El regreso al trabajo y la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene

El regreso al trabajo y la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene

Los comunicados para el regreso al trabajo de las secretarías de Salud, de Trabajo y del IMSS, se dirigen a los empresarios, no a los sindicatos ni a los trabajadores, haciendo a un lado la Ley Federal del Trabajo y los artículos 1 y 123 de la Constitución, que prevén la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad en cada centro de trabajo, ya que consideran el trabajo, la vida y la salud como derechos humanos indivisibles, universales y exentos de discriminación.

El regreso al trabajo previsto por el gobierno debe ser bajo la estricta aplicación de las normas preventivas y obligatorias, establecidas por la Secretaría de Salud en el Diario Oficial de la Federación del 14 de mayo de 2020. Toda vez que el contagio del Covid-19 no ha casado, solo disminuirá en junio, por lo cual la emergencia sigue amenazando. Y primero es cuidar la vida y la salud de las y los trabajadores, de base y confianza, antes que nada.

La bilateralidad o diálogo obrero-patronal sanitario hoy es clave, pues nadie conoce mejor que ellos el trabajo, sus condiciones y los riesgos que se presentan que puedan afectar la salud y la seguridad.

La aplicación de las normas se debe realizar con responsabilidad, en armonía entre trabajadores y patrones, en la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad de cada centro de trabajo, prevista en el artículo 509 y siguientes y la supervisión en el 510 de la Ley Federal del Trabajo, ya que la Comisión Mixta es obligatoria en todos los ámbitos laborales, sean de empleados públicos federales, estatales y municipales. Las normas de la Secretaría de Salud indican:

Uno. Se deben establecer protocolos (reglas) sanitarias, antes de volver al trabajo, de estricto cumplimiento. Dos. Establecer la seguridad sanitaria en el ambiente laboral. Tres. Se readecuarán los espacios y los procesos productivos del trabajo de cada área. Cuatro. Habrán filtros de ingreso, sanitización (desinfección) e higiene del espacio laboral. Cinco. El retorno laboral será por etapas o “semáforos” de estricto cumplimiento, son los tiempos de las actividades.

La Comisión Mixta es obligatoria y complementaría de la inspección de las secretarías de Salud, Economía, Trabajo y del IMSS, porque solas esas instituciones no alcanzarían todo el país y las miles de empresas, de modo sistemático y cotidiano como se requiere. Hoy la Comisión Mixta es indispensable para ambas partes y, como señala la Ley: con o sin sindicatos se deben formar la Comisión en cada centro de trabajo. Los protocolos son las normas basadas en el Diario Oficial.

La nueva normalidad es vivir y trabajar con el Covid-19; o sea, con altos riesgo de higiene y seguridad, consecuentemente las medidas para evitar contagios deben ser preventivas, para evitar los daños.

Sí con riesgos bajos a la salud y a la vida de los trabajadores se debe constituir la Comisión Mixta, en cada centro laboral, con mayor razón cuando se enfrenta una emergencia como la del Covid-19. Lo cual no limita que opere la supervisión institucional, al contrario: la refuerza y complementa. El acuerdo bilateral entre obrero y patrón será la base de una mejor convivencia laboral, de mutua solidaridad.

Es claro para la mayoría que vivimos ante una emergencia grave, como son las causas de fuerza mayor de la naturaleza, como los sismos, los terremotos, inundaciones, volcanes en erupción, etc. Justo los tiempos en que la solidaridad y la ayuda mutua son indispensables.

La nueva normalidad nos reclama protegernos todos en el trabajo, pero no de modo aislado, sino protegernos unos a otros y de común acuerdo. Nos reclama una nueva conciencia personal y social a la altura de los más altos valores humanos y de las circunstancias. Sí en la calle, el mercado y el transporte debemos tomar precauciones de sana distancia que eviten el contagio y propagación del Covid-19, con mayor razón debe ser en el trabajo, donde pasamos más tiempo y las labores son la fuente de nuestro empleo e ingreso económico.

La nueva normalidad reclama instituciones responsables y funcionarios honestos, que eviten la simulación, la corrupción y la complicidad. Son tiempos espaciales de esfuerzo personal y social, de cambio en el país. De que los trabajadores revivan sus sindicatos y la solidaridad real que caracteriza las organizaciones independientes y responsables en esta hora decisiva.

En ciertas ramas de la industria, servicios y comercio, los riesgos de trabajo son mayores y cotidianos, como en la minería -de profundidad o a cielo abierto, con o sin plantas metalúrgicas o siderúrgicas-, que los hace solidarios entre ellos por naturaleza; afirman que en el trabajo con alto riesgo no hay grupos sindicales ni división, ni obreros de base o confianza, solo solidaridad y apoyos mutuos, la mayoría son iguales y compañeros, sensibles y se ven semejantes a sí mismos. Los mineros tienen amplia trayectoria histórica de luchas, tragedias y triunfos.

Otras actividades son similares, como la construcción de grandes obras, la pesca en alta mar y labores en temperaturas extremas, etc., que también reclaman una nueva conciencia laboral y social en estos tiempos de excepción del Covid-19, otra sensibilidad y solidaridad.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ