Cumplen 196 años las Morismas de Bracho; participaron 19 mil 500 cofrades en esta edición

Cumplen 196 años las Morismas de Bracho; participaron 19 mil 500 cofrades en esta edición
Miles de actores participan en la representación de la Batalla de Lepanto ■ foto: andrés sánchez

■ Desde hace décadas Salvador Ferreiro encarna a Argel Osman, mejor conocido como El Rey Moro

 

Cada año, el último domingo de agosto o el primer domingo de septiembre según sea el capricho del calendario, un hombre se prepara para ser decapitado. Su nombre durante cuatro días fue Argel y su apellido Osman, pero la memoria colectiva de un gran porcentaje de los zacatecanos le conoce mejor como El Rey Moro, uno de los personajes principales de La Morisma de Bracho que recrea, desde sus posibilidades, la épica Batalla de Lepanto en la que el ínclito Miguel de Cervantes Saavedra perdiera un brazo.

Vestido de verde olivo en combinación con un turbante perla, Argel Osman volvió a perder la batalla este domingo. Una estocada mortal a manos de Don Alonso de Guzmán y luego la decapitación terminaron con su vida y la oportunidad de que el islamismo se extendiera en la lomas de Bracho, al norte de la capital zacatecana.

Varias son las décadas que Salvador Ferreiro encarna a Argel Osman. Seguramente desde el lomo de su caballo ha visto desfilar generaciones enteras. ¿Cuántas personas lo habrán decapito? Es difícil saberlo, lo que es fácil de percibir es que don Salvador Ferreiro, alias “El Cañones” o El Rey Moro, es uno de los mejores intérpretes que tiene la fiesta; serio, responsable como actor, pero irónico y sarcástico como debe ser un rey pagano.

Son cuatro días de gloria para este zacatecano que el resto del año se dedica a ser un melancólico mariachi que afina su trompeta bajo la luz de las farolas en la plazuela del Vivac. Cuatro días en los que deja de lado las mismas notas para convertirse en un poderoso rey, cabeza de siete imperios y jefe de miles de soldados. Cuatro días en los que gira órdenes a miles de desconocidos que seguramente no lo escucharán debido al estruendoso ruido de la pólvora que disparan los rifles de madera hechos por los carpinteros de la ciudad.

“Hoy es el mero día” dicen entre el orgullo y el agotamiento quienes toman su participación como una manda a San Juan Bautista, el patrono de la celebración. Y es que el domingo que finaliza la fiesta, la jornada inicia a temprana hora de la mañana; primero la misa para la bendición de las tropas que se ven menguadas por aquellos que no sobrevivieron a la resaca; luego viene el largo desfile por las calles de la ciudad que se rinden ante el Rey y que se inundan de duvetina roja y del terciopelo color de la sangre; finalmente el regreso al campo de batalla donde se librarán las últimas y se impondrá el nombre de Jesús sobre el de Alá.

Después del desfile por la ciudad, Salvador Ferreiro se prepara para su último día como Rey Moro. Para morir decapitado. Como es costumbre, recita sus diálogos de memoria. Utiliza la entonación altanera del que se sabe poderoso. Cabalga a toda velocidad sobre su caballo sabiéndose dueño de la plaza. Y llora a grito tendido cuando sabe que la batalla está perdida.

Con la decapitación del Rey Moro culmina la centenaria tradición tan arraigada en un sector de los zacatecanos y que tiene su origen en las fiestas de moros contra cristianos. Minutos después de las 8 de la noche, ya cuando ha sido capturado, el hacha del batallón de los devastadores cercena de un tajo el cuello del pagano y el vuelo de una paloma de la paz anuncia el fin de la batalla y el infaltable arcoíris corona el día. El cristianismo ha vencido en la representación, pero la tradición también, pues continúa consolidándose generación tras generación y al año siguiente posiblemente crezca.

Más de 19 mil 500 cofrades participaron este año en la tradicional Morisma de Bracho, que este 2019 cumplió 196 años de existencia. La coordinación entre gobiernos estatal y municipal, así como el Hermanamiento de Cofradías de San Juan Bautista y la Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos Santas Justa y Rufina de Orihuela, España lograron que se llevara a cabo con éxito.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ