Inauguran exposición de las momias de Guanajuato en la Casa Municipal de Cultura de la capital

Inauguran exposición de las momias de Guanajuato en la Casa Municipal de Cultura de la capital
Las dos salas habilitadas estuvieron llenas ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ Las leyendas que han poblado la exhibición son muchas y muy variadas, pero todas coinciden en una cuestión: el amor y el desamor

 

La Casa Municipal de Cultura lucía una formación que se apreciaba hasta el exterior del edificio. Cosa rara, porque si no hay reunión ejidal o bodas al civil masivas, es raro que la gente se forme hasta afuera para ver una exposición de arte, pero en esta ocasión el motivo es que están de visita seis viajeras que aún después de la muerte no pueden descansar; las momias de Guanajuato.

Ayer arribaron a la ciudad en un camión de alto tonelaje. Las cajas de madera que las transportaban lucían cada una sus nombres o motes: Monserrat, Agrado, Lulú, Eduardo, Simón Lozano y Minero 1, han sido las seleccionadas para continuar con el trajín de la vida y en esta ocasión les tocó llegar a un lugar muy similar al de su origen, de callejones diminutos, pendientes traicioneras, vericuetos inverosímiles y rincones románticos…ah y también con muchos conservadores.

Como clientes distinguidos no se les preguntó cuánto dinero traían, si cargaban consigo lonche o cuántas noches se van quedar, no, al contrario se les presumió como “familiares” y un ícono de aquella ciudad cervantina, ¡qué triste! Pero hasta se cortó listón por su presencia y se regaló el clásico recorrido para que las conocieran.

Debido a que el evento inició con una hora de retraso, los niños de las primarias que fueron invitados tuvieron que ser recogidos por sus padres ahí, quienes aprovecharon también para dar una ojeada a la exposición de tan distinguidas huéspedes. Los pequeños primero veían con asombro los cuerpos momificados de los guanajuatenses, algunos hasta con cierta timidez se acercaban a la vitrina, pero el rostro les cambiaba cuando la mamá les decía que sonrieran para tomarles una foto con el celular.

De pronto las dos salas se llenaron también de estudiantes de preparatoria y licenciatura, de transeúntes curiosos que se formaron para ver de cerca lo que para muchos de ellos ha sido sólo un mito, porque esa es precisamente la palabra que gira en torno a figuras como estas.

Las leyendas que han poblado la exhibición de las momias de Guanajuato son muchas y muy variadas, pero todas coinciden en una cuestión: el amor y el desamor. Las que visitan Zacatecas, según la ficha técnica de la exposición, jamás la pasaron bien, por ejemplo Minero 1 renegaba de su oficio porque lo que le gustaba era cantar, cuidar ganado y una mujer ajena a su barrio con la quien se veía a escondidas y después de casarse con ella, enviudó. Y lo mismo pasó con los demás, pero en situaciones ligeramente diferentes; amor y desamor.

La antropología social se ha saciado hasta el hartazgo viendo cómo se relaciona el mexicano con la muerte, con quien ha establecido una relación tan estrecha que raya en la ternura. Es un tótem, han dicho. Y visitar la exposición de las momias de Guanajuato que estarían hospedadas por tres noches aquí en Zacatecas es darse cuenta de ello, además porque los guanajuatenses se han empeñado en hacernos creer las historias de drama y amor de esos pobres seres. Y la gente y los niños que las visitan las creen, pero sólo algunos sabemos verdaderamente que fueron luchadores y pelearon contra Santo, el enmascarado de plata allá por 1972.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ