La derrota de Germán Larrea y Grupo México en Zacatecas

La derrota de Germán Larrea y Grupo México en Zacatecas

Germán Larrea y su Grupo México, son quienes realmente manejan al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Exploración, Explotación y Beneficio de Minas de la R.M., un sindicato blanco de gran tradición servicial a la patronal de Monterrey. Ahora también se inclina al oligarca y su poderoso grupo (minería y ferrocarriles internacionales, etc.)

Antes, Larrea manejó a la CROC del PRI en el mismo conflicto, del 30 de agosto de 2012 a 2013, pero al perder ésta el recuento de votos el 12 de noviembre de 2012 con el Sindicato Minero, Larrea desechó a la CROC y la sustituyó por el sindicato blanco actual, que también fue derrotado el 31 de enero de 2020, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación notificó la resolución que negó el recurso de revisión al sindicato patronal disfrazado de obrero.

Estos dos hechos ocurren en medio de la heroica huelga de San Martín, Sombrerete, que inició el 30 de julio de 2007, debido a la falta de seguridad en la mina, a que la empresa desconoce la dirección sindical y no entregar las cuotas sindicales, quedando acreditado ente la autoridad en el procedimiento de la huelga.

La falta de seguridad en San Martín y en la minas de Grupo México era y es particularmente grave, el 19 de febrero de 2006 había ocurrido la tragedia de Pasta de Conchos con 65 muertos por fallas de seguridad, cuya responsabilidad del patrón la señala el artículo 123, fracciones XIV y XV de la Constitución. El 6 de agosto de 2014 la Mina de Cananea derrama 40 mil metros cúbicos de tóxicos en los ríos Sonora y Bacanuchi y en 2019 la misma empresa derrama tóxicos en Guaymas, además de los muertos en Charcas y otras minas.

De 2007 al 2012 transcurrió la huelga minera de Sombrerete con acciones de la empresa en contra: dos veces pidió la inexistencia de la huelga y dos veces la Junta Federal se lo concedió, pero dos veces pierden la empresa y la Junta ante los amparos del Sindicato Minero. Desesperado e impotente Larrea ante la resistencia y firmeza de los mineros y su líder Napoleón Gómez Urrutia en lucha por sus derechos, Larrea abusa de la impunidad que le otorga el gobierno del PAN y Calderón, con 300 golpeadores de la CROC con violencia rompen la huelga y toman las instalaciones de la mina el 30 de agosto de 2012.

El mismo día, la CROC demanda la titularidad del contrato colectivo de trabajo (CCT) ante la Junta, a la que no solo le da trámite en plena huelga, sino también decide ignorar la violencia contra la huelga. En los últimos días del gobierno de Calderón -inclinado ante Larrea-, asegura el triunfo múltiple del oligarca: acabar con la huelga, ganar el CCT y desaparecer al Sindicato Minero y su líder. Pues la Junta aceptó un padrón ilegal inflado por la empresa, con empleados de confianza.

Ya que todo estaba en contra de la huelga, incluidas las policías ¡Oh sorpresa! Triunfan los mineros y su líder por su resistencia, tenacidad y unidad: temprano rechazan la provocación de violencia de la CROC, luego convencen a los de confianza no asistir a votar y obligan a las autoridades a contar bien los votos, al final del recuento exigen que en voz alta la autoridad diera el resultado: a favor de los mineros el 12 de noviembre de 2012. Fue un homenaje de su dignidad.

El poder económico de Larrea y el apoyo de los gobiernos, lo animan a seguir. Obligan a la Suprema Corte de Justicia de la Nación a reconocer en septiembre de 2012, que la imputabilidad de la huelga no sea un derecho exclusivo de los obreros, sino también de los patrones. Ya entonces, Larrea había impuesto a su abogado Fernando Gómez Mont como secretario de gobernación, al débil Calderón. Completando el equipo PRIAN con García Luna, Medina Mora, Lozano y otras perlas.

Con el apoyo, ahora de Peña, la autoridad da entrada a otra demanda de titularidad del CCT, con un padrón notoriamente inflado e ilegal, con mineros liquidados ante autoridades, los “reviven” con acciones sucias y bajas aún para los neoliberales, ponen el aparato del Estado al servicio de Germán Larrea y sus caprichos. El 14 de agosto de 2013 debuta el Sindicato blanco al frente de la demanda de titularidad, con un padrón de más de 200 mineros “extras”, aceptados por la Junta Federal.

El 28 de febrero de 2018 triunfa el recuento fraudulento de Germán Larrea, con tres cordones de policías en la plaza central de Sombrerete y los medios rindieron loas al sindicato patronal. Pese a la vigencia de la huelga y a las pruebas del Sindicato Minero acreditando el fraude, la presidenta Eugenia Navarrete de la Junta Federal emitió su laudo a favor de la empresa, el 2 de abril de 2019. Como la huelga no pudo ser combatida legalmente, se acudió a romperla con recuentos ilegales e improcedentes

Ante lo cual, el Sindicato Minero opuso un amparo en el Juzgado, que se ganó el 31de mayo de 2019 no solo contra el recuento fraudulento sino también a favor de la huelga. Cuya resolución fue combatida con un recurso de revisión del sindicato patronal de Germán Larrea que acaban por perder, ante la brillante resolución del Presidente de la Suprema Corte, el Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Quien además se ha distinguido por combatir la corrupción en el poder judicial.

La mina tomada por la empresa desde 2012, con la complicidad de los gobiernos anteriores y, ahora en 2019 y 2020, con el apoyo de la Junta Federal, muestra que el principal tribunal de trabajo en la nación, sigue sin cambio alguno, sin combatir las prácticas de corrupción y la falta de apego a las normas legales en sus actuaciones.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ