400: el número innumerable

400: el número innumerable
'Centzon totochtin', o “cuatrocientos conejos”.

La Gualdra 400

 

El 400, en el mundo prehispánico, era la cifra de la profusión, del exceso, y equivale a decir “incalculable”. Por eso los Centzon totochtin, o “cuatrocientos conejos”, son en realidad el conjunto de deidades de las bebidas embriagantes, numerosas, desinhibidas y huidizas cual roedores. Éstos representaban las distintas y contradictorias facetas o personalidades del borracho: alegre, eufórico, pendenciero, temeroso, melancólico, aletargado, envalentonado, taciturno…

La leyenda dice que los Centzon totochtin eran los hijos de la diosa Mayahuel, y que los amamantaba con sus 400 pechos rebosantes de pulque.

La adicción al pulque, la bebida embriagante que descubrieron los huastecos y se extendió por toda Mesoamérica con la expansión mexica, podía apagar el tonalli, la fuerza vital de cada individuo, pero su libación controlada servía para ponerse en contacto con las fuerzas sobrenaturales.

Por ello la embriaguez en el mundo prehispánico era un asunto ambiguo: el pulque era la principal bebida en los rituales de carácter religioso y político, y se supone que sólo estaba al alcance de los sacerdotes, pero la realidad es que también se consumía fuera de ese marco, a pesar de los castigos señalados en los códigos morales y legales.

Así pues, ¡brindemos a la salud del 400 de la abundancia!

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_400

 

 

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ