Editora experimentó tratos diferenciales en el proceso de creación de su empresa

Editora experimentó tratos diferenciales en el proceso de creación de su empresa
Existen prejuicios en el ámbito de la literatura, donde se cree que se escribe diferente según el género, afirmó la directora de la editorial Texere ■ foto: la jornada zacatecas

■ En las negociaciones a las mujeres “no se les ve como iguales”: Navarro

 

Lo más complicado para iniciar una empresa que brinde servicios, tiene que ver más con la negociación que con el servicio en sí, y es uno de los obstáculos que se afrontan como mujer, no porque no tengan la capacidad de hacerlo sino porque no se les ve como iguales, así lo dio a entender Judith Navarro, directora de la casa editora Texere, quien además agregó que “las negociaciones siempre son más validadas si las hace el hombre”.

En entrevista explicó cómo experimentó tratos diferenciales en el proceso de creación de su empresa y diferenciaciones que aún vive por su condición de mujer.

Una diferencia reiterada es reflejada en el lenguaje con que se refieren a los empresarios, pues los hombres reciben un trato debido a su preparación académica, ya sea “licenciado”, “ingeniero” o “doctor”, mientras que las mujeres son referidas como “señora” o “señorita”, lo cual implícitamente destaca la importancia del estado civil y la edad de las mujeres y la indiferencia por su educación.

También habló del “típico grado de acoso o coqueteo en las negociaciones”, donde se hacen comentarios con respecto al físico, a las prendas que portan las mujeres o a la vida personal de éstas; incluso hay roces y tocamientos innecesarios, que se dan con mucha frecuencia, tanta que se tienden a normalizar.

La vestimenta es otro punto importante, pues el género femenino tiene expectativas de qué tipo de prendas usar para el trabajo, prohibiendo casualidades o ropa “inmoral” o “desafiante”. Desafiar esos acuerdos son una conquista que demuestra autoridad y preparación, características que, sin importar su atuendo, se le adjudican a un hombre.

Una diferencia reiterada es reflejada en el lenguaje”

En el mundo editorial, mencionó, existen prejuicios que podrían favorecer o entorpecer las tareas de las editoras; una favorecedora sería la percepción de delicadeza y atención al detalle, que “verifica” como “adecuadas” a las mujeres para puestos de esta índole, mientras que en la parte técnica se asume que una mujer es más ignorante en cuanto a cotizaciones; esta discriminación a su vez se presenta por parte de algunos autores, que asumen que un hombre editor sabe mejor que una editora.

Texere tiene un porcentaje mayor de autores que de autoras, que Judith lo atribuye a que las autoras son muy críticas consigo mismas y presentan inseguridades debido a la idea de que el mundo de las letras es para hombres, sin embargo, la editorial trabaja de la misma forma con todos sus autores, sin importar su género; también se lanza convocatorias con publicidad orientada a mujeres, para equilibrar la balanza y desde dentro estimular recibir más propuestas femeninas.

El equipo de trabajo de la casa editora está conformado, en su mayoría, por mujeres, lo cual inspira confianza y empatía a las autoras, facilitando el proceso de trabajo.

Sobre uno de los prejuicios de la literatura, donde se cree que se escribe diferente según el sexo, comentó que hay mujeres que se enfocan en temas del género, sin embargo, no existe un “estilo” femenino o masculino, lo cual se puede comprobar por las publicaciones académicas, donde las obras son dictaminadas por pares ciegos, es decir, que los académicos no saben quién la escribió, y siempre se asume que quien escribió es un hombre, “por lo menos en lo académico, es imposible para un dictaminador notar la diferencia”.

En cuanto al movimiento social que se está presenciando, argumentó que está logrando que la mujer se vea , y “ser vista es lo único que hace falta”, ser visibles para lograr respeto desde distintas esferas sociales, y los resultados ya se están viendo, resignificando también la percepción de los valores ante la población; “cuando esas cuestiones se dejen de asociar a un género, vamos a empezar a recibir obras de más valor y también vamos a aprender a leerla desde una postura más enriquecedora”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ