La Utopía en el Hogar (10) Día Mundial del Ambiente

La Utopía en el Hogar (10) Día Mundial del Ambiente

Con esta entrega se cumplen diez semanas de soliloquios y recomendaciones que sirven como ejercicio exploratorio sobre experiencias que se tuvieron que confrontar queriéndolo o no durante el período. El confinamiento y aislamiento han sido circunstancias determinantes con una modificación a la vida cotidiana en una configuración que no se había vivido en toda la historia. Las personas han debido aprender a vivir la vida en contextos más que conocidos, pero desde perspectivas novedosas. Para comenzar, dejar de hacer lo cotidiano, prácticamente encerrarse en casa, el trabajo en línea, lo mismo que la escuela, el abastecimiento, las visitas médicas, bancarias, por citar algunas importantes. Y desde ahí, lo más íntimo y personal van ampliándose las formas de interacción que van desde lo elemental, que es la familia hasta lo más amplio, la sociedad y hasta la humanidad, si se quiere. Y los entornos crecen a la medida de las poblaciones. Desde el hogar, hasta la ciudad, el país y el mundo. Si se analiza a la inversa, entonces el mundo, la Tierra, válgame la perogrullada, viene siendo la casa de la humanidad y parece que muy pocos tienen una idea clara de la forma en que ésta es sistemáticamente agredida por los que disfrutan las ventajas de los modelos de desarrollo vigentes hoy día.

El próximo viernes 5 de junio se celebra, desde 1974, el “Día Mundial del Medio Ambiente”, el cual es considerado el día más importante en el calendario oficial de las Naciones Unidas. Para dar dimensión a este día, se deben asimilar los conceptos de permanencia y de supervivencia. En la medida que se tenga la Tierra limpia y bajo principios de respeto extremo, en esa medida se puede anhelar a que los seres humanos tengan aspiraciones de trascender cuando menos al siglo XXII. En la medida en que la tierra siga siendo devastada al ritmo que se está haciendo, pocas oportunidades habrá de que, incluso haya una próxima generación de nietos a quién contarle las historias trasnochadas de los seres humanos. El ambiente de vida que nos ofrece la Naturaleza es el elemento que debiera ser el objeto de la existencia en general, de hoy en adelante.

El Ambiente puede ser definido como el conjunto de elementos naturales y artificiales o inducidos por el hombre que hacen posible la existencia y desarrollo de los seres humanos y demás organismos vivos que interactúan en un espacio y tiempo determinados. El día de hoy se hablará de la Utopía en el Hogar, el grandote. El mundo maravilloso en el cual sobreviven infinidad de especies de todo tipo y que se reconoce con el nombre de Biodiversidad, es decir, la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otros, los ecosistemas terrestres, marinos y otros ecosistemas y los complejos ecológicos de los que forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas. (1)

Se vive hoy día una tendencia aparentemente irreversible de extinción del ambiente tal como lo llegaron a conocer las personas que hoy sobrepasan el medio siglo de existencia. Lo que no cambió en miles de años de evolución, lo hizo en un período muy corto, en especial en las últimas cinco o seis décadas. La única manera de frenar esa loca carrera hacia la nada, es volviendo a lo básico, a la vida esencial. Hoy se tiene la necesidad de formular nuevos programas de funcionamiento público y privado. También, se ha manifestado el fenómeno de la globalidad en torno al problema pandémico. Es urgente pues, cambiar muchos conceptos que hoy mueven a los grandes núcleos poblacionales. Es urgente detener la explosión demográfica como la causa más importante del deterioro ambiental, los problemas de vivienda y de alimentación no pueden seguir solucionándose con el actual modelo de desarrollo. Hay que detener, sobre todo, el abuso de los recursos como si fueran objetos de rapiña y no existiera el mañana. Mucho hay que cambiar, para bien y por la buena, si es que se pretende sobrevivir.

Los nefastos resultados tan obvios, como la deforestación, la invasión de hábitats de vida silvestre, la agricultura intensiva y la aceleración del cambio climático han alterado el delicado equilibrio de la naturaleza. Para variar, siempre hay voces que buscan detener la barbarie ambiental hoy tan manifiesta, pero, para variar, siguen siendo las víctimas invisibles de la codicia desmedida de los depredadores y los olvidados eternos de los encargados de aplicar la justicia y de aquellos para los que, desde los medios de comunicación, no existen.

Mientras esta situación prevalezca, la Utopía seguirá extraviada delante de los ojos, a dos pasos de distancia.

1. López Aguilar, J. J., De Haro Duarte, J. H. Residuos Peligrosos Domésticos (Sustancias Peligrosas en el Hogar) https://docplayer.es/15562692-Residuos-peligrosos-domesticos-sustancias-peligrosas-en-el-hogar.html ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ