■ México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto No entienden lo que no entienden, ¡Que no hay dinero que alcance!

■ México Lindo y Podrido…  y Zacatecas otro tanto No entienden lo que no entienden, ¡Que no hay dinero que alcance!

Con dedicatoria navideña al INE, IZAI, Instituto en contra de Corrupción, y otros organismos descentralizados supuestamente autónomos.

Hace un par de semanas escribimos un poco sobre lo mismo pero refiriéndonos a la UAZ que padece el mal crónico de la falta de recursos y donde el rector se ha convertido en un gestor, o mejor tendríamos que decir un limosnero ante las instituciones que los reparten, tanto a nivel estatal como federal, cada vez con más pobres resultados.

La gran mayoría de quienes trabajan en esa institución parecen no entender lo que no entienden, es decir que simple y sencillamente vivimos otros tiempos, y no digamos tiempos de las vacas flacas, porque en los últimos 35 años no ha habido vacas gordas, o perdón sí que los hubo, en la docena trágica en la que el país fue presidido por los panistas Fox y Calderón, donde hubo ingresos multimillonarios por los elevados precios del petróleo – cuando nuestro país aún tenía ese recurso – y que fueron dar a los bolsillos de la clase política como se ha demostrado la víspera como los dos mil millones de pesos que fueron desviados de la Secretaria de Gobernación a una empresa de García Luna. Pero claro, Calderón no se daba cuenta de nada, o al menos de eso nos quiere convencer, y tal vez sea cierto el que haya pasado su sexenio alcoholizado y adormilado.

Pero fuera de esos tiempos nuestro país sobre todo en la era neoliberal ha vivido tiempos de las vacas flacas, aunque sobre todo en el último sexenio, el de la corrupción sin precedentes del NUEVO PRI de Peña Nieto donde vivimos sin grandes apuros pero por que vivimos de prestado, y esto lo tendrían que entender bien sobre todos aquellos acostumbrados a sueldos y prestaciones que están muy por arriba de lo que gana por ejemplo un médico especialista con carrera y otros tantos años de post grado en el IMSS o en el ISSSTE trabajando mucho más que esta clase de parásitos que exigen y como gritan pero que su sueldo en muchas ocasiones lo desquitan un poco como floreros o prácticamente de adorno sin grandes resultados de los que puedan presumir ante la sociedad que les paga por prácticamente no hacer nada o muy poco demasiado poco.

Comentamos en aquella colaboración a la que hago antes referencia que a la hora de gritar y exigir como si realmente lo merecieran, los trabajadores universitarios no entienden los tiempos en que vivimos que son los de una cuarta transformación que pretende en la medida de lo posible NO ENDEUDARSE, y que ha decidido dedicar la mayor parte de los magros recursos que obtiene de la recaudación fiscal, a las clases más necesitadas, a los jóvenes, a los discapacitados, a los adultos mayores, todos ellos que solo han recibido las migajas mientras que otros se sirven con la cuchara grande con sueldos enormes y múltiples prestaciones que no están dispuestos a ceder entendiendo – insisto – que los tiempos que vivimos son otros.

Allá ellos, pueden voltearse de cabeza y protestar todo lo que quieran sin entender lo que no entienden o no quieren entender. Pero ya la sociedad los mira por el momento con recelo, pero cada vez entendiendo mejor lo improcedente de sus exigencias y la necesidad de que cedan en su salario y sus prestaciones en favor de la mayoría de los mexicanos sobre todo de aquellos que menos tienen.

No está por demás insistir que en mis tiempos no hace más de una década un profesor de 10 horas clase, ocupado dos horas al día ganaba alrededor de 3 mil quinientos pesos mientras que alguien con solo una hora más ante las aulas, aunque tuviera otras de “investigación” (puras mentiras) ganaba 10 veces más, por arriba de 35 mil pesos más múltiples prestaciones.

Yo solo espero que el gobierno de la 4T no les haga mucho caso, que hagan todas las huelgas que quieran, nuestro país tiene que iniciar los trabajos de universidades más austeras y con mejores resultados comparativamente peso por peso de lo que se invierta en ellas, por que las actuales donde la corrupción ha sido la regla, desde mi particular punto de vista no tienen mucho remedio que digamos, a menos que algún liderazgo – que los hay – pensante inicie una campaña para tratar de vivir con los recursos que el estado les aporta recortando necesariamente sueldos y prestaciones.

En cuanto a los llamados Organismos desconcentrados y aparentemente autónomos, el problema es más pior, como diría el paisano, y claro estamos hablando del INE, del IZAI y del órgano estatal anticorrupción con fiscal, consejo ciudadano etc.

Cuando a estos señores se les habla de recortes, rápidamente ponen el grito en el cielo, Están poniendo en peligro la democracia diría el INE con Rivera Delgadillo a la cabeza, Con estos recortes las plataformas de transparencia – ¿Cuáles? – pueden dejar de funcionar (¿es que algún día han funcionado?) diría la gente que manipula Julieta del Rio, o Con estos recortes los resultados serán raquíticos diría la Fiscalía Anticorrupción, como si hubiéramos visto algún resultado en este rubro fuera de llamaradas de petate en contra de funcionarios menores, por el amor de Dios, algo de dignidad y respeto a la ciudadanía.

Porque de lo que todos podemos estar seguros es que los funcionarios de las cúpulas de estos organismos ganan todos ellos más que el Presidente, y no están – como no está nadie de los trabajadores con sueldos enormes – dispuestos a reducir sus sueldos que además producen que los de medio nivel como los consejeros ciudadanos, colocados por sus familiares, compadres o novios, ganen cantidades por arriba de los 50 mil pesos sin hacer prácticamente nada.

Insisto, si alguien realmente tuviera el mínimo amor por México, se pondría las pilas y se adaptaría a los nuevos tiempos y a los recortes que se realizan desde arriba. Pongo solo un ejemplo, ¿Realmente necesitan estos señores – cuyo trabajo es muchas veces insisto de floreros o de adorno – sueldos por arriba de los 100 mil pesos? Cuando el salario mínimo con todo y los incrementos está por debajo de los 4 mil pesos mensuales. No me olvido como uno de los ataques frontales a López Obrador antes de ser presidente era el preguntarse de que vivía a lo que el respondía que tenía un sueldo de 50 mil pesos por parte del MOVIMIENTO de REGENERACION NACIONAL, y que con otros 50 mil que gana su esposa en la UNAM tenían ellos dos y su familia para vivir holgadamente.

Ojalá algún día entiendan todos ellos que el sueldo tendría que ser proporcional al trabajo realizado y acorde a las circunstancias del país, lo veo difícil, porque no entienden lo que no entienden. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ