Zacatecas no cuenta aún con una declaratoria de Zona de Monumentos Históricos: Icomos

Zacatecas no cuenta aún con una declaratoria de Zona de Monumentos Históricos: Icomos
Desde hace 25 años la capital ostenta el nombramiento como Patrimonio Mundial ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ Importante, actualizar la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Históricas y Artísticas implementada en 1972, la cual es hoy obsoleta: Saúl Alcántara

 

Luego de 25 años de ostentar el nombramiento de Patrimonio Mundial, Zacatecas no cuenta aún con una declaratoria de Zona de Monumentos Históricos, lamentó Saúl Alcántara Onofre, presidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) en México, quien opinó además que se debería continuar promoviendo las declaratorias porque en este caso Zacatecas lo merece.

Ante nuevas actividades, cambio climático y ofertas turísticas, Icomos, la asociación civil no gubernamental ligada a la Unesco y encargada de la protección, valoración y conservación de los monumentos históricos y sitios de interés cultural, tiene muchos retos y situaciones que afrentar, y uno de ellos, consideró Onofre, que es necesario e importante que se actualice la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Históricas y Artísticas implementada en 1972, la cual es hoy obsoleta.

Para el especialista es importante la actualización porque los entes que tutelan el patrimonio tanto histórico como artístico no tienen injerencia en el uso de suelo, lo que es fundamental, dijo. Porque ahora ya no hay arquitectura mayor y menor, si no que toda la arquitectura vernácula, los monumentos pequeños, son los que conforman las ciudades, por lo que titular de Icomos refirió también que a la ley federal le faltaría igualmente agregar la tutela del parcelario urbano.

Otra de las situaciones que preocupan es con lo referente al patrimonio natural, pues en un Centro Histórico éste no está tutelado, algo que Alcántara Onofre consideró como fundamental, pues un árbol antiguo debe ser sujeto a derecho de patrimonio y su espacio donde esté, ya sea un jardín, plazas o camellones deben ser considerados monumentos, por lo que refirió que esta es otra deuda que se tiene.

Para el también catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) existe también otra deuda hacia el patrimonio que son los planes de manejo, los que dijo deben ver no solamente el edificio sino todo el paisaje, el cual debe ser tutelado porque además contienen todo el patrimonio tangible e intangible, ya que en los espacios públicos es donde se genera aunque es efímero, por lo que es importante para hacer grandes planes de conservación y restauración, se tengan igualmente buenos planes de manejo.

De acuerdo con Onofre sería indispensable que en la actualización de la Ley Federal de Monumentos se comience a tener sintonía con las leyes estatales y municipales, algo que consideró también como fundamental porque ahora con la situación del cambio climático el patrimonio también corre peligro, pues la lluvia cada vez es más ácida y eso creará un deterioro en las superficies pétreas de los edificios.

Por tal motivo reiteró que se debe continuar con la práctica de declaratorias de zonas de monumentos históricos y artísticos, aunque advirtió que declararlos no quiere decir que los centros históricos se deben momificar, sino por el contrario, repoblarlos y dinamizarlos. “No queremos que la ciudad sea un museo, la ciudad es dinámica, vive día a día y lo que hace la diferencia, además de tener un patrimonio mundial, es su espacio público, que es donde se puede medir la calidad de vida de una ciudad”.

Y es que uno de los problemas de entender las ciudades como museo ha sido la masificación del turismo que llega a ser contraproducente, por lo que recalcó que con un buen plan de manejo se puede diversificar la actividad turística y llevar a los visitantes de uno a otro lado de las ciudades.

Por otra parte, un gran reto al que se enfrenta el patrimonio y los edificios y monumentos históricos es el evolucionar para el llamado turismo inclusivo o accesible, es decir, para que las personas con alguna discapacidad puedan disfrutar de ese patrimonio.

En ese sentido, Onofre consideró que el edificio se debe actualizar a toda actividad contemporánea, sin embargo el proyecto o arquitecto que intervenga debe tener la misma calidad de quien ejecutó el edificio y conocerlo a profundidad: tener un estudio filológico e iconográfico. En la intervención, advirtió, no deben participar diletantes o gente que no tenga idea de lo que es el patrimonio y la historia, y por el contrario quiera dejar su huella, que sí debe estar presente más no debe notarse. Pero, concluyó, los edificios tienen que actualizarse sino van a morir.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ