Zacatecas, relajado bajo la sombra del Covid

Zacatecas, relajado bajo la sombra del Covid
Un hombre se recostó en una de las bancas del Jardín Independencia para descansar bajo la sombra de los árboles, sin preocupación alguna ■ foto: andrés sánchez

Familias enteras caminaron por la calle, niños y adultos mayores sin protección, se registró intenso tráfico vehicular y aglomeraciones en espacios públicos

 

Zacatecas es el único estado que podía presumir que ha estado dos veces en menos de un mes, en el semáforo naranja del riesgo epidemiológico por Covid-19, y al igual que el primer día de la llamada “nueva normalidad”, las calles del Centro Histórico registraron una movilidad intensa como si fueran unas vacaciones pagadas y para el sosiego, como lo hizo parecer el hombre que a “sus anchas” desplegó su cuerpo en una de las bancas del Jardín Independencia para descansar relajado bajo la sombra de los árboles, bajo la sombra del Covid.

En una situación paradójica la entidad volvió al color naranja en los días que pudieran considerarse su pico más alto en lo que va de la contingencia, pues incluso ayer registró otros 22 nuevos casos y cuatro fallecimientos derivados del padecimiento, aunque la buena nota la dieron también los 15 pacientes recuperados que pusieron al estado a tan sólo uno más de alcanzar los 200 zacatecanos que han vencido al Covid.

No obstante, pareciera que dicha situación no alarma ni a los transeúntes ni a muchos comerciantes y conductores de transportes, que ante la desesperación por el alargamiento de la contingencia evaden las recomendaciones hechas por las autoridades sanitarias de la entidad, porque los taxistas siguen transportando a más de dos personas, y más ayer que Uber se manifestó con un apagón, y en los camiones urbanos la sana distancia significa respiración cerca de la nuca.

Nuevamente familias enteras caminando por la calle, niños y adultos mayores sin protección, intenso tráfico vehicular y aglomeraciones en espacios públicos, como se pudo ver, nuevamente, en el Jardín de Independencia, que sirve como sitio de espera mientras algún miembro de la familia realiza las compras en el ala comercial de la ciudad. Fue el segundo primer día de la nueva normalidad y para su suerte cayó nuevamente en quincena y la urgencia por el abastecimiento.

Caso contrario se vio en Plaza Galerías, que ante el anuncio del retorno al color naranja, se suponía, abrirían también todos sus comercios bajo los lineamientos de sus protocolos de seguridad, pero las cortinas de sus locales no se abrieron, salvo un café, una heladería, la tienda de mascotas y una tienda de ropa. Las salas de cine, como se había anunciado, se mantuvieron cerradas para alargar la angustia de los cinéfilos y sólo los grandes consorcios fueron los que abrieron en su totalidad con rigurosos filtros sanitarios, personal responsable y constantes señaléticas del lugar.

La nueva normalidad zacatecana se asoma otra vez, y mientras muchos comercios se atienen a su creatividad para diseñar sus protocolos, incluso poniendo a sus maniquíes como barrera para que no pase la gente, a otro tipo de giros les urge reiniciar porque la economía y las deudas no perdonan, como son los gimnasios y bares, que al concentrar a más gente tendrán que esperar quizá, a que el semáforo cambie a amarillo, el de la “esperanza” y la “preparación” según el decálogo presidencial, aunque muchos ya estén preparados, como lo demostró el hombre del jardín, al que ni una pandemia de suma letalidad le espantó el sueño.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ