Miscelánea Ética e ideología

Miscelánea Ética e ideología

El Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), tiene potencial para conservar por décadas el poder político en México. Su mayoría histórica obtenida en la última elección presidencial así lo hace ver, sólo que para lograrlo y conservar tanto su votación histórica como la preferencia ciudadana, los militantes deben regir su conducta política sobre la base de la ética y la ideología de izquierda que conduce al estado de bienestar.

“Las ideologías, al definir la organización social, señalar el papel del Estado, establecer las relaciones de producción y de propiedad, fijar los límites de la autoridad pública y los linderos de la libertad personal, no pueden dejar de tener una ética.” Enciclopedia de la Política. Rodrigo Borja.

“El divorcio entre la ética y la política ha causado mucho daño a las sociedades. Si hay una acción humana que, por su trascendencia social, debe estar sometida a la ética, esa es la política. Todas las acciones humanas deben estarlo, pero con mayor razón la de conducir los destinos de los pueblos”. Op. Cit.

Al respecto dice Jorge Adán Hernández López en “La Jornada” del 22 de agosto pasado: “El viejo régimen que fue derrotado (sólo en votos) el 1 de julio del 2018, normalizaba que quien participara en la política tenía derecho a sacar provecho personal; por lo tanto, quien obtuviera un cargo público, se podía hacer rico prácticamente de la noche a la mañana; era muy común ver a la política como un boleto de lotería. Por tales motivos, nuestras instituciones se llenaron de ambiciosos y no de idealistas…”

Y es cierto, tanto que mucho de nuestra juventud quedó “vacunada” en contra de la política. Los jóvenes son idealistas en general. Su pensamiento limpio de intereses mezquinos los conduce a la generosidad y a la alteza de miras. Hay excepciones desde luego.

La juventud no se afilia a los partidos al considerarlos deleznables, como tampoco acepta la disposición del líder partidista que guíe sus pasos dentro del partido y menos que lo condicione para que pueda acceder a alguna candidatura y ahí está el problema:

Morena debe, no sólo conservar su alto porcentaje de aceptación, debe crecer y para ello el joven partido debe garantizar su ideario político de izquierda, el respeto a la militancia y a los derechos del militante, así como la participación como candidato en los procesos electorales, sin mayor requisito que su afiliación, sus méritos como militante y su ideología de izquierda. Desde luego su honestidad mostrada y demostrada.

El viejo régimen fue corrupto y corruptor: las frases gastadas por el cinismo se impusieron hasta llevar a la clase política a la mayor degradación y la corrupción a los niveles inimaginables en que nuestro país se encuentra. “Nadie aguanta un cañonazo de 50 mil pesos”, “un político pobre es un pobre político”, “La moral es un árbol que da moras”, “Me vendes tu tierra o se la compro a tu viuda”, “el que no tranza no avanza”, hasta el despropósito de gobernar: “ni los veo ni los oigo” o aquel cargado de pereza “¿Y yo por qué?” y la complicidad delictuosa: “No te preocupes Rosario”.

Cada sexenio creaba uno o dos nuevos ricos y, sin embargo el que ocupó más de treinta años, el salinista, llamado ahora neoliberal, se dio el lujo de crear toda una clase política de nuevos ricos, al nivel de contar entre sus miembros a quien se ha considerado en varias ocasiones como el hombre más rico del mundo. Claro: todo con el despojo a los bienes públicos y la venta de paraestatales.

Zacatecas no fue la excepción. Aquí, a partir del año dos mil se fue creando toda una clase política de nuevos ricos. En nuestro estado lo eran y muy renombrados los ganaderos, los concesionarios de minas, algunos comerciantes y pocos casa-tenientes.

Hoy tenemos una clase social de nuevos ricos que han desplazado a aquellos de los años cincuenta. Han adquirido los ranchos ganaderos de aquellos y las viejas casonas del centro histórico. Han establecido los más grandes comercios, sólo superados por las transnacionales y se han hecho de las más grandes constructoras. Una de ellas con crecimiento desmesurado al adquirir los activos de un instituto de vivienda descentralizado del estado que se dedicaba a la edificación de casas de interés social.

Viene la renovación de la dirigencia del Partido Morena en el Comité Nacional y en el Comité Estatal. Es de desear que la renovación lleve a la conducción por militantes con ideología de izquierda probada y comprobada, de honestidad invariable y con claridad tal que lleve al partido a cumplir su rol dentro de la estructura jurídica y política: la conducción ideológica y ética del gobierno y la designación de candidaturas a partir de capacidades y militancia.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ