“No hemos tenido mesa de diálogo con la minera Peñasquito”: ejidatarios de Cedros

“No hemos tenido mesa de diálogo con la minera Peñasquito”: ejidatarios de Cedros
Instalaciones de la mina Peñasquito, en Mazapil ■ foto: la jornada zacatecas

■ Transportistas y campesinos no descartan realizar otro bloqueo si no hay negociaciones

■ Afirman que la Secretaría de Gobernación tomó una postura favorable para la empresa

■ Señalan que los esfuerzos por parte del gobernador, del secretario general de Gobierno y el presidente municipal de Mazapil “no hacen eco en Bucareli”

 

“No hemos tenido mesa de diálogo con la empresa”, así expresaron en conferencia de prensa afectados por la minera Peñasquito en Mazapil.

“Cabe la posibilidad de un bloqueo”, y depende que la empresa cumpla los acuerdos con las comunidades, pues la compañía, en sus comunicados, ha pedido garantías para la ejecución de sus labores. Sin embargo, los ejidatarios y transportistas sostienen que, si continúan sin empleo, no están en posición de dar esa certeza para no bloquear la mina en el futuro.

Los representantes de transportistas y ejidatarios sostuvieron que la Secretaría de Gobernación tomó una postura favorable para la empresa. Pidieron que se instaure la mesa de diálogo y que de ese ejercicio se firmen acuerdos con las comunidades, en especial con la comunidad de Cedros.

El contingente afirmó también que sí han tenido comunicación con el secretario general de Gobierno, Jehú Salas, y la administración estatal está coadyuvando para que se realice la mesa de diálogo. No obstante, también han demostrado indiferencia con las comunidades.

Los tres objetivos en los que rondan las demandas de los ejidatarios y transportistas son: empleos, que se asuman los daños y desabasto en el agua de pozos y manantiales, así como una mesa de diálogo para llegar acuerdos respecto a los dos puntos anteriores.

La postura del movimiento, y la razón por la que se han desarrollado los paros, es que la mina a separado y segregado a la comunidad, no les da empleos, no se responsabiliza de las afectaciones de salud y ecológicas.

No están en contra de que la mina trabaje, pero sí están exigiendo condiciones de desarrollo y progreso reales para el territorio, así como resarcimiento de daño ambiental y de salud pública.

Ramón Gallego, de la comunidad de Cedros, expresó que los esfuerzo por parte del gobernador Alejandro Tello, del secretario general de Gobierno y el presidente municipal de Mazapil “no hacen eco en Bucareli, las personas que le menciono han acudido personalmente a la zona afectada, constatando las afectaciones que en ella hay, y que realmente son ciertas las afectaciones”.

Javier de la Paz, ejidatario de Cedros, asintió que además de lo anterior, no hay cabida para contratar a la gente de la comunidad en la plantilla de trabajo de la mina Peñasquito, además de que el ejido nunca ha entrado en negociaciones sindicales. Y subrayó que si no hay diálogo se volverá a parar la mina.

Otras de las peticiones que hizo el grupo proveniente de Mazapil versaron en cese de la criminalización del movimiento, que además informaron de los importantes daños en la salud de los habitantes de la zona aledaña a la mina, así como falta de agua para consumo humano.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ