La industria disemina violencia y la normaliza: Marco Lara Klahr

La industria disemina violencia y la normaliza: Marco Lara Klahr
Marco Lara Klahr, periodista y dos veces reconocido con el Premio Nacional de periodismo ■ foto: andrés sánchez

■ Opina que los procesos de dominación funcionan con un componente discursivo, el que domina lo disemina y el dominado lo reproduce

■ Puntualiza que las industrias culturales reproducen violencia simbólica, y en este ejercicio normalizan, legitiman o invisibilizan violencias

 

En el marco del Congreso Internacional de la Prevención de la Violencia y Cultura de Paz participó Marco Lara Klahr, periodista y dos veces reconocido con el Premio Nacional de periodismo.
Desde la propuesta del conferencista, la industria disemina violencia y la normaliza. Y comenzó hablando de la industria cultural y la democracia.

Dijo que en esta sociedad capitalista las relaciones sociales son asimétricas, es decir, relaciones entre dominados y dominadores.

Sin embargo, los procesos de dominación funcionan con un componente discursivo, el que domina lo disemina y el dominado lo reproduce.

Así, por ejemplo, los mexicanos son huevones frijoleros, la sociedad lo reproduce: violencia simbólica. Esto legitima y normaliza las violencias.

Agregó que “los procesos de dominación funcionan con un componente discursivo muy poderoso, donde el dominador disemina una visión del dominado, y en el momento en el que el dominado o la dominada se apropian de esa visión ajena a sí mismos, se configura la violencia simbólica”.

E ilustró nuevamente, el problema con las mineras aquí en Zacatecas, el discurso ha criminalizado a los defensores del territorio, díganse indígenas o campesinos. Y esto se da a partir de los líderes, y actualmente tenemos líderes vociferantes.

Hay herramientas discursivas que ayudan a las voces dominantes a naturalizar las violencias y estamos en contacto con este tipo de ejercicios todos los días. Y siguió demostrando con noticias e informes que se consumen cotidianamente por la población:

“Ejército abate a sicario”, este es un mensaje de violencia simbólica, pues esconde el significado de la oración, “abatir es matar”, esconde o normaliza que el Ejército mató.

En este sentido, el expositor advirtió que las industrias culturales reproducen violencia simbólica, y en este ejercicio normalizan, legitiman o invisibilizan violencias, y adjuntó otros ejemplos: “La mató porque discutía, vean como invisibilizamos feminicidio; crimen pasional, invisibilizamos feminicidios. Detienen a hombre vestido de mujer, invisibilizamos diversidad”.

El experto en periodismo para la paz, sostuvo que este tipo de discursividad ha fincado una sociedad cada vez más insensible, pues “cada mañana nos levantamos con la noticia deseada, a ver cuál fue la atrocidad de la noche”.
Se reproducen, legitiman y normalizan las violencias, y cada mañana se espera la noticia deseada, la más atroz.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ