Se acelera el contagio del coronavirus. Exijámonos disciplina y derrotemos al miedo.

Se acelera el contagio del coronavirus. Exijámonos disciplina y derrotemos al miedo.

De acuerdo con la experiencia de los países más castigados por el covid-19, en el lapso de un mes pasaron de los primeros brotes detectados, casi todos originados por algún viajero internacional (primer escenario) hasta una circunstancia en la cual los infectados ya se cuentan por centenas que forman cadenas cuyos eslabones no son contactos que fueron infectados por alguno de los primeros que sí lo hicieron, sino por un tercer o cuarto eslabón de una cadena indefinida. El primero de los escenarios implicó que el gobierno identificara a los viajeros afectados, a sus contactos y los pusiera en contacto inmediato con el sector salud. El hecho que determina el segundo escenario referido es que ya no se pueden identificar los contactos de un viajero determinado y la tarea del sistema de salud es aminorar la propagación comunitaria del virus en un territorio determinado. La Organización mundial de la salud (OMS) y la secretaria del ramo en México han venido aplicando una metodología certificada para concluir que nuestro país vive en un momento de transición entre el primer escenario y el segundo, transición que terminará el viernes próximo.

 

La presente semana inicia con 53 personas que han dado positivo a la prueba de coronavirus y 314 sospechosos. Como esperaban las autoridades, las cifras ya aceleraron su crecimiento y se configura el segundo escenario, lo que explica la decisión de poner en práctica la primera intervención masiva de los gobiernos federal y estatales. Suspender las labores escolares durante cuatro semanas tiene como propósito aminorar la tasa de crecimiento del número de afectados y ganar tiempo para la investigación que produzca vacunas, medicamentos y/o tratamientos eficaces para combatir la pandemia. Si a ello agregamos que todos los habitantes nos disciplinemos en la aplicación de las medidas de salubridad elementales y en dejar un espacio de metro y medio entre nuestros cuerpos durante nuestra vida cotidiana, estaremos creando condiciones para que la pandemia empiece a remitir como parece que ya está ocurriendo en China.

6.1K

Ante la alarma mundial por el coronavirus, y el creciente número de casos confirmados en México, crecen el miedo y el pánico, como una reacción natural. Pero es evidente que hay que dominar al miedo para situarnos en la realidad. Saber de que tipo de fenómeno se trata para tomar las medidas de prevención y control adecuadas. A nadie le sirve la desinformación provocadora de pánico y los intentos de desacreditar a los mandos en el sector salud. A estas alturas ya es evidente que el pánico es contagioso y que ya se convirtió en un reto de salud pública que puede crecer si no se le combate con inteligencia.

 

En este ámbito es interesante referir algunas declaraciones del subsecretario Hugo López-Gatell, quien detalló que recientemente ha sido notoria la difusión de noticias falsas, orientadas a obtener una respuesta social de miedo, pero que también puede ser inducida por desinformación dirigida al desprestigio de la autoridad. Contó que hace días varios expertos de universidades llamaron a las autoridades de salud para decirles que tenían la impresión de que no se estaba haciendo lo suficiente en el diagnóstico del Covid-19. Asimismo, indicó que tanto en México como en Estados Unidos ha corrido la versión de que las autoridades de nuestro país están ocultando casos o mintiendo respecto al comportamiento de la enfermedad en territorio nacional, ya que solo se contabilizan 15 casos, mientras que en la Unión Americana ya había 696.

 

También refirió la detección de dos oficios apócrifos atribuidos a los gobernadores de Aguascalientes y Quintana Roo. El primero hablaba de la cancelación de distintas actividades, en particular la Feria de San Marcos; el segundo afirmaba que el mandatario quintanarroense, Carlos Joaquín, estaba llamando al cierre de escuelas en el municipio de Benito Juárez. Igualmente, manifestó que el jueves la línea de atención telefónica de la Secretaría de Salud se saturó luego de que en redes sociales circuló una nota falsa atribuida a la Dirección General de Epidemiología que invitaba a las personas a que solamente con llamar a la dependencia podría esperar a que alguien fuera a tomarle una muestra para diagnóstico.

“Saturaron nuestra línea telefónica y después circularon videos, creo que un senador de Nuevo León, diciendo cosas que son absolutamente falsas. Horas más tarde, en redes sociales, criticaba el hecho de que estaba saturado el número y no se hacían suficientes pruebas”, añadió. “Hemos dicho desde el inicio que en el plan técnico de respuestas tenemos contempladas las posibles posposiciones o cancelaciones de eventos, pero no es saludable que eso se haga sin una base técnica porque si no empiezan a proliferar las cancelaciones y las repercusiones no son solo las económicas y sociales, sino que desgastan las intervenciones de salud pública encaminadas al distanciamiento social”, señaló. “Si estas intervenciones se hacen demasiado pronto, lo único que ocurre es que se aplican cuando no sirve y cuando hay que aplicarlas ya hay un desgaste económico y social que hace que no se puedan aplicar”, abundó.

Por todo lo anterior, hizo un llamado a la calma e insistió en que el gobierno federal tiene perfectamente identificado el plan técnico de cuando podría ser útil hacer restricciones de eventos públicos.

“Pero no hay que hacerlo de manera desordenada y sin que estén acopladas a la realidad epidemiológica. Tienen que hacerse cuando es adecuado y por eso es importante mantener el orden, la calma, la disciplina internacional y la comunicación”, finalizó.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ