El Baticine o el cine Permanencia Voluntaria

El Baticine o el cine Permanencia Voluntaria

La Gualdra 397 / Cine / Desayuno en Tiffany’s, mon ku

 

Existe en el pueblo de Tepoztlán, Morelos, un cine peculiar: es un cine con capacidad para 22 espectadores; el cine está dentro de dos bodegas industriales, en una de las plantas bajas están la dulcería y la taquilla, y en la otra la sala con un pequeño cuarto de fondo que sirve de almacén de latas de película y algunos rollos sueltos. En el segundo piso a manera de mezzanine que comunica las dos bodegas un archivo con mesas de trabajo y pizarra de programación semanal; afuera, en el estacionamiento con vistas hacía los maravillosos cerros del Tepozteco, está la pequeña terraza con sombra y algunos cuantos muchos mosquitos (sobre todo en las tardes).

Se trata del Baticine o el Cine Permanencia Voluntaria propiedad de la directora, editora, escritora y productora Viviana García Besné quien trabaja en sociedad con la también directora, escritora y productora Elisa Miller. El cine es pues, cine con dulcería, bar y archivo cinematográfico.

De su primera característica tiene la peculiaridad de ser un centro de difusión de cineastas y encuentros. Cada semana hay al menos un encuentro con algún cineasta que presenta su documental, su cortometraje o su ficción. Incluso ha participado el director Tim Burton, porque siendo fan del cine de luchadores, se enteró que en ese sitio se resguarda el archivo de algunas de las películas de El Santo, el Enmascarado de Plata. También puede haber encuentro con escritores; hace poco más de un año vino el investigador David Wood para presentar El espectador pensante. El cine de Jorge Sanjinés y el Grupo Ukamau (UNAM, 2018).

De su segunda función, la de archivo y centro de investigación, Baticine tiene el resguardo de la Productora Cinematográfica Calderón, de la Filmadora Éxito y Producciones Calderón. Los Calderón (Guillermo, José Luis y Pedro) fueron productores de cine mexicano desde la época de oro hasta la década de los 1990. Ellos crearon, por ponerlo de una forma simple, el cine de cabaret, el de luchadores y el de ficheras en México. Entonces, el archivo resguarda algunos de los documentos de la productora.

 

La mujer murciélago

Viviana García Besné siente un especial aprecio por la película realizada por René Cardona en 1968, La mujer murciélago. Su admiración y respeto por la figura de la heroína interpretada por la actriz Maura Monti la llevó a ponerle el nombre de Baticine a su cine. Pero no se quedó sólo en el nombre, sino que actualmente está trabajando en la restauración de la cinta.

La mujer murciélago apareció en México en un momento en que el cine recuperaba héroes capaces de derrotar a cualquier ser que amenazara al mundo. Los james bonds, el Batman, el Superman, el Avispón Verde, y por supuesto El Santo -a veces con Blue Demon- fueron algunos de los personajes que en series y largometrajes luchaban con armas súper sofisticadas para salvarnos de los malvados cerebros ambiciosos de poder.

De entre ellos -¿se ha notado que todos son hombres?- sólo una mujer fue protagonista. Fue la Mujer Murciélago-la batichica, y curiosamente fue mexicana; no decimos que es una idea original, pero sí que tuvo un éxito notable y que su feminidad se unió a su fuerza, a su habilidad de luchadora e inteligencia para derrotar al mal.

La cinta fue uno de los proyectos más ambiciosos de los Calderón, tanto por su producción como por su intento de exportación de cine mexicano. Películas de este tipo son las que en el Archivo Permanencia Voluntaria se pueden encontrar.

La investigación en El Baticine

Actualmente, el archivo está siendo objeto de trabajos para su rescate y digitalización. La Universidad de Guadalajara ha financiado la adquisición de algunos equipos informáticos para esta tarea rescatista.

Algunos investigadores extranjeros se han preocupado por resguardarlo y comenzar proyectos de investigación que retomen este acervo para la historia cultural de México, la historia del cine latinoamericano y trasnacional.

Específicamente se trabaja como objeto de estudio el cine popular hispanoamericano basado en tres planteamientos: en primer lugar, los modelos populares definidos en oposición al cine de autor o a los parámetros estéticos de la alta cultura; en segundo lugar, el cine referido directamente a la cultura popular, obrera, campesina y urbana. Por último, por su dispositivo y producción, al cine de explotación, a los seriales o a los géneros de serie B.

Quien esto escribe junto con unos cuantos colegas más, entre ellos Colin Gunckel de la Universidad de Michigan, nos hemos puesto a colaborar con García Besné y tenemos la esperanza para que películas como La pulquería aparezcan en los discursos de la cultura mexicana, sí industrial y sí con defectos, pero al final de cuentas, testimonios de los procesos históricos.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_397

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ