■ Miscelánea: ¿Tan grande es el odio? ¿O la maldad?

■ Miscelánea: ¿Tan grande es el odio? ¿O la maldad?

“El primer ataque habría sido a las 9:40 horas en una zona de terracería; ahí fueron asesinados una mujer y cuatro menores”. La jornada (7 nov.19).
“El segundo ataque habría sido hacia las 11 de la mañana, 18 kilómetros más adelante. Ahí fallece la conductora y dos menores, pero en la tercera camioneta matan a la mujer y los menores son hallados vivos en las cercanías”. La Jornada.
La referencia es precisamente a la información que sacudió la conciencia nacional, respecto del ataque perpetrado en contra de la familia LeBarón, en un camino de terracería entre los límites de Chihuahua y Sonora.
Las hipótesis del ataque se elevaron al rango público: “El ataque a la comunidad LeBarón pudo estar vinculado a una reacción del grupo delincuencial La Línea, con el fin de repeler a sus enemigos de Sonora, Los Salazar, con quienes disputan territorio”, según dicho del general Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). Jornada. 7 nov.19.
En “Polígamos en nombre de Dios”, artículo de Lydia Cacho, pudiera derivar otra línea de investigación que conlleva a asuntos religiosos fundamentalistas. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (JSUD) se vería investigada al atender a esta posibilidad.
El trasiego de drogas y armas que clandestinamente circulan por ese camino de terracería que va desde la finca de las familias LeBarón, hasta llegar a los Estados Unidos pasando por Sonora, no puede soslayarse.
La misma hipótesis de una confusión- que yo en lo particular no comparto- no puede quedar excluida.
¿Y LA POLICÍA CIENTÍFICA?
Corresponde únicamente a la Fiscalía de Sonora, en aplicación del principio de territorialidad, la investigación de los hechos en que murieron acribillados adultos y niños. “El lugar rige el acto”. O sea que es competente la autoridad del lugar donde se comete el delito, señala el principio de territorialidad para determinar la competencia jurisdiccional.
Es en asuntos de la dimensión como el que nos ocupa, donde nos lamentamos del olvido o hasta desprecio que en México se ha hecho de los instrumentos y elementos de investigación científica.
Con la entrada en vigor del Sistema de Justicia Penal llamado adversarial, que no es más que una copia del Sistema norteamericano, las procuradurías, llamadas pomposamente fiscalías para ir de la mano con los Estados Unidos, han perdido la brújula en lo que tiene que ver con investigaciones.
No tenemos policía de investigación y los servicios periciales han sido desatendidos en las procuradurías… perdón fiscalías, por aquello del procedimiento abreviado que bajo el requisito de la confesión y el dinero de por medio para reparación del daño, evita pasar por la investigación en otro tiempo indispensable.
¿QUÉ HACER?
Ante un crimen de la dimensión que sacrifica a los más inocentes: los niños, es de obligada responsabilidad moral y legal que sea esclarecido y castigados los culpables. Hoy la crítica a nuestro sistema de justicia y al abandono de los instrumentos de investigación, pasa a segundo término.
Si la fiscalía de Sonora carece de instrumentos y elementos del nivel que se requiere acorde al tamaño del crimen, deberá solicitar la colaboración de la Fiscalía General de la República, quien a su vez puede pedir la colaboración del FBI, órgano de investigación de los Estados Unidos y de los servicios criminológicos y criminalísticos de la Policía Francesa.
La colaboración del FBI, se torna de elemental lógica, atendiendo a que la familia LeBarón goza de la doble nacionalidad: la mexicana y la norteamericana.
La intervención de los órganos de investigación mencionados no resulta violatoria de la soberanía de México, por tratarse de asuntos de cientificidad y colaboración judicial. En cambio la intervención de militares tal como lo ofrece Trump, sería el peor error que pudieran cometer autoridades mexicanas. Y no serían la solución para el esclarecimiento de los hechos por no ser de su capacidad y competencia.
Este abominable hecho, debe despertar la conciencia de las autoridades de procuración y administración de justicia, para el fortalecimiento de servicios periciales en todas y cada una de las procuradurías…perdón fiscalías, incluyendo a la General de la República.
Mención especial debe ser la creación de la Universidad o escuela de formación de la policía de investigación o policía ministerial. Hoy el policía ministerial, cuyo único requisito es haber cursado la enseñanza preparatoria, es elemento improvisado.
La carrera de policía de investigación se constituye hoy en día en una necesidad ineludible: bien formada, bien atendida y bien pagada.
¡CUÁNTA FALTA NOS HACE QUIROZ CUARÓN! El maestro de la investigación criminológica. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ