Acuerda Tello solucionar el conflicto entre ejidatarios de Cedros y Peñasquito

Acuerda Tello solucionar el conflicto entre ejidatarios de Cedros y Peñasquito
Tello dialogó con el colectivo que tomó las instalaciones de la minera para ofrecerles su representación ante el Presidente de México ■ foto: la jornada zacatecas

■ Realizarán mesa de negociación con autoridades federales y representantes de la empresa

■ José Narro se deslindó de la toma de la minera; se quedará al margen de la nueva protesta

 

El gobernador Alejandro Tello acordó con ejidatarios de Cedros, en Mazapil, solucionar el conflicto existente con la mina Peñasquito, en una mesa de negociación, donde esté involucrada la Federación, así como representantes de la empresa transnacional.

Con el fin de encontrar una solución al problema entre más de 400 ejidatarios de Cedros y la mina Peñasquito, Alejandro Tello dialogó con el colectivo que tomó las instalaciones de la minera para ofrecerles su representación ante el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y solicitarle intervenga en el conflicto.

La propuesta consiste en abrir una mesa de negociación donde la Federación convoque a empresarios de Peñasquito, con poder de toma de decisión, y a los habitantes afectados por la actividad de la minera, con el propósito de resolver los conflictos existentes en la comunidad de Cedros.

Por lo anterior, el mandatario garantizó que agotará el diálogo hasta la última instancia para resolver la pugna, sin necesidad de recurrir al uso de la Policía Estatal.

Los puntos a resolver, explicó Rigoberto López, representante de los ejidatarios en conflicto, corresponden al desabasto de agua y empleo; en el primero de los casos, la comunidad dejó de disponer de agua potable a causa de las cantidades industriales que requiere la minera para cumplir con sus actividades, informó.

Esto, agregaron los manifestantes, ocasionó la pérdida de un manantial, del cual se abastecían las familias de Cedros para consumo humano, además de destinarlo a usos agropecuarios y recreativos.

Asimismo, indicaron que jóvenes con carreras técnicas relacionadas a la minería no son contratados por Peñasquito; mientras que un total de 140 transportistas no recibieron un contrato de empleo como proveedores, pese a que éste fue el pacto inicial para abrir operaciones hace más de 10 años.

Se agotará el diálogo hasta la última instancia sin recurrir al uso de la Policía Estatal

Las gestiones continuarán este martes en la Ciudad de México para programar una fecha de negociación, mientras que durante el transcurso de la semana, autoridades del Gabinete del gobernador Tello emprenderán una visita de campo en Cedros para conocer las afectaciones ocasionadas por la minera.

En la apertura de diálogo también asistieron el secretario General de Gobierno, Jehú Salas Dávila; el secretario de Economía, Carlos Bárcena Pous; además de los líderes del colectivo en protesta.

El senador José Narro se deslinda
El senador José Narro se deslindó de la toma de Peñasquito y aseguró que se quedará al margen del proceso de negociaciones tras esta nueva protesta.

Este mensaje lo dio, en voz del legislador, Francisco Carrillo, quien sostuvo que el senador “ha decidido separarse un poco respecto a lo que tiene que ver con el nuevo posicionamiento de los pobladores (…) y esperemos que los acuerdos se puedan construir con el estado y la Federación”.

Al ser cuestionado sobre quién está detrás de la nueva movilización, Carrillo sostuvo que “puede ser Felipe Pinedo”, ya que desde hace años ha trabajado con los ejidatarios y empresarios de transporte y el sábado acudió a la reunión en la que decidieron bloquear nuevamente la mina.

Comunicado de Narro
Siguiendo con las expresiones ofrecidas por el senador José Narro, a través de un comunicado dijo que “desde que empezó el conflicto entre la Minera Peñasquito y el Frente de Comunidades Afectadas por la Minería, junto con transportistas, fuimos solidarios con los compañeros de las comunidades afectadas por Peñasquito y con los transportistas cuando el Gobierno Federal y Estatal los dejaron a su suerte, porque estamos convencidos de que las minas a cielo abierto le han dejado un gran daño al medio ambiente por la acción depredadora y de devastación que está acabando con las pocas reservas de agua con que cuenta el acuífero de Cedros”.

Hoy ya han secado manantiales, las aguas superficiales y los pozos de agua de El Vergel, Cedros, Matamoros y otras 10 comunidades.

Por eso los ejidatarios, dueños legítimos de las tierras donde se asienta la mina, demandan atender urgentemente el problema del agua y la restauración del medio ambiente.

La mina de New Mont-Gold Corp prácticamente ha saqueado la región y exigimos que los habitantes de la zona sean beneficiarios de la gran riqueza minera a través del empleo, de un programa de Desarrollo Integral la región, lo cual es un compromiso que la empresa firmó con los ejidatarios cuando la mina llegó y empezaron los trabajos después de la exploración de 2008.

Por esto, la lucha que los ejidatarios han mantenido, es para que la minera cumpla con los compromisos firmados con los ejidatarios y los transportistas.

Cabe mencionar que lo transportistas que hoy reclaman sus derechos nacieron a propuesta de la propia mina, la cual propuso que con el pago que la empresa daba a los ejidatarios por los convenios de Ocupación Temporal, compraran camiones y que los contratarían para el movimiento de tierras.

Ahora, de los 180 transportistas que trabajaban en la mina, únicamente 50 mantienen su empleo, y que la mina sólo tiene en su plantilla de trabajadores de la región a 19 pero a nadie más.

En este sentido, cuando se instaló la mesa de negociación para solucionar el conflicto resultado de la falta de cumplimento de los acuerdos firmados entre los ejidatarios con Peñasquito, participamos en las primeras reuniones. Después de intervenir y lograr que se levantara la ocupación de la mina, vimos cómo la empresa minera, alargaba la negociación para dilatar el cumplimiento de los acuerdos y no resolvían.

Decidimos retirarnos para que fuera la compañía la que llevara la negociación.

Vimos cómo dejaban correr el tiempo, que los 60 días para resolver, pasaron y no cumplieron. Les pedí a los compañeros ejidatarios que mantuvieran la mesa y que tuvieran paciencia, pero la mina tomó eso como una debilidad y siguió “dando largas”, administrando el tiempo sin resolver prácticamente nada de los problemas estructurales que causan en la zona.

Los administradores de la mina pidieron a los ejidatarios hicieran una propuesta y nada han cumplido y como burla les ofrecieron construirles una cancha de futbol y una de béisbol.

Ante esto, los compañeros convocaron una reunión para el día de hoy, después de que ayer la empresa se comprometió a dar respuesta.

Aún con lo anterior, la empresa se atrevió a pedir 10 mil hectáreas más del ejido, 2 mil para empezar la explotación y 8 mil para exploración.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ