Legalización del cannabis, un tema pendiente de la 4T

Legalización del cannabis, un tema pendiente de la 4T

La Cuarta transformación tiene pendientes en su agenda política temas progresistas muy importantes, uno de ellos es la legalización de la marihuana, que, sin duda, es un tema polémico y muy debatible; durante ya algunos años ha sido un tabú entre los políticos y la sociedad; poco se ha querido abordar dicho tema, solo se hace por conveniencia, se ha vuelto incluso un tema puramente electorero. Algunos países de los más progresistas han apostado por la legalización de la marihuana, por eso, la legalización del cannabis es algo que se espera que resuelva la 4T a la brevedad. El día de ayer se aprobó en comisiones del senado el uso lúdico de la marihuana y se aumentó el gramaje permitido que cada persona puede portar ¿se estará haciendo lo correcto?

El tema de la legalización del cannabis se puede analizar desde muchos puntos de vista según nuestra ideología, religión, costumbres etc., pero para hablar de la legalización de la marihuana, desde un punto de vista realista tenemos que ubicarnos en la problemática de nuestro México; toda persona que le quiera entrar al debate de la marihuana sin perjuicios y sin tabúes debe entender 2 aspectos importantes que hay en torno al tema del cannabis en nuestro país y que son: las adicciones y la delincuencia organizada. Estos dos aspectos son los principales que deben valorar el legislador a la hora de opinar o de tomar una decisión en torno a la legalización de la marihuana ¿usted cree que las políticas prohibitivas han funcionado para terminar con la delincuencia y las adicciones?

En casi todo el mundo la venta y el consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias “legales”, están prohibidos para los menores de edad y, aun así, el alcoholismo y el tabaquismo son problemas que la mayoría de las veces comienzan desde la adolescencia, es decir, que el consumidor empezó a adquirir de manera ilegal su vicio. Esto nos da cuenta de que el hecho de que un producto se encuentre en la ilegalidad o esté prohibido no quiere decir que existe la garantía de que éste no se consuma y no genere adicción. Lo mismo ocurre con la marihuana, a pesar de que es ilegal, es muy fácil conseguirla, incluso es más barata que otras sustancias como el tabaco y el alcohol; el consumidor responsable o adicto se encargará de conseguir su dosis sea como sea; por lo tanto, si se quiere atacar el problema de las adicciones, se debe trabajar con el consumidor, no con la sustancia. Si se tratara de prohibir algo, para terminar con la adicción, se tendría que prohibir entonces el alcohol, el tabaco, el refresco, las personas, el trabajo, en fin, todo aquello que genera una adicción o una dependencia.

Entonces si dentro del debate de la legalización de la marihuana se esgrimen argumentos cuyo eje son las adicciones, hay que decir que la prohibición no es el camino que nos llevará a terminar con el consumo irresponsable y con las adicciones a ciertas sustancias. Las adicciones se atacan desde los valores familiares, desde la educación en casa y escuela; las adicciones se combaten dándole a la sociedad opciones de esparcimiento; poco se hace con prohibir sustancias.

En cuanto a la delincuencia organizada, este aspecto si está completamente ligado a la licitud o ilicitud de la marihuana, debido que la comercialización de esta y otras drogas es lo que representa fuertes ingresos para los carteles de la droga. Si bien sabemos que la venta de droga no ya no es la única actividad que realiza la delincuencia organizada, si es una actividad que les deja millonarias ganancias. Por eso los grupos delictivos de pelean las rutas de trasiego y las ”plazas” donde vender la droga; eso es lo que todos estos años ha generado la violencia y la inseguridad.

Al haber legalización del cannabis se les arrebata a los carteles un fuerte ingreso, que no solo significaría perdidas económicas, sino que afectaría directamente en el número que de personas que integran sus filas y por ende se verían reducido en número. Además, disminuiría considerablemente los enfrentamientos entre grupos delincuenciales, cambiaría de dinámica el negocio de la marihuana.

Es necesario decir que la legalización de la marihuana como antídoto contra los carteles de la droga solo sería una parte de toda la estrategia, pues con ello se estaría contribuyendo al debilitamiento de sus finanzas y su estructura. Sin duda, la legalización de la marihuana en nuestro país no solo implica que en los textos normativos se permita explícitamente el uso de la sustancia; legislar sobre la legalización del cannabis significa tener también un plan elaborado contra las adicciones, y una estrategia integral y eficiente contra la delincuencia organizada.

Aunque solo se aprobó en comisiones del Senado de la República, lo cual significa que todavía no es derecho vigente, es de celebrarse que se avance en el tema de la legalización de la marihuana; son millones de pesos que dejarían de recibir los carteles de la droga. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ