenemos que apoyar a las Mipymes que emplean a la mayoría de los mexicanos.

Tenemos que impulsar una economía solidaria, basada en la reconstrucción de la sociedad. Es vital acabar con la violencia hacia las mujeres y erradicar la violencia del crimen organizado. No podemos contentarnos con reconstruir un México donde se asentó la corrupción, la desigualdad y la falta de justicia para la mayoría de los mexicanos.

Construir un nuevo país, es el camino para salir fortalecidos de las crisis que provocó el Covid.

*Presidente de la Comisión de Agricultura,
Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Senado de la República

Twitter @NarroJose

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ