Primer año, sin distribución de ingreso y sin crecimiento económico

Primer año, sin distribución de ingreso y sin crecimiento económico

El Presidente del país el 1 de diciembre, en el acto de conmemoración al primer año de gobierno, reconoció que “no ha habido un crecimiento económico como es deseable” aseguró que su “gobierno mantiene finanzas sanas y…existe una mejor distribución de la riqueza”. Señaló que “el crecimiento público no se queda en pocas manos, sin que llega a la mayoría de la gente”. Señaló “que para fortalecer el mercado interno se implementó una política de recuperación salarial (aumentó 16%) y una estrategia de generación de empleos productivos”. Sin embargo, el incremento salarial, como los programas Sembrado Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro, y Construcción de Camino, no contrarrestaron el desempleo generado por los recortes presupuestales y las altas tasas de interés predominantes, que han contraído la demanda, por lo que no hubo fortalecimiento del mercado interno, ni de la actividad económica.

El impulso a la economía popular, con apoyos a ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios y estableciendo precios de garantía y otorgando créditos por medio de Tandas para el Bienestar a pequeños comerciantes y artesanos, se ha reflejado en el crecimiento del sector agrícola este año, pero sin recuperar la autosuficiencia alimentaria y sin contrarrestar la tendencia recesiva de la economía nacional. Por su parte, la producción y el empleo en el sector manufacturero han caído, evidenciando que la política predominante no le ha favorecido.

El presidente dijo que “durante el tiempo que llevamos en el gobierno, el peso se ha fortalecido 4% con relación al dólar y la bolsa de valores se ha apreciado en 2 %”, es decir, pasa a festinar lo que favorece al sector financiero, pues éste gana cuando se aprecia la moneda que controla, y con la valorización de sus acciones en la bolsa, a costa de que la política económica que les favorece, actúa en contra del crecimiento económico y la generación de empleo y de ahí la recesión que enfrenta la economía.

El presidente señaló que no se han privatizado bienes públicos. Ello se contradice con el Programa Nacional de Infraestructura del Sector Privado anunciado en días pasados donde le abre grandes espacios de inversión al sector privado en carreteras, en puertos, aeropuertos y trenes, donde en el pasado (antes del neoliberalismo), eran sectores exclusivos del gobierno federal, y el problema es que el gobierno actual continúa como sus antesesores, abriendo espacios de inversión en infraestructura al sector privado, donde la ciudadanía tiene que pagar para transitar de una ciudad a otra, o para usar el segundo piso en la CDMX, evidenciando que continúa la privatización de la economía y con la creciente desigualdad del ingreso que ello ocasiona. Y de ahí que el Sr. Carlos Slim señala que en éste año se han sentado “las bases para generar confianza a las inversiones” y por ello aplaude las finanzas sanas, las cuales reducen el tamaño y participación del gobierno en la economía, y le abre espacios de inversión a la cúpula empresarial, la cual pasa a invertir donde el gobierno deja de hacerlo.

El gobierno ha optado por cubrir con los compromisos financieros, y de ahí que trabaja con superávit fiscal para cubrir con tales obligaciones, a costa de restringir el gasto e inversión pública y la actividad económica. A ello se suma el hecho que no incrementa impuestos al gran capital, ni recurre a deuda para potenciar su gasto para contrarrestar la desaceleración de la actividad económica, lo que nos ha llevado a la recesión económica.

En su discurso el presidente dijo que “el gobierno está aplicando una nueva economía productiva para apoyar el mercado popular, además de fomentar la participación de iniciativa privada y la inversión extranjera”. Sin embargo, dicha política no está impulsando la actividad económica, ni el empleo. La inversión privada y extranjera se dará sobre todo en infraestructura, donde el gobierno deja de invertir, por lo que no hay incremento de capacidad productiva, solo es un cambio patrimonial. Lo que era de la nación, ahora es del sector privado nacional y extranjero. La inversión privada no está efectuándose en el sector productivo que permita sustituir importaciones o aumentar el valor agregado nacional de las exportaciones manufactureras, por lo que no se vislumbra que la economía pueda crecer en el 2020, y menos al proseguir el superávit fiscal y las altas tasas de interés. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ